Ciudades inclusivas para los trabajadores pobres urbanos: reconocimiento y apoyo a los trabajadores en el sector informal

Data de publicació:
05/2019
Autor:
Marty Chen, Asesora sénior y co-fundadora, WIEGO Network; Profesora de Políticas Públicas, Universidad de Harvard
Descàrrega

Cerca de la mitad (y, en el Sur Global, más de la mitad) de los trabajadores de las zonas urbanas de todo el mundo están empleados en el sector informal de la economía. Todos los indicios sugieren un aumento del empleo informal, que se relaciona de distintas formas con la denominada «economía por encargo» (gig economy), la transformación de empleos formales en informales, el desplazamiento de trabajadores a causa de la automatización y la robótica o los problemas persistentes del desempleo y el subempleo. La mayor parte de los trabajadores urbanos en el sector no estructurado, en particular, la mayoría cuentapropista, sigue siendo pobre. Ello se debe, en gran medida, a que las políticas y prácticas excluyentes de las ciudades les dificultan salir de la pobreza. Para que las ciudades sean más equitativas y reduzcan la pobreza, deberán ser más inclusivas respecto a los trabajadores en el sector informal, y proteger y mejorar sus medios de subsistencia. Ello requiere reducir las políticas y prácticas negativas de las ciudades respecto a los trabajadores urbanos en el sector no estructurado de la economía (que se basan en la estigmatización, y cuyas consecuencias son la imposición de sanciones e incluso la imputación de cargos penales) y aumentar las políticas y prácticas positivas respecto a los trabajadores urbanos en el sector no estructurado (que se basan en su reconocimiento jurídico y materializan en el acceso a los servicios públicos, al espacio público y a la adjudicación de contratos públicos, además de representación en la elaboración participativa de las políticas de ámbito local y en los procedimientos de formulación de normativas). Afortunadamente, cada vez más ciudades en todo el mundo están introduciendo esperanzadoras políticas y programas de apoyo a los trabajadores urbanos en la economía informal, resultado, en gran medida, de la reivindicación conjunta por parte de las organizaciones de trabajadores del sector informal y de sus aliados en la sociedad civil, el ámbito académico, juristas profesionales, los organismos de desarrollo y las administraciones públicas.