El desierto del Sáhara: la otra frontera

Fecha de publicación:
03/2019
Autor:
Oriol Puig, investigador, Grupo de Estudios de las Sociedades Africanas (GESA)
Descarga

Desde la Cumbre de la Valletta de 2015, la Unión Europea (UE) concentra gran parte de sus esfuerzos en política exterior en contener flujos migratorios de África Subsahariana hacia Europa. A través del pago millonario a países del Norte de África – como Marruecos y Libia– y del Sahel –Níger, Malí y Burkina Faso–, la UE ha aumentado su presencia militar en la región y ha condicionado su ayuda al desarrollo al compromiso de los estados a frenar las migraciones. Esta externalización de fronteras para controlar y retener los movimientos de personas se produce en una zona históricamente de tránsito, cruce importante de gentes, ideas y culturas (Boesen y Marfaing, 2007). ¿Qué poblaciones habitan la región? ¿Qué importancia tiene el tráfico en su forma de vida? ¿Cómo les afectan estas políticas de contención? Este artículo pretende analizar la creación de muros invisibles en pleno desierto del Sahara, lo que supone la «otra frontera» europea más allá del Mediterráneo y la Frontera Sur, el cementerio al aire libre más grande del mundo. El trabajo busca examinar las consecuencias de la edificación de la Fortaleza Europa para las poblaciones del Sahel, enfatizando su papel agente y sus estrategias de adaptación a nuevos contextos, lejos de visiones meramente securitarias.