Grandes temas del proceso constituyente

La sesión inaugural de la nueva Asamblea Nacional Constituyente se celebró el 22 de noviembre en la antigua sede de la Cámara de los Diputados en Bardo. El movimiento Ennahda y los partidos Ettakatol y Congreso para la República (CPR) ocupan 141 de los 217 escaños del hemiciclo. La llamada Troika tunecina cuenta con una amplia y cómoda mayoría en esta Asamblea Constituyente. Sus líderes se han repartido los principales cargos de poder.

Moncef Marzouki, dirigente del partido CPR, ha sido nombrado cuarto presidente de la República tunecina por la Asamblea Constituyente, cargo que ocupará durante el tiempo que dure la redacción de la nueva Constitución, ya que se decidió no limitar la duración de esta última. Moncef Marzouki fue elegido por 153 votos a favor, 3 en contra, 2 abstenciones y 44 votos blancos sobre un total de 202 votantes sobre los 217 miembros de la Asamblea Constituyente. Los partidos de la oposición se pusieron de acuerdo para emitir un voto en blanco en la elección presidencial porque consideran que el texto sobre la organización de los poderes públicos es desequilibrado y da demasiado poder al jefe del gobierno en detrimento del presidente. Marzouki, con el poder que le otorga la nueva ley sobre la organización de los cargos públicos, ha nombrado como jefe de Gobierno a Hamadi Jebali, secretario general de Ennahda. Mustafa Ben Jaafer del partido Etakattol ha sido elegido presidente de la Asamblea Constituyente, un cargo simbólico con un poder decisorio muy limitado.

Nourredine Bhiri, portavoz de Ennahda, explicó durante la sesión inaugural que varias comisiones de expertos serían las encargadas asesorar a la Asamblea Constituyente sobre temas jurídicos, económicos, sociales y políticos. Estas comisiones se encargarán también de elaborar una hoja de ruta para que la Asamblea Constituyente pueda reflexionar y debatir sobre los programas de la reforma política y de la vida económica y social del país.

Hasta ahora, el principal tema de debate- que tiene que ver con el sistema político que va a adoptar el país- ha estado centrado en la organización y distribución de los poderes públicos y la atribución de funciones de los miembros del gobierno y de la presidencia. Ennahda aboga por un sistema parlamentario mientras que Congreso para la República y Ettakatol defienden un sistema presidencial o semipresidencial.

Los primeros debates de la Asamblea Constituyente se han desarrollado en un contexto de tensión social y política. Desde el 2 de diciembre, una sentada de ciudadanos descontentos se instaló ante las puertas del palacio del Bardo, en Túnez, donde la Asamblea Constituyente negociaba una ley sobre la organización de los nuevos poderes públicos del país, que formará parte de la Constitución provisional. Tanto los militantes laicos como conservadores religiosos fueron hasta Bardo para protestar contra el proyecto de ley. Un texto que para ellos demuestra de que la Troika tunecina (Ennadha, CPR, Etakattol) pretende imponer su voluntad y hegemonía en la redacción de la Constitución. En esta protesta también estuvieron presentes los parados de la cuenca minera de Gafsa, molestos por la publicación de unas listas de contratación por parte de la compañía nacional de los fosfatos de Gafsa.

Una gran parte de los debates sobre la Constitución provisional ha girado en torno a los votos necesarios para decidir una moción de censura. Tanto Ennahdha, que proponía una mayoría de dos tercios, como los partidos Ettakatol y CPR han sido duramente criticados por esta propuesta. Noureddine Bhiri, portavoz de Ennahdha, anunció que finalmente darán su brazo y modificarán este proyecto de organización provisional de las autoridades públicas de tal modo que la moción de censura sea aprobada por mayoría absoluta y no sobre la base de los dos tercios. En esta misma línea de acercamiento a la oposición, Bhiri propuso inscribir el Código del Estatuto Personal- fundamento legal de los derechos de la mujer- como ley fundamental y no como ley ordinaria.

La Constitución provisional votada en la noche del sábado al domingo del 11 de diciembre por la Asamblea Constituyente regulará el funcionamiento de los poderes en Túnez hasta la adopción de una constitución definitiva y la organización de elecciones generales. El preámbulo establece que los cargos electos “se comprometen a alcanzar los objetivos de la revolución y a conseguir el proceso fundador de la democracia”. El texto fue adoptado- después de cinco días de agrios debates- por 141 votos, 37 en contra y 39 abstenciones. En los debates, retransmitidos en directo por la televisión nacional, se han podido ver las profundas divergencias entre la Troika y la oposición sobre varios puntos del texto constituido por 26 artículos. La principal controversia ha sido sin duda las amplias competencias asignadas al primer ministro Jebali, a pesar de que la oposición ha conseguido algunas enmiendas. Estos son los artículos más destacados que se han adoptado tras el debate:

Artículo 8: Presidencia de la República

Puede presentar su candidatura para la presidencia de la República cualquier tunecino musulmán que goce exclusivamente de la nacionalidad tunecina, de padres tunecinos y mayor de 35 años.

Artículo 10: Prerrogativas del Presidente

El presidente representa al estado tunecino y fija junto con el jefe del gobierno las directivas de la política exterior del país. Promulga y ratifica las leyes votadas por la constituyente. Designa el jefe del gobierno. Es el jefe supremo de las Fuerzas Armadas, nombra y revoca los altos funcionarios así como al ‘Mufti’ (alta autoridad religiosa del país) en concertación también con el primer ministro. Dispone del derecho de amnistía y goza del derecho de declarar la guerra y concluirla tras la aprobación de los dos tercios en la Asamblea Constituyente. Acredita a los embajadores y a los representantes diplomáticos en las organizaciones internacionales.

Artículo 14: Jefe del Gobierno

Designado por el presidente de la República entre los miembros electos del partido mayoritario en la Asamblea Constituyente. Es el encargado de formar gobierno, que debe obtener la confianza de la constituyente.

Artículo 16: Prerrogativas del jefe del Gobierno

Ejerce el poder ejecutivo y preside al consejo de ministros. Puede designar y cambiar los ministerios y los secretarios del estado. Crea y modifica las instituciones, los establecimientos públicos, los servicios administrativos y ajusta sus prerrogativas y competencias. Nombra a los altos funcionarios públicos junto con el ministro y el consejo de ministros y al director del banco central.

Artículo 21: Poder judicial

El poder judicial es plenamente independiente. La Asamblea Constituyente se encargará de promulgar una ley constitutiva para crear una instancia provisional para sustituir al Consejo Superior de la Magistratura. Se promulgarán algunas leyes orgánicas para reformar y reestructurar el sistema judicial de acuerdo con las normas internacionales vigentes.

Artículo 22: Elecciones

Una instancia independiente y permanente organizará las elecciones y los referéndums. Su composición será objeto de una ley.

Otros contenidos del Dossier Túnez 2011: proceso constituyente

· Era post Ben Alí

· Partidos Políticos

· Elecciones Constituyentes

· Recursos

· Biografías de Líderes Políticos