Abdoulaye Wade

© UN Photo/Eskinder Debebe

© UN Photo/Eskinder Debebe

Actualización: 8 febrero 2016

Senegal

Presidente de la República (2000-2012)

  • Me Abdoulaye Wade
  • Mandato: 1 abril 2000 - 2 abril 2012
  • Nacimiento: Kébémer, región de Louga, 29 mayo 1926
  • Partido político: Partido Democrático Senegalés (PDS)
  • Profesión: Economista
Descarga

Biografía

Tras diplomarse en 1947 en la Escuela Normal Federal William Ponty de Sébikotane, empezó a ejercer de profesor, pero en 1951 marchó a Francia para estudiar matemáticas en el Liceo Condorcet de París. En 1952 obtuvo el certificado de Estudios Superiores en Psicología General por la Facultad de Letras de Besançon, en 1955 se licenció en Derecho por la Universidad de Dijon y en 1959 recibió otro certificado de Estudios Superiores en Psicología Social y se doctoró en Derecho y Ciencias Económicas por la Universidad de Grenoble. De 1955 a 1957 ejerció la abogacía en Besançon.

Durante estos años en la metrópoli colonial Wade tuvo su primera experiencia política como secretario general de la rama estudiantil del partido Reagrupamiento Democrático Africano (RDA) y luego como militante del Movimiento Africano de Liberación Nacional, creado por el africanista burkinés e historiador de la descolonización del continente negro Joseph Ki-Zerbo.

Retornó a Senegal en 1960, el año de la proclamación de la independencia, y se incorporó en el mundo académico nacional en calidad de profesor en la Universidad de Dakar. Entre 1966 y 1970 desarrolló de nuevo su actividad en el extranjero, como investigador de Econometría en la Universidad de Boston (1967), profesor asociado en la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas de la Universidad de París-I (1968) y adjunto a la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas de la Sorbona (1970). En 1970 se reincorporó a las labores docentes en la Universidad de Dakar y luego fue decano de su Facultad de Derecho y Ciencias Económicas.

A lo largo de la década Wade consolidó su prestigió como un experto en el análisis económico y en estudios de derecho y ciencias políticas, produciendo una copiosa bibliografía y participando en diversos grupos de expertos del FMI, el Banco Mundial, la Organización para la Unidad Africana (OUA), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (CNUCED) y la Comisión Internacional de Juristas, entre otros organismos.

En 1974 comenzó su carrera política como fundador (el 31 de julio) y secretario general del Partido Democrático Senegalés (PDS), de ideología liberal y centrista, con la intención de abrir una cuña en el sistema de partido único instaurado en 1964 por el presidente de la República desde la independencia, Léopold Sédar Senghor. En 1976 tanto el PDS como el Partido Africano por la Independencia (PAI, comunista) fueron autorizados a funcionar en un limitado marco pluralista que garantizaba el predominio del Partido Socialista de Senegal (PSS, hasta 1977 Unión Progresista Senegalesa) de Senghor.

En estas condiciones se desarrollaron las elecciones generales del 25 de febrero de 1978; Senghor venció con el 82% de los votos y Wade, su único rival, obtuvo sólo el 17,3%, pero a cambio en las legislativas se aseguró el escaño de diputado en la Asamblea Nacional, mandato que desempeñó hasta 1980.

Político paciente y moderado, con gran habilidad para el pactismo (lo cual, en especial sus componendas con el poder, no siempre ha sido aceptado por sus seguidores) y dotado de la brillante oratoria exigida a todo tribuno africano con vocación carismática, Wade se presentó a todas las convocatorias presidenciales posteriores, ya como rival de Abdou Diouf, el sucesor de Senghor desde el 1 de enero de 1981.

Entre elección y elección afrontó los altibajos en su popularidad y diversos episodios de disidencia interna, como los protagonizados en 1985 por Eli Madjodjo Fall, un antiguo diputado que en julio lanzó su propio partido, la Unión Democrática Senegalesa (UDS), y por los dirigentes Serigne Diop, Alassane Cissokho y Ardo Sow, que terminaron siendo expulsados en noviembre. En julio de ese año impulsó la formación de una Alianza Democrática Senegalesa (ADS) con otros siete partidos del centro y la izquierda. Un mes más tarde él y otros líderes de la ADS fueron detenidos bajo la acusación de organizar una manifestación ilegal, pero a los pocos días un tribunal de Dakar les absolvió. El Gobierno de Diouf no tardó en prohibir esta alianza por considerarla el embrión de un poderoso partido unificado de la oposición.

En las elecciones presidenciales del 27 de febrero de 1983 los resultados fueron el 14,7% para Wade y el 85,3% para Diouf. Pero en los comicios del 28 de febrero de 1988 el líder opositor progresó hasta el 25,8%, mientras que al PDS las autoridades electorales le adjudicaron 17 de los 120 escaños de la Asamblea Nacional. Wade, que ya calificó la consulta de 1983 de "golpe de Estado electoral", multiplicó los reproches de fraude al partido del Gobierno, que, sin duda sorprendido por la amplitud del voto de su principal oponente, reprimió las manifestaciones de protesta con la declaración del estado de emergencia en Dakar y la clausura de los centros escolares y universitarios, verdaderos viveros de votos para el PDS.

Los disturbios poselectorales de 1988 le ocasionaron a Wade otro período de arresto; acusado esta vez de incitar a la violencia, en mayo fue condenado a un año de prisión, pero como la sentencia no era firme, el líder opositor aprovechó para exiliarse temporalmente en Francia hasta que se apaciguara el clima político. Cuando siete meses después, el 7 de marzo de 1989, regresó a Dakar, sorprendió a sus enardecidos partidarios con un llamamiento al final de la violencia y su disposición a dialogar con el PSS con vistas a un gobierno de unidad nacional. En un contexto de crisis económica y de erosión de la autoridad del régimen de Diouf, el 8 de abril de 1991 el PDS entró por primera vez en el Gobierno y Wade recibió el puesto de ministro de Estado sin cartera y adjunto a la Presidencia, directamente subordinado a Diouf.

El 18 de octubre de 1992 Wade, después de declinar la invitación de Diouf de ocupar la Vicepresidencia de la República, renunció a su función en el Gobierno para preparar su cuarta apuesta presidencial. La jornada del 21 de febrero de 1993, gracias a la nueva ley electoral aprobada con el consenso de todos los partidos políticos, que aseguraba el voto secreto y la supervisión del proceso por el Tribunal de Apelación, se desarrolló en condiciones de plena transparencia y de competitividad real por primera vez desde la restauración del pluripartidismo en los setenta. El porcentaje de voto de Wade ascendió hasta el 32,5%, frente al 58,6% de Diouf, y la representación parlamentaria del PDS alcanzó los 27 escaños, convirtiéndose además en la principal fuerza política en Dakar.

Se abrió, pues, la perspectiva de una nueva colaboración gubernamental entre el PSS y el PDS, pero el poder optó por la confrontación. Cuando el 15 de mayo fue asesinado, en oscuras circunstancias, el vicepresidente del Consejo Constitucional, Babacar Seye, las autoridades acusaron a Wade y a su esposa francesa de complicidad en el crimen. El líder del PDS fue detenido y luego, tras los violentos motines antigubernamentales de febrero de 1994, pasó seis meses en prisión. Cuando la justicia le exoneró de toda responsabilidad en ambos sucesos, Wade, para desconcierto de sus bases, en vez de lanzar el desafío frontal al Gobierno se dirigió al PSS con un pragmatismo acentuado y una propuesta de coalición.

Tras arduas negociaciones, el 15 de marzo de 1995 se reeditó la experiencia de 1991 a 1992: el PDS recibió cuatro carteras y Wade retornó al puesto de ministro de Estado. En las elecciones legislativas del 24 de mayo de 1998 a la nueva Asamblea Nacional de 140 miembros el PDS confirmó su condición de segundo partido del país con 23 escaños y el 19,1% del voto. Wade retuvo su posición gubernamental hasta marzo de 1998.

De cara a las presidenciales del 27 de febrero de 2000 Wade se postuló como candidato unitario de una coalición denominada Alternancia 2000, de signo preferentemente izquierdista e integrada además de por el PDS por el Partido de la Independencia y el Trabajo (PIT), la Liga Democrática-Movimiento del Partido del Trabajo (LD-MPT), And-Jëf/Partido Africano por la Democracia y el Socialismo (AJ/PADS), el Movimiento por el Socialismo y la Unidad (MSU), Unión Democrática por el Federalismo (UDF/Mboloomi), Acción por el Desarrollo Nacional (ADN) y la Unión de Patriotas Senegaleses (UPAS). El hecho de que esta plataforma reuniera a la práctica totalidad de la oposición al PSS, ponía de relieve la capacidad de Wade para tender puentes de colaboración más allá de su proyecto personal y sus simpatías ideológicas conservadoras.

En la campaña, sintetizándolo con el lema Sopi ("cambio", en idioma wolof), Wade incidió en la necesidad de un nuevo rumbo para Senegal, país que a pesar de la innegable estabilidad y el aperturismo democrático pionero de su sistema político, en sus 40 años de historia sólo había conocido a los socialistas en el poder. En particular, Wade denunció la corrupción institucional, los elevados niveles de analfabetismo y de absentismo escolar y las carencias en infraestructuras básicas, una serie de imponderables que han relegado al país a posiciones zagueras en la tabla de desarrollo humano que confecciona el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Por lo que se refiere al primer punto, no obstante, se declaró partidario de una amnistía general para todos los implicados en casos de malversación de fondos públicos y otros delitos económicos.

Asimismo, se declaró capacitado para resolver el conflicto secesionista en la región de Casamance, que en los últimos años había enturbiado la imagen pacífica de Senegal, para lo que señaló sus orígenes casamanceses por parte de su abuela materna. Por otro lado, la Alternancia 2000 consensuó un paquete de reformas, para, previo referéndum, disolver la Asamblea Nacional (cuyo mandato es de cinco años), convocar a elecciones legislativas y elaborar una nueva Constitución, a fin de, entre otras novedades, limitar los poderes presidenciales (muy amplios, hasta ahora incluyen la iniciativa legislativa y el monopolio de la acción política) y asentar un sistema mixto presidencial-parlamentario.

El día de las elecciones Wade quedó segundo con el 30,1% de los votos, pero forzó a Diouf a disputar una segunda vuelta el 19 de marzo, cuando, al unificarse el voto útil de la oposición, le batió con el 58,5% de los sufragios. Diouf reconoció inmediatamente su derrota y el 1 de abril, en una ceremonia de transferencia de poder bastante inusual en un continente donde los presidentes en ejercicio son invariablemente reelegidos en las urnas y a la que asistieron los presidentes de siete países de la región, Wade tomó posesión de la Presidencia para los próximos siete años. Acto seguido se desplazó a la ciudad de Touba para recibir los parabienes de los ancianos de la cofradía musulmana Mouride, a la que él pertenece.

Al día siguiente, Moustapha Niasse, ex ministro de Exteriores, disidente del PSS y el tercer candidato más votado en la primera vuelta de las presidenciales, formó un Gobierno de coalición con la misión de dirigir el país en el período de transición, cuya duración se fijó en un año, hasta la entrada en vigor de la nueva Constitución. Recibieron ministerios PDS, AJ/PADS, LD-MPT, PIT y otros dos partidos no pertenecientes a Alternancia 2000: Reagrupamiento Nacional Democrático (RND) y la Alianza de Fuerzas de Progreso (AFP) de Niasse, así como algunos disidentes de la Unión de Renovación Democrática (URD). En el ecléctico equipo figuraban tanto liberales con experiencia internacional como socialdemócratas e izquierdistas de Alternancia 2000.

Los observadores destacaron en Wade su negativa a prometer empleo para los jóvenes, a los que presentó como su principal soporte, y su cautela a la hora de precisar su programa económico, si bien advirtió de la necesidad de "trabajar duro". Wade está retratado como un liberal en el sentido amplio del término, tanto en lo político como en lo económico, para quien las cuestiones del impacto social de las necesidades macroeconómicas no serían prioritarias. Se han citado sus estrechos contactos con altos círculos financieros internacionales, así como con el partido neogaullista francés Reagrupamiento por la República (RPR), cuyo fundador y ahora presidente de la República, Jacques Chirac, le tributó una cálida recepción en el palacio del Elíseo el 24 de mayo de 2000.

El 28 de septiembre de 2000, en reacción al anuncio por el Gobierno gambiano del final de su papel mediador, Wade decidió entablar negociaciones directas con el Movimiento de Fuerzas Democráticas de Casamance (MFDC), la organización armada separatista. Contactos preliminares entre delegaciones respectivas tuvieron lugar en diciembre en torno a una serie de cuestiones, como el intercambio de prisioneros, el retorno de la población desplazada por los combates y la dotación de inversiones y programas de desarrollo en la región.

Wade, que en todos estos años se ha mantenido activo en la práctica legal como abogado en la Corte de Apelaciones de Dakar, es miembro de la Academia Internacional de Derecho Comparado, con sede en Estocolmo, y de la Academia Internacional de Abogados Procesales, así como vicepresidente de la Internacional Liberal, con sede en Londres, y presidente de la Coordinación Panafricana de Intelectuales. Está en posesión de la Orden del Mérito de Senegal y es gran oficial de la Legión de Honor de Francia.

(Cobertura informativa hasta 20/3/2001)