Ammán, ciudad de acogida de migrantes y refugiados

Data de publicació:
12/2019
Autor:
Haleemah Alamoush, directora de Planificación y Desarrollo del Sector de Desarrollo Comunitario, Zona Metropolitana de Ammán (GAM)
Descàrrega

Ammán es la capital de Jordania y su ciudad más poblada, además de centro económico, político y cultural del país. Jordania está situada en el centro de la región de Oriente Medio, y se ha caracterizado históricamente por ser un lugar de migración, al ser zona de paso de migrantes de toda la región. Ello se debe en gran medida a su estabilidad y seguridad, de las que se han aprovechado no solo el propio pueblo jordano, sino todos aquellos que han buscado refugiarse allí, huyendo de otros países de la región.
Desde que existe como Estado, Jordania ha recibido tres principales flujos de refugiados. De los refugiados palestinos registrados en la región por el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (UNRWA, en sus siglas en inglés), el 42% vive en Jordania. Los 450.000 refugiados que llegaron en 1948, a los que siguieron 240.000 en 1967, se encuentran actualmente dispersos en varias ciudades del país y en los 13 campos de refugiados oficiales que atiende el UNRWA. La población de refugiados iraquíes, que tuvieron que marcharse de sus hogares a causa de los conflictos económicos y políticos que atravesaban el país desde principios de la década de los noventa, varió entre 500.000 en 2008 y 54.586 una vez cesaron las guerras civiles. Muchos de ellos fueron devueltos a Irak en 2010. Según los registros de ayuda humanitaria del ACNUR, en Jordania había 61.405 iraquíes en febrero de 2017.