Gediminas Kirkilas

© Comunidades Europeas (2008)

© Comunidades Europeas (2008)

Actualización: 29 septiembre 2017

Lituania

Primer ministro (2006-2008)

  • Mandato: 4 julio 2006 - 9 diciembre 2008
  • Nacimiento: Vilnius, condado de Vilnius, 30 agosto 1951
  • Partido político: Partido Socialdemócrata (LSDP)
  • Profesión: Restaurador artístico y funcionario de partido
Descarga

Presentación

Lituania estrenó el 4 de julio de 2006 el undécimo primer ministro titular y el decimocuarto Gobierno desde la independencia de la URSS en 1990, registros que reflejan el carácter fluido y muchas veces inestable del sistema de partidos de esta democracia parlamentaria. Vicepresidente del Partido Socialdemócrata (LSDP) y hasta ahora ministro de Defensa, Gediminas Kirkilas es un antiguo burócrata comunista cuya carrera política se ha desarrollado bajo el patrocinio del dimitido Algirdas Brazauskas, a quien sustituye en un Gobierno de coalición rehecho con nuevos socios. Político moderado capaz de atraer apoyos en el arco ideológico del centroderecha, espera dejar al país listo para entrar en la Eurozona poco después de terminar la actual legislatura en 2008.

(Texto actualizado hasta julio 2006)

Biografía

1. Funcionario comunista reconvertido en socialdemócrata
2. Trayectoria como legislador y debut en el Gobierno
3. Sucesor de A. Brazauskas como segunda opción para el puesto de primer ministro


1. Funcionario comunista reconvertido en socialdemócrata

El primogénito de los siete vástagos tenidos por un ingeniero y una maestra de escuela recibió la educación escolar en su Vilnius natal y en 1969 emprendió el servicio militar obligatorio en un buque de la Armada soviética. Vuelto a la vida civil en 1972, obtuvo su primer empleo como restaurador de mobiliario artístico, en particular molduras y objetos laminados en oro, en la plantilla del Fondo de Restauración y Conservación de Monumentos, órgano dependiente del Gobierno de la República Socialista Soviética Lituana (RSSL). En 1974 se matriculó en el Instituto Pedagógico de Vilnius –hoy, Universidad Pedagógica (VPU)- para formarse por correspondencia en las disciplinas de Lenguaje y Literatura Lituanos.

En 1978, tras haber trabajado en numerosas iglesias y palacios, dejó el oficio de restaurador a la vez que obtuvo la graduación en el Instituto Pedagógico. Dispuesto a abrirse camino en la función pública del Estado soviético, se apuntó a la Escuela Superior de Política, un centro de la Facultad de Ciencia Política de la Universidad de Vilnius que funcionaba como una cantera de burócratas para las estructuras de la RSSL. En 1982 se sacó el título, equivalente a una licenciatura, y quedó habilitado para fungir de apparatchik de bajo rango en uno de los comités de distrito que el Partido Comunista Lituano (LKP), la rama republicana del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), tenía en la región de Vilnius. En 1986 ascendió a primer asistente de secretario en el Departamento de Cultura del Comité Central del LKP.

A finales de la década de los ochenta Kirkilas se alineó con la corriente mayoritaria del LKP que tenía como cabeza a Algirdas Brazauskas, un pragmático que abrazó el discurso democrático y soberanista cuyos voceros genuinos eran los sectores del nacionalismo lituano, conservador y antisoviético. En octubre de 1988 Brazauskas, con el apoyo de las fuerzas no comunistas agrupadas en el movimiento Sajudis, se convirtió en primer secretario del LKP y Kirkilas figuró entre los funcionarios de la facción aperturista del partido reclutados para asistir al nuevo dirigente supremo de la RSSL. Brazauskas puso a Kirkilas al frente de su secretaría de prensa e información.

En tanto que portavoz y relaciones públicas de Brazauskas, el antiguo restaurador, aún treintañero, tuvo una participación auxiliar en las decisiones que entre 1989 y 1991 condujeron a la abolición del marco legal soviético, la creación de instituciones democráticas y la secesión de la URSS. Su caché político se perfiló en el año decisivo de 1990, al hilo de la celebración de las primeras elecciones pluralistas, de la derrota de Brazauskas frente al candidato del Sajudis, Vytautas Landsbergis, en la elección del nuevo presidente del Consejo Supremo, y de la proclamación unilateral de la independencia de la República de Lituania.

En septiembre de aquel año Kirkilas se hizo cargo de una de las secretarías del Comité Central del LKP y en diciembre, en el congreso constituyente, a partir del LKP, del Partido Democrático Laborista de Lituania (LDDP), fue elegido vicepresidente primero de una formación que hacía profesión de fe socialdemócrata y que confió su liderazgo a Brazauskas. En 1991 estrenó la faceta periodística como editor del diario en lengua rusa Golos Litvy, labor que no iba a interrumpir hasta 1995.


2. Trayectoria como legislador y debut en el Gobierno

En las elecciones del 25 de octubre de 1992 al nuevo Seimas o Parlamento Kirkilas fue uno de los 73 candidatos del LDDP que obtuvieron el escaño, lo que supuso una victoria del partido por mayoría absoluta y abrió el camino para el gobierno en solitario de los ex comunistas y la elección de Brazauskas para el puesto de presidente de la República. Al tomar posesión del cargo el 25 de febrero de 1993, Brazauskas, por imperativo constitucional, suspendió su militancia en el LDDP, creando una vacancia en la presidencia de la formación que fue cubierta en funciones por Kirkilas, hasta que el congreso celebrado el 17 y el 18 de abril eligió nuevo presidente partidario a Adolfas Slezevicius, a la sazón primer ministro desde el 10 de marzo anterior. Entonces, Kirkilas confirmó su condición de segundo de a bordo en el LDDP en tanto que jefe de la bancada en el Seimas. En 1996, la sustitución de Slezevicius por Ceslovas Jursenas supuso su apartamiento de la última posición, aunque continuó en la ejecutiva del partido.

Durante doce años Kirkilas ciñó su actividad política a la representación parlamentaria y la dirección orgánica del partido. Fueron tres legislaturas de distinto signo: en la primera fungió como diputado del oficialismo, en la segunda como diputado de la oposición (a los gobiernos encabezados entre noviembre de 1996 y octubre de 2000 por el partido de Landsbergis, la Unión de la Patria-Conservadores de Lituania, TS-LK) y en la tercera como diputado de los dos bandos. Esta mudanza tuvo lugar en junio de 2001, cuando Brazauskas, que había terminado su mandato presidencial en 1998 y conducido a una mayoría simple en las legislativas de octubre de 2000 a la cuatripartita Coalición Socialdemócrata, saltó a la jefatura del Gobierno tras pactar con los social liberales de la Nueva Unión (NS), luego de romper éstos con la Unión Liberal Lituana (LLS) de Rolandas Paksas.

En el hemiciclo, Kirkilas formó parte de varios comités de área y por períodos presidió el de Seguridad Nacional y Defensa, y, desde julio de 2001, el de Asuntos Exteriores. En añadidura, fue jefe de la delegación del Seimas ante la Asamblea Parlamentaria de la OTAN. Por otro lado, el 27 de enero de 2001 se convirtió en vicepresidente del Partido Socialdemócrata Lituano (LSDP), nueva fuerza, por entonces aún en la oposición, surgida de la fusión del LDDP y el segundo socio en tamaño de la coalición electoral de izquierda, llamada asimismo Partido Socialdemócrata, con Brazauskas de presidente.

El 31 de julio de 2002 Kirkilas fue nombrado por el presidente de la República, Valdas Adamkus, su representante especial en las negociaciones con el Gobierno de Rusia en relación con las comunicaciones viales y el movimiento de personas entre Lituania y el enclave ruso de Kaliningrado. También en 2002, ya entrado en la cuarentena de edad, se matriculó en la Escuela Internacional de Negocios de la Universidad de Vilnius (VUTVM) para realizar un MBA de dos años de duración. En febrero de 2003, Adamkus, en vísperas de su despedida de la Presidencia, le confirió el rango de embajador plenipotenciario y extraordinario, que le facultaba para conducir misiones diplomáticas ante los gobiernos y organizaciones con los que Lituania tenía una relación estratégica. Poco después, el 3 de mayo, un congreso del LSDP renovó su vicepresidencia orgánica, cargo que compartía con otros seis oficiales del partido.

Kirkilas debutó en las tareas gubernamentales el 7 de diciembre de 2004 como resultado del acuerdo de coalición alcanzado por los socialdemócratas, la NS, la conservadora Unión de Campesinos y el Nuevo Partido Demócrata (VNDPS) y el Partido Laborista (DP), formación de nuevo cuño inclinada a la izquierda y dirigida por el polémico empresario de origen ruso Viktor Uspaskich, que había dado la campanada al ganar por mayoría simple las elecciones legislativas del 10 y el 24 de octubre, cuando aventajó claramente a la coalición LSDP-NS, Por una Lituania Trabajadora (UDL). Asegurada su continuidad en el Seimas como uno de los 20 diputados que el LSDP retuvo tras el varapalo electoral, Kirkilas entró en el nuevo Gobierno de Brazauskas al frente del Ministerio de Defensa, oficina de alta responsabilidad, especialmente ahora que el país báltico acababa de entrar en la OTAN y participaba con un centenar largo de soldados en el dispositivo militar multinacional desplegado en Irak.


3. Sucesor de A. Brazauskas como segunda opción para el puesto de primer ministro

Kirkilas portó la cartera de Defensa sólo 19 meses. El 1 de junio de 2006, tras encajar en abril el abandono de los social liberales, que protestaron así por la destitución de su líder, Arturas Paulauskas, como presidente del Seimas, e inmediatamente después de anunciar los laboristas que se marchaban también del Gobierno, en su caso por las acusaciones por presunta malversación de fondos incoadas contra dos de sus ministros, Brazauskas formalizó la dimisión irrevocable, con la explicación de que no podía rehacer un gobierno de mayoría.

Entonces, Adamkus –nuevamente presidente desde 2004- nombró primer ministro en funciones al responsable de Finanzas, Zigmantas Balcytis, del LSDP. Sin embargo, la candidatura de Balcytis a la titularidad de la jefatura del Gobierno fue rechazada por el Seimas el 20 de junio, obligando al jefe del Estado a buscar un recambio en la persona de Kirkilas, quien recibió el correspondiente nombramiento el 29 del mes. La buena imagen pública y el crédito adquirido por Kirkilas como político dialogante y excelente negociador pesaron en la segunda votación de los diputados, que el 4 de julio le convirtieron en primer ministro con 86 votos a favor, 13 en contra y cinco abstenciones.

El 18 de julio, luego de recibir el visto bueno de Adamkus y del Seimas, tomó posesión el nuevo Ejecutivo presidido por Kirkilas, cuatripartito y minoritario, al estar apoyado en sólo 53 diputados. El VNDPS, ahora llamado Unión de Campesinos Nacionalistas Lituanos (LVLS), bajo el liderazgo de la antigua primera ministra y actual ministra de Agricultura, Kazimiera Prunskienė, renovaba, mientras que la NS y el DP eran insuficientemente suplidos por la Unión Liberal de Centro (LCS) de Arturas Zuokas y el Partido de la Democracia Civil (PDP), fundado a partir de una reciente escisión del DP. No obstante haber dado su respaldo a Kirkilas en la votación de investidura, los laboristas y los social liberales quedaron al margen de las negociaciones. El LSDP, cuya presidencia orgánica continuaba en manos de Brazauskas, se reservó seis puestos ministeriales; tres fueron para la LVLS, dos para la LCS y dos para el PDP. En conjunto, el Gobierno de renovado liderazgo socialdemócrata perdía peso izquierdista y se escoraba al centro.

Aleccionado por Adamkus, Kirkilas anunció su determinación de pilotar un gobierno estable, pasando página a la reciente crisis política, hasta el final de la legislatura en 2008 y prometió hacer todos los deberes económicos encaminados a la adopción del euro en una “fecha realista" que podría ser 2009 o 2010, una precisión temporal omitida en el programa de gobierno. Este anuncio fue acogido con desdén por la oposición liberal y conservadora, ya que Brazauskas y Balcytis, que continuaba como ministro de Finanzas, habían visto malograda su expectativa, excesivamente optimista, de entrar en la eurozona en enero de 2007.

En relación con este punto, el 16 de mayo del año en curso el Banco Central Europeo (BCE) había anunciado en su Informe de Convergencia que la tasa media de inflación interanual de marzo de 2005 a marzo de 2006 había sido del 2,7%, una décima por encima del valor tope de referencia, que era el 2,6%. El dato no sería especialmente preocupante si no fuera porque el BCE pronosticaba un aumento gradual del índice de precios en los próximos meses. Al contrario, Lituania cumplía holgadamente los criterios de deuda pública, déficit de las administraciones públicas, estabilidad monetaria (inamovilidad de la paridad central del litas frente al euro en el Mecanismo de Tipos de Cambio) y tipos de interés a largo plazo. En añadidura, el PIB de Lituania, ahora mismo una de las economías más dinámicas de la Unión Europea, crecía por encima del 7% anual.

El flamante primer ministro explicó que el programa de su gobierno iba “a buscar la armonía social y a construir un país de bienestar para todos, donde la gente pueda vivir con dignidad, prosperidad y salud". También, a devolver el sistema de valores morales a la clase política, cuya credibilidad se había resentido tras varios años de escándalos de corrupción y abuso de poder (el último de los cuales acababa de hundir al DP y a su otrora pujante líder, Uspaskich), y a “conceder una especial atención a reforzar la familia, mejorar la situación demográfica, reducir la emigración y favorecer el retorno de quienes se han marchado del país".

Fumador de pipa inveterado –y que tendrá que reducir su hábito para amoldarse a la severa normativa antitabaco cuya entrada en vigor tendrá lugar el 1 de enero de 2007-, Gediminas Kirkilas está casado y es padre de dos hijos.

(Cobertura informativa hasta 1/8/2006)