Dossier: Ecuador, elecciones 2017

Ecuador, elecciones 2017

Fecha de publicación:
02/2017
Autor:
Anna Ayuso y Alba Moreira

  

Se perfila una segunda vuelta presidencial 

El paso de las horas va despejando las incógnitas sobre el resultado de las elecciones celebradas el 19 de febrero en Ecuador y parece que se cumplirían las predicciones de las encuestas y habrá una segunda vuelta para elegir al nuevo presidente que sucederá a Rafael Correa tras su permanencia por una década al frente del país. Con el 91,9 % de votos escrutados el dúo compuesto por Lenin Moreno y el actual vicepresidente Jorge Glas que encabezaba al partido oficialista Movimiento Alianza País se perfila como el ganador de la primera vuelta con un 39% de los votos. El segundo puesto, ha sido para el binomio Guillermo Lasso – Andrés Páez  del partido Alianza SUMA-CREO que, hasta el momento, contabiliza el 28,4% de los votos. Si se confirma este resultado, será necesaria una segunda vuelta el domingo 2 de abril ya que la elección directa solo se obtiene por mayoría absoluta de los votantes o al menos el 40% de los votos válidos y una diferencia mayor a 10 puntos porcentuales sobre la votación del binomio ubicado en segundo lugar.  

La candidatura de  Cynthia Viteri – Mauricio Pozo  del Partido Social Cristiano, que algunas encuestas daban como posible rival para el balotaje se ha quedado con un 16,3%.  Al parecer, el gran número de votantes que se decían indecisos hasta pocos días antes de las elecciones se ha decidido por el voto útil. La candidata socialcristiana se ha apresurado a confirmar que apoyará en segunda vuelta la propuesta del exministro de Economía Guillermo Lasso. De esta forma, si sus votantes siguen la misma consigna, la contienda electoral será disputada y se pone en riesgo la continuidad del gobierno de izquierdas que ha gobernado de forma hegemónica durante una década.  

Sea cual sea el desenlace de la elección presidencial en abril, las condiciones de gobierno del próximo presidente serán muy distintas a las que tuvo Rafael Correa. La crisis económica obligará a corregir algunas de las políticas y la mayor fragmentación política hará necesario un talante más dialogante y negociador que el que ha caracterizado al presidente saliente acostumbrado a holgadas mayorías. Además de las candidaturas presidenciales, los ciudadanos residentes en Ecuador, más los 378.292 residentes en el exterior estaban llamados a la elección de 137 representantes a la Asamblea Nacional y 5 representantes al Parlamento Andino cuyos resultados aún están a la espera de ser oficiales.  

Parece que también se clarifica el resultado de la consulta popular para que los ciudadanos respondan a la pregunta de: si están o no de acuerdo en que para desempeñar una dignidad de elección popular, o para ser servidor público, se establezca como prohibición tener bienes o capitales de cualquier naturaleza en paraísos fiscales. Esta iniciativa estaba claramente destinada a contrarrestar las acusaciones de connivencia del gobierno con la corrupción y la evasión de divisas que saltó a la palestra tras la difusión a través de Wikileaks de los Papeles de Panamá. Como era de esperar le respuesta ciudadana ha sido a favor de la iniciativa.   

El rumbo de una nueva etapa.  

La candidatura de Lenin Moreno ha supuesto un cambio de liderazgo en la conducción de lo que desde el gobierno se ha denominado la Revolución ciudadana. En frente, los principales candidatos se postulaban a sí mismos como la necesaria alternancia para dar un cambio de rumbo al país hacia postulados de centro-derecha. Paradójicamente, estas elecciones se han presentado como un examen sobre los diez años de Correa, aunque él no se presentara a los comicios.  

El partido del presidente saliente puede esgrimir logros importantes, tanto en el plano económico como el social, con un crecimiento económico medio record para el país del 3,9% durante el decenio y una reducción de  la pobreza del 36% de 2007 al 23,3% al 2015. El país también ha modernizado las infraestructuras y ha conseguido reducir el desempleo hasta un 4,3% en 2015 e incrementar los afiliados a la seguridad social hasta el 43%. Sin embargo, el oficialismo no llega en el mejor momento a los comicios. En los últimos años, la caída de los precios de las materias primas, incluido el petróleo, ha reducido el crecimiento hasta dejarlo en un 0,3% en 2015. Esto está afectando a los niveles de desempleo. Además los escándalos de corrupción de la estatal Petroecuador y las conexiones con la red de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht por parte de altos funcionarios ha causado el descredito de la clase política que se suma a los diferendos que el gobierno ha tenido con movimientos sociales de base y especialmente con los sectores indigenistas y ambientalistas. Estas debilidades y las acusaciones de control del poder judicial y acoso a los medios de comunicación no afines, son los argumentos que van a tratar de esgrimir la candidatura rival al tándem oficialista. 

Este dossier tiene como objetivo informar sobre el desarrollo y resultados de las elecciones en Ecuador de 2017 desde una perspectiva plural y ofrecer análisis y opinión seleccionados de fuentes nacionales e internacionales. Se incorpora también información actualizada sobre el país a través de informes y documentos de fuentes y organismos diversos.

Autora: Anna Ayuso y Alba Moreira 

Han colaborado en la realización de este dossier: Roberto Ortiz de Zárate y Silvia Serrano 

Última actualización: 20 de febrero de 2017

Contenido de la publicación