Benjamin Mkapa

© World Economic Forum

© World Economic Forum

Actualización: 8 febrero 2016

Tanzania

Presidente de la República (1995-2005)

  • Benjamin William Mkapa
  • Mandato: 23 noviembre 1995 - 21 diciembre 2005
  • Nacimiento: Ndanda, distrito de Masasi, región de Mtwara, 12 noviembre 1938
  • Partido político: Chama Cha Mapinduzi (CCM)
  • Profesión: Funcionario y periodista
Descarga

Biografía

Educado en el Seminario de Kisongera, la Escuela Secundaria de Ndanda y el St. Francis College, donde obtuvo el certificado escolar de Cambridge, en 1959 ingresó en la Universidad de Makerere, Uganda, y en 1962 se licenció con la especialidad en Inglés. Inmediatamente después se integró en la administración del entonces recién independizado Estado de Tanganyka, de cuya unión con Zanzíbar en 1964 surgiría la actual Tanzania, como funcionario en el distrito de Dodoma. En agosto de 1962 fue reclutado para el Servicio Exterior y cuatro años después se especializó en la profesión periodística, como editor del diario gubernamental Tanzania Nacionalism and Uhuru. Posteriormente trabajó en el Daily News y el Sunday News (1972).

En julio de 1974 fue nombrado secretario de prensa del presidente Julius Nyerere y en julio de 1976 le fue encomendada la puesta en marcha de la Agencia Tanzana de Noticias (Shihata). Su consolidación en el Gobierno del partido único Chama Cha Mapinduzi (CCM, Partido Estatal Revolucionario) pasó por la titularidad de las carteras de Asuntos Exteriores (1977-1980 y 1984-1990), Información y Cultura (1980-1982), Información y Radiodifusión (1990-1992), así como Ciencia, Tecnología y Educación Superior (1992-1995). Asimismo sirvió como alto comisionado en Nigeria (1976), Canadá (1982) y embajador en Estados Unidos (1983-1984), además de pertenecer al Bunge o Asamblea Nacional desde 1985.

Candidato presidencial del CCM, gracias a la intercesión decisiva del ex presidente Nyerere, en las elecciones generales del 29 octubre de 1995, primeras democráticas en la historia del país, Mkapa se impuso con el 61,8% de los votos a Augustine Mrema, de la Convención Nacional para la Construcción y la Reforma (NCCR), y otros dos candidatos opositores, los cuales se quejaron de las, en su opinión, múltiples irregularidades organizativas. En las legislativas, el CCM se hizo con 214 de los 274 escaños del Bunge. El 23 de noviembre Mkapa prestó juramento para un mandato quinquenal en sustitución de Ali Hassan Mwinyi, quien ocupaba el puesto desde la renuncia de Nyerere en 1985. El 22 de junio de 1996 recibió de Mwinyi también la presidencia del CCM, por decisión del Congreso Extraordinario del partido.

El más discreto de los líderes de África del Este, Mkapa ha mantenido a Tanzania al margen de las grandes inestabilidades de la región, si bien el país se ha visto directamente afectado por la crisis de los refugiados burundeses, unos 300.000. Dentro de la Comunidad de Desarrollo del África Meridional (SADC) ha optado por la neutralidad frente al intrincado conflicto bélico en la República Democrática del Congo, comenzado en agosto de 1998 y en el que se baten todo tipo de rivalidades político-étnicas e intereses estatales.

Ha sido uno de los actores del casi ininterrumpido proceso de negociaciones multilaterales y ha secundado a su colega zambiano, Frederick Chiluba, en la promoción de las numerosas iniciativas de paz. La solidaridad de Mkapa con los países de la SADC que intervinieron en apoyo del presidente congoleño Laurent Kabila, se ha limitado a la cesión a Zimbabwe de espacio aéreo y vías terrestres para sus operativos militares.

Por otro lado, los esfuerzos de mediación tanzanos en el conflicto étnico-político de Burundi correspondieron exclusivamente a Nyerere, y cuando este falleció en 1999 el ex presidente sudafricano Nelson Mandela tomó el relevo. De esta manera, Mkapa tuvo un papel secundario en la firma del Acuerdo de Paz en Arusha el 28 de agosto de 2000. Hasta entonces, Mkapa había sido el mandatario regional más partidario de las sanciones contra el régimen instalado en Bujumbura en 1996 y presidido por Pierre Buyoya, levantadas en 1999 cuando éste satisfizo una serie de demandas políticas. Para el dirigente burundés, Tanzania ha amparado a los líderes de la guerrilla hutu Consejo Nacional para la Defensa y la Democracia (CNDD), que aprovechando el caos de los refugiados instaló sólidas bases en el país vecino.

En el orden interno, Mkapa, reelegido al frente del CCM en diciembre de 1997, ha adoptado medidas anticorrupción, ha impulsado las privatizaciones y se ha decantado por una política económica de austeridad para sanear las maltrechas finanzas del Estado y a fin de facilitar la concesión de préstamos por el FMI. Ha apostado asimismo por la integración económica regional como salida a la situación de crónico subdesarrollo que arrastra el país. Hasta el momento, estas iniciativas en encontrado una buena acogida en la comunidad internacional, que ha facilitado un importante conjunto de ayudas al desarrollo y para el reescalonamiento de la deuda exterior.

El 29 de octubre de 2000, Mkapa (con el 74,9% de los votos) y el CCM (con 244 escaños) repitieron amplias mayorías en las segundas elecciones democráticas, si bien en Zanzíbar se produjeron irregularidades tan flagrantes que los observadores de la Commonwealth consideraron necesaria la repetición de los comicios en toda la isla, que goza de una autonomía subordinada a las instituciones de la Unión. La Comisión Electoral Zanzibarí (ZEC), no obstante, invalidó las votaciones sólo en 16 de las 50 circunscripciones, encrespando todavía más los ánimos de la vigorosa oposición local del Frente Cívico Unido (CUF).

El partido dirigido por Ibrahim Lipumba, que para el Gobierno central es sospechoso de alentar el independentismo, ya realizó acusaciones de fraude en las elecciones de 1995. El CUF se negó a reconocer a Mkapa como presidente, aunque el 9 de noviembre éste, arropado por siete presidentes de la región, prestó juramento para un segundo período quinquenal. El día anterior lo había hecho su correligionario Amani Abeid Karume como presidente de Zanzíbar, en una ceremonia que fue boicoteada por los diplomáticos occidentales.

(Cobertura informativa hasta 20/3/2001)