De Lula a Dilma: Dos líderes para un Brasil en transformación

Fecha de publicación:
02/2011

La llegada a la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva en 2002, con el apoyo de las clases populares brasileñas y las fuerzas progresistas, desencadenó tensiones por los recelos que suscitaba entre sectores financieros e industriales dentro y fuera del país. En sus dos legislaturas, Lula consiguió la fórmula para hermanar dos objetivos que parecen contrapuestos: por una parte, mantuvo políticas públicas que atendían las grandes carencias sociales en materia de reducción de la pobreza y la desigualdad. Por otra, impulsó el crecimiento económico y la generación de empleo para garantizar una estabilidad financiera a prueba de crisis.

En el plano internacional, Lula puso fin a la tradicional introspección del gigante regional. Brasil lideró una renovación del mapa de la integración regional latinoamericana y la habilidad negociadora de Lula ha sido un factor de estabilidad en momentos de crisis. Su capacidad para crear alianzas con líderes de diferente signo político fue decisiva en el surgimiento de nuevos foros de concertación, prevención y solución de conflictos como UNASUR y el Consejo Suramericano de Defensa.

Además, Brasil se convirtió en un actor global con voz propia en los principales foros internacionales y en un referente en los debates sobre temas como la reforma de Naciones Unidas y de la arquitectura financiera internacional, las negociaciones comerciales en la abortada Ronda de Doha, o la lucha contra el cambio climático. Esta política exterior de alto perfil llevó a Lula, no sin polémica, a tejer una red de alianzas con países antes lejanos como los BRIC o el IBSA, Oriente Medio y Asia Central, e Irán.

El triunfo de Dilma Rousseff en la segunda vuelta del 31 de octubre de 2010 puso fin a la década de Lula. Ahora, la líder del Partido de los Trabajadores hereda a partes iguales los éxitos alcanzados por Lula y los enormes retos que quedan por delante para un país en el que la reducción de la pobreza y de las diferencias regionales marca la configuración del mapa político.

Este dossier propone un compendio de contenidos actualizados sobre el legado de Lula y las perspectivas sociopolíticas y económicas para el mandato de Rousseff. Este material respaldará las reflexiones emanadas del seminario “El Brasil después de Lula. Éxitos y desafíos en la reducción de la pobreza y el liderazgo regional”, que se celebrará los días 3 y 4 de febrero en el CIDOB.

Los ponentes analizarán el alcance de las transformaciones logradas por Lula y valorarán los factores de continuidad y cambio con el pasado que representa Rousseff, para mejorar el conocimiento que tiene España de la realidad brasileña y fortalecer la política exterior española y europea con miras a la asociación estratégica bilateral y regional.

Han colaborado en la realización de este dossier: Anna Ayuso, Francesc Bayoy Valentina Oropeza

Última actualitzación:19 de julio de 2011

Contenido de la publicación