Brasil Elecciones 2010

Fecha de publicación:
09/2010

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 31 de octubre de 2010 no han deparado grandes sorpresas. El triunfo claro de la candidata del PTDilma Rousseff apadrinada por el actual presidente Inacio Lula da Silva con un 56 % de los votos es rotundo. El opositor José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que contó con el apoyo de predecesor de Lula, Fernando Henrique Cardoso, obtuvo un 43,9% del electorado, confirmando lo que las encuestas adelantaban. No logro atraer a la mayoría del 19,3% de los votantes que apoyó a Marina Silva del Partido Verde en la primera vuelta, quien decidió no pronunciarse a favor de ninguno de los dos candidatos. Con su decisiva apuesta por la elección de la primera mujer para desempeñar la presidencia de Brasil, Lula pone broche final a una década en la que ha dejado una gran impronta por su liderazgo nacional, regional e internacional. Su sucesora hereda a partes iguales los éxitos alcanzados durante el gobierno Lula y los enormes retos por delante para un país en el que la reducción de la pobreza y de las diferencias regionales marca la configuración del mapa político.

Las elecciones del 3 de noviembre de los 513 diputados y 54 senadores dieron mayoría a la amplia coalición oficialista, pero la elección de los gobernadores de 26 estados y el Distrito Federal presenta un mapa político muy plural que, en buena parte, coincide con el diferente apoyo que han tenido los candidatos presidenciales en los diversos Estados en función de las fuertes diferencias económicas y sociales del país. Lo mismo ocurre en el caso de las elecciones estatales a gobernador; Tras la segunda vuelta, la posición del PSDB ha salido reforzada al mantener 10 Estados frente a los 16 que quedan en manos de la coalición oficialista. La particularidad es que esos 10 estados representan a más de un 47% de la población del país y comprenden algunas de las regiones más dinámicas como Sao Paulo, Minas Gerais y Paraná. Del lado oficialista, el PT ha conseguido vencer en 5 Estados, incluyendo el influyente Distrito Federal de Brasilia, Río Grande do Sul y Bahía (PT). Su principal aliado, el centrista Partido del Movimiento Democrático de Brasilia (PMDB), consiguió 4 gobernadores más, entre ellos Río de Janeiro. Pero sobre todo destaca la victoria en seis estados del Partido Socialista Brasileño, hasta hace poco un partido minoritario. Para la futura presidente la tarea de conciliar las diferentes visiones al interior de la coalición intergubernamental y la relación con los barones regionales será una prueba para su capacidad de liderazgo.

Además de la gran repercusión nacional de estos comicios que marcaran el post-lulismo, la correlación de fuerzas surgida de las urnas también tendrá consecuencias de alcance regional. Tras el creciente protagonismo adoptado por Lula en la proyección exterior y el impulso del liderazgo regional de Brasil en los últimos años, se abren grandes incógnitas sobre la continuidad y los cambios en las políticas de su sucesora en el cargo. Este dossier, junto al objetivo de informar sobre la campaña de los principales candidatos presidenciales y los resultados de las demás elecciones, quiere ofrecer una ventana para contextualizar el proceso electoral, proporcionar una visión plural y acercar a la realidad política y social de Brasil. Por ello, junto a información actualizada, se recogen documentos de análisis y opinión e información de referencia sobre el país.

Autores: Anna Ayuso, Francesc Bayo, Roberto Ortiz

Última actualitzación: 16 de diciembre de 2010

Contenido de la publicación