El compromiso español en Líbano: ¿un nuevo papel para España en Oriente Próximo?

Fecha de publicación:
12/2007
Autor:
Amaia Goenaga Sánchez
Descarga

Durante el verano de 2006 Líbano sufrió las consecuencias del enfrentamiento abierto entre Israel y la organización chií Hezbolá. En este contexto, el ejecutivo español, junto con algunos gobiernos vecinos, se implicó en la resolución del conflicto. Un compromiso que además se ha ido consolidando a lo largo de los meses posteriores al período estrictamente bélico, a través de tres vías: una importante contribución militar en el contexto de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, el envío de ayuda económica para la reconstrucción del país y, finalmente, mediante la intensificación de las relaciones políticas con Líbano. Esta deriva podría resultar llamativa si tenemos en cuenta el débil carácter de las relaciones que mantenían ambos países con anterioridad; sin embargo, vemos como este despliegue de medios no tendría tanto que ver con Líbano en sí como con los intereses de España. En este sentido, entendemos que la crisis se ha convertido en una plataforma para la aplicación práctica de las grandes líneas que determinan la acción exterior del Gobierno socialista.