Mykola Azarov

© Comunidades Europeas (2004)

© Comunidades Europeas (2004)

Actualización: 22 abril 2019

Ucrania

Primer ministro (2010-2014)

  • Mykola Yanovych Azarov (nacido Nikolai Yanovich Pajlo)
  • Mandato: 11 marzo 2010 - 28 enero 2014
  • Nacimiento: Kaluga, Federación Rusa, 17 diciembre 1947
  • Partido político: Partido de las Regiones (PR)
  • Profesión: Geólogo
Descarga

Presentación

En marzo de 2010 la Rada o Parlamento de Ucrania ha investido primer ministro a Mykola Azarov, jefe del primer partido del país, el de las Regiones, y principal lugarteniente del nuevo presidente de la República, Viktor Yanukovych, en cuyos gobiernos (2002-2005 y 2006-2007) sirvió como viceprimer ministro y ministro de Finanzas. Un ruso étnico nacido en Rusia que habla con dificultad el ucraniano y que, como Yanukovych, representa a la Ucrania oriental refractaria a la inserción del país en la esfera euro-atlántica, Azarov ofrece un perfil tecnocrático conservador para intentar conciliar, de manera harto complicada, la austeridad fiscal que demanda el FMI y las promesas sociales del presidente, en una etapa de recesión económica y penurias financieras de niveles catastróficos. La instalación del tándem Yanukovych-Azarov, habida cuenta de sus excelentes relaciones con Moscú, debería también preservar de conflictos el tránsito de gas ruso con destino a Europa.

(Texto actualizado hasta marzo 2010)

Biografía

1. Hombre de confianza de Viktor Yanukovych
2. Primer ministro de Ucrania en una coyuntura de calamidad económica


1. Hombre de confianza de Viktor Yanukovych

Tras titularse como geólogo y geofísico en 1971 por la Universidad Estatal de Moscú Lomonosov, se puso a trabajar en el complejo carbonero Tulaugol, en el óblast ruso de Tula. En 1976 fue destinado a las inmediaciones de Moscú, donde encabezó un laboratorio en el Instituto de Investigación del Carbón, y en 1984 fijó su residencia definitiva en la ciudad ucraniana oriental de Donetsk. Allí ejerció durante once años, sin que le afectaran la desintegración de la URSS y la conversión de Ucrania en 1991 en una república no socialista e independiente, de subdirector y luego director del Instituto Estatal de Investigación y Diseño de Geología, Geomecánica y Minería

Su vínculo con la política representativa arrancó con las elecciones legislativas de marzo de 1994, cuando ganó en la Rada o Parlamento el escaño por el distrito Petrovskiy de Donetsk. Fue uno de los cuatro diputados obtenidos por el Partido Laborista de Ucrania (TPU), pequeña agrupación que lideraba Valentyn Landyk, antiguo patrón industrial en Donetsk y ahora viceprimer ministro del Gobierno del presidente Leonid Kravchuk. En esta legislatura, entre 1995 y 1997, Azarov presidió el Comité Presupuestario de la Cámara. El 1 de octubre de 1996 el entonces presidente de la República, Leonid Kuchma, le nombró director de la Administración Tributaria del Estado.

Aunque su perfil era más tecnocrático que político, Azarov, un rusohablante tan acusado que rara vez se le oía expresarse en ucraniano, fue la persona escogida para presidir el Partido de las Regiones (PR), fuerza surgida el 3 de abril de 2001 de la convergencia de cinco agrupaciones más o menos próximas al Ejecutivo de Kuchma, entre las que se encontraba el TPU, y concebida para sostener en las instituciones políticas de Kíev los intereses y reclamaciones de los oblasts del oriente ucraniano, ampliamente rusófono y prorruso. El principal muñidor del PR era el gobernador de Donetsk y rostro descollante del poderoso lobby político-industrial local, Viktor Yanukovych.

El geólogo pasó a ser desde este momento un dócil colaborador de Yanukovych, quien albergaba ambiciones de poder en Kíev. En mayo de 2001, tras participar el PR en la moción de censura que descabalgó al reformista liberal Viktor Yushchenko de la jefatura del Gobierno, Kuchma incluyó a Azarov en una lista de cinco posibles candidatos a primer ministro para presentar a la Rada, pero el presidente, luego de consultar a los partidos parlamentarios, se decantó por Anatoliy Kinaj, jefe de la Unión de Industriales y Empresarios. Los regionalistas votaron a favor de Kinaj en la Rada y más tarde, en diciembre, Yanukovych instigó la sustitución de Azarov como presidente del partido por Volodymyr Semynozhenko, viceprimer ministro con Kinaj. Al parecer, el gobernador quería reservar al alto funcionario fiscal para el Gobierno que tenía pensado formar si ganaba, coaligado con otras cuatro formaciones, las elecciones legislativas del 31 de marzo de 2002, como así fue.

El 16 de noviembre de 2002 Kuchma nombró primer ministro a Yanukovych y cinco días más tarde éste, a su vez, nombró primer viceprimer ministro y ministro de Finanzas a Azarov. El ex presidente del PR declinó la candidatura a primer ministro que en su nombre presentó el grupo parlamentario Opción Europea.

En los dos años largos que fungió como el número dos del primer Gobierno Yanukovych, Azarov ejecutó una política económica orientada al gasto social y generadora de déficit, aunque dentro de una cierta contención. La misma se vio facilitada por el fortísimo crecimiento registrado por el PIB en este período (las tasas fueron del 9% en 2003 y el 12% en 2004), que compensó en parte el catastrófico derrumbe sufrido en los primeros años de la independencia, y por el excepcional nivel de reservas del Banco Nacional, bonanza que tenía su origen en el tirón de las exportaciones industriales, en especial las del acero. En el orden partidista, el V Congreso del PR, celebrado en abril de 2003, elevó a Azarov al frente del Consejo Político del partido, a la vez que Yanukovych, cuyo liderazgo de facto nadie cuestionaba, fue elegido para presidir la formación en lugar de Semynozhenko.

Entre el 7 y el 28 de diciembre de 2004 Azarov hizo las funciones de primer ministro, liberadas temporalmente por Yanukovych, candidato presidencial del oficialismo, para librar la campaña de la ronda electoral arrancada por la gran protesta nacional opositora, la Revolución Naranja, con la invalidación por el Tribunal Supremo de la segunda vuelta del 21 de noviembre, que según la Comisión Electoral Central (CEC) había perdido Yushchenko pero que resultó estar cuajada de irregularidades fraudulentas.

El 26 de diciembre Yanukovych fue derrotado en las urnas por Yushchenko y dos días después reasumió las funciones de primer ministro, pero el último día del año se vio forzado a dimitir en asunción de una moción de censura parlamentaria perdida a primeros de mes. El 5 de enero de 2005 Kuchma aceptó la renuncia de Yanukovych y Azarov volvió a ejercer de primer ministro en funciones, hasta el 24 de enero, día en que Yushchenko, recién inaugurado en la Presidencia, nombró primera ministra en funciones a su aliada política y colíder de la Revolución Naranja, Yuliya Tymoshenko. Azarov siguió siendo provisionalmente el primer viceprimer ministro y el ministro de Finanzas hasta el 4 de febrero, día en que la Rada dio luz verde a la instalación del Gabinete Tymoshenko y Yushchenko nombró a Kinaj para el primer puesto y a Viktor Pynzenyk para el segundo.


2. Primer ministro de Ucrania en una coyuntura de calamidad económica

Las fortunas políticas de Yanukovych eran las de su fiel subordinado, que en sus nueve años como responsable tributario del Estado y financiero del Gobierno se había ganado una fama de capitoste extremadamente rusófilo, así como autoritario y opaco en su proceder, con métodos que recordaban a los soviéticos, aunque por otro lado nada amigo de los modos populistas. La prematura ruptura de la coalición naranja en septiembre de 2005, cuando Yushchenko despidió a Tymoshenko y nombró en su lugar a Yuriy Yejanurov, preludió la victoria del PR en las elecciones a la Rada del 26 de marzo de 2006 con una mayoría simple de 186 escaños, uno de los cuales fue para Azarov. Respaldado por comunistas, socialistas y, paradójicamente, yushchenkistas, Yanukovych fue investido por la Rada el 4 de agosto y al día siguiente alineó el nuevo Gobierno, al que Azarov regresó como primer viceprimer ministro y ministro de Finanzas.

La total falta de entendimiento entre el primer ministro prorruso y el presidente prooccidental en torno al ingreso en la OTAN y su recio forcejeo institucional por las respectivas cuotas de poder e influencia en el Gobierno y la Rada desembocaron en un acuerdo de elecciones anticipadas; celebradas éstas el 30 de septiembre de 2007, el PR volvió a ganar, pero su mayoría fue insuficiente para contrarrestar la renacida coalición de los bloques de Yushchenko y Tymoshenko, quien formó gobierno el 18 de diciembre. En la víspera de la mudanza, la misión del FMI en Kíev elogió la gestión de Azarov, bastante ortodoxa en cuanto a la sostenibilidad fiscal, que había prestado la máxima atención a la moderación del déficit y la deuda públicos. Sin embargo, la expansión de la demanda interna y las facilidades crediticias, que habían permitido superar el frenazo económico de 2005 (el PIB crecía ahora por encima del 7% anual), estaban generando tensiones inflacionarias.

Yanukovych encomendó a Azarov la dirección de su campaña para las elecciones presidenciales del 17 de enero de 2010, en las que el líder regionalista se batía contra Yushchenko, que aspiraba a la reelección con nulas posibilidades, y Tymoshenko, su verdadera adversaria, a su vez enfrentada con el mandatario titular y otrora aliado. Yanukovych se puso en cabeza en la primera vuelta y en la segunda, disputada el 7 de febrero, venció finalmente a Tymoshenko, quien se resistió a reconocer su derrota y durante unos días sostuvo una impugnación ante los tribunales. El 25 de febrero Yanukovych prestó juramento como presidente de Ucrania para los próximos cinco años y el 4 de marzo, tras ser defenestrada en una moción de censura sacada adelante en la Rada con el voto conjunto del PR, el KPU y los bloques de Yushchenko y Volodymyr Lytvyn, Tymoshenko hubo de entregar sus funciones al primer viceprimer ministro, Oleksandr Turchynov.

Desde el primer momento, Azarov, convertido el 3 de marzo en el presidente del PR por cesión de Yanukovych, sonó como el favorito para encabezar el nuevo Gobierno. Ya el 21 de febrero, aún como presidente electo, Yanukovych presentó al Bloque de Lytvyn y el KPU, futuros integrantes del ejecutivo de coalición tripartito, una terna de posibles primeros ministros en la que estaban Azarov y dos candidatos derrotados en las presidenciales (habían quedado tercero y cuarto, respectivamente), el laborista Serhiy Tihipko y el independiente Arseniy Yatsenyuk. Se trataban de dos figuras reputadas con una amplia experiencia ministerial, legislativa y funcionarial, pero si el primero mantenía unas buenas relaciones con Yanukovych y se ubicaba en el Bloque de Lytvyn, el segundo procedía del entorno de Yushchenko. Sin embargo, Yanukovych apostaba por Azarov, y su candidatura fue la aceptada por los partidos socios. El 11 de marzo, nada más constituirse la nueva mayoría oficialista, que reunía 235 diputados sobre 450, la Rada nombró e invistió a Azarov con 242 votos con un quórum de 343 diputados.

Azarov y Yanukovych se aseguraron de que el PR dominara ampliamente el hipertrofiado Gabinete, de 28 miembros, la gran mayoría de los cuales eran viejos conocidos de la política y la empresa con un pie en Kíev y el otro en Donetsk; varios de ellos, de hecho, repetían posiciones ocupadas en los anteriores gobiernos de Yanukovych. Los regionalistas se quedaron con cinco de los siete puestos de viceprimer ministro, empezando por el de primer viceprimer ministro, ido a Andriy Klyuyev. No pertenecían al partido los viceprimeros ministros Volodymyr Semynozhenko (formalmente independiente, tras su presidencia del PR en 2001-2003) y el laborista Tihipko, con jurisdicción sobre el área de Economía y señalado como el único ministro verdaderamente liberal del equipo entrante. Los ministerios de fuerza fueron entregados a dos profesionales de las armas, el almirante retirado Myjaylo Yezhel, el de Defensa, y el general de la Policía Anatoliy Mohylyov, el del Interior.

La sensible cartera de Exteriores, cuyo titular tendría que aplicar la nueva política exterior "pragmática", "neutral" y "equilibrada" entre Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos (y que descartaba el ingreso del país en la OTAN) preconizada por Yanukovych, fue para a un diplomático de carrera, Kostyantyn Gryshchenko, cuya reciente trayectoria como embajador en Moscú debía ayudar a superar los bajones experimentados por las relaciones ruso-ucranianas durante la presidencia de Yushchenko.

La disputa intermitente (ahora mismo estaba desactivada) por los precios del gas ruso era el principal motivo de fricción bilateral, si bien el nuevo ejecutivo quería zanjarla con un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Asegurar el suministro para el consumo propio y el tránsito de exportación al occidente europeo del gas ruso resultaba más crucial que nunca porque Ucrania se encontraba sumida en una crisis económica y financiera de vastas proporciones. El déficit presupuestario alcanzaba el 12% y el endeudamiento del Estado estaba fuera de control. En febrero de 2010 el Ministerio de Finanzas cuantificó el total del montante de deuda, interna y externa, en los 300.000 millones de hryvnias, al cambio 28.000 millones de euros, equivalente al 32,9% del PIB; pero transcurrido un mes, el nuevo Gobierno elevó la cantidad al 93,5% de los 912.000 millones de hryvnias del PIB ucraniano. 2009 había cerrado con una contracción del PIB, arrastrado por el derrumbe de la actividad industrial, del 15% y una inflación del 16%. Y el paro se había triplicado en tan solo un año, situándose en diciembre en el 9%.

Azarov, quien colocó a uno de sus protegidos, Fedir Yaroshenko, en el Ministerio de Finanzas, comunicó que su tarea más urgente era adoptar unos presupuestos "realistas" para 2010, cerrando un bloqueo legislativo que se remontaba a octubre, cuando la Rada, con el rechazo de Tymoshenko, aprobó una ley que vinculaba las subidas de las pensiones y los salarios a la inflación. Esta normativa socialmente orientada había provocado que el FMI suspendiera la liberación del cuarto tramo, por valor de 3.800 millones de dólares, de su préstamo de 16.400 millones concedido en noviembre de 2008 para prevenir la suspensión de pagos. Con calculada ambigüedad, el primer ministro daba a entender que haría lo necesario para reanudar la asistencia financiera del FMI. Pero acatar el programa de austeridad negociado con el organismo multilateral, que requería reducir el déficit al 4%, chocaba con las promesas sociales y de bajadas de impuestos formuladas por Yanukovych en su campaña presidencial.

El primer ministro de Ucrania, cuyo apellido familiar de cuna era Pajlo, tomó el apellido Azarov tras casarse con su actual esposa, Liudmyla Azarova.

(Cobertura informativa hasta 12/03/2010)