España en la construcción del escenario euroafricano de migraciones

Fecha de publicación:
12/2007
Autor:
Gemma Pinyol Jiménez
Descarga

Durante el año 2005 se sucedieron distintos acontecimientos en las fronteras exteriores de la Unión Europea que acapararon la atención de los medios de comunicación y situaron la gestión y el control de dichas fronteras en la agenda política comunitaria. Al reconocer que se requiere de un enfoque global para la migración, la UE afirma la necesidad de una dimensión exterior coherente para su política de inmigración, y reconoce que tanto el Mediterráneo como África se han convertido en regiones prioritarias. En diciembre de 2005, y en las Conclusiones de la Presidencia del Consejo de Bruselas, la Unión reconoció la importancia creciente del fenómeno migratorio en su territorio, y subrayó la necesidad de encontrar un enfoque global que significara, como mínimo, incrementar el diálogo y la cooperación con los países africanos y con todos los países que abarcan el espacio mediterráneo. En este sentido, la Conferencia Euroafricana sobre Migración y Desarrollo celebrada en Rabat en 2006 es el primer y más visible gesto que consolida el reconocimiento que la gestión de los flujos migratorios requiere de la participación de los países de origen, de tránsito y de destino, es decir, de países europeos, norteafricanos y subsaharianos. El objetivo de este artículo es reflexionar sobre el papel que ha tenido España en la articulación política de este escenario euroafricano de migraciones.