Sistema político y partidos políticos

Sistema político

Los Estados Unidos Mexicanos están formados por una federación de 31 estados libres y soberanos, más un Distrito Federal, que se rigen por un pacto federal que aglutina y constituye políticamente a la nación. El sistema político mexicano es una república federal de corte presidencialista, donde el poder ejecutivo es ejercido por el presidente de la nación, que es elegido mediante sufragio universal directo cada seis años sin posibilidad de reelección. El poder legislativo reside en el Congreso de la Unión, un órgano bicameral compuesto por la Cámara de Diputados, de 500 miembros, y el Senado de 128 miembros, que ejercen su cargo en legislaturas de tres años. Los senadores son elegidos cada seis años (por dos legislaturas consecutivas) y los diputados cada tres, en ambos casos sin posibilidad de reelección inmediata. En cuanto a la organización política de los estados, en el nivel ejecutivo se reproduce el esquema de la presidencia de la nación, con elección directa del cargo de gobernador cada seis años sin posibilidad de reelección, mientras que en el legislativo y en el nivel municipal la elección de cargos se efectúa cada tres años y no se permite la reelección inmediata. En este contexto, los liderazgos personales son muy importantes y la movilidad de cargos es muy fluida, produciéndose a la vez una cierta inestabilidad en la continuidad política institucional. Otro factor relevante es que a pesar de la estructura federal del país la centralización en la toma de decisiones es muy persistente. Este fenómeno se percibe en el ejercicio del poder desde la cúspide de la presidencia de la república y el gobierno federal respecto a los estados, y en gran medida también en la relación desde las gobernaciones de los estados respecto a los municipios.

Partidos políticos

El sistema de partidos mexicano tiene un bajo índice de fragmentación y en general los grupos políticos tienen una mayor estabilidad prolongada en el tiempo, una circunstancia que ha permitido asegurar la continuidad institucional a lo largo de los años recientes de pluripartidismo competitivo. Entre los principales partidos del sistema destacan por su importancia y carácter mayoritario tres: el Partido de Acción Nacional (PAN), que durante años fue el único partido opositor y es el partido del actual gobierno presidido por Felipe Calderón, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó hegemónicamente el país durante setenta años hasta el año 2000, y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que surgió como una escisión del PRI en el año 1989. En cuanto a la fuerza e incidencia de cada grupo político, si se analiza a partir del año 2000 cuando las elecciones empiezan a ser más competidas, la evolución de los resultados electorales muestra una tendencia a reducir la brecha en la división del voto entre las dos principales formaciones políticas (PRI y PAN) y además se observa una alternancia entre ambas. También se percibe la consolidación de un tercer partido (PRD) con cierta capacidad para disputar la hegemonía al bipartidismo en algún momento, e igualmente aparece la necesidad de negociar coaliciones legislativas para tratar de alcanzar mayorías parlamentarias que apoyen las iniciativas del gobierno de turno.

......................................................................................

Otros contenidos del DossierMéxico, elecciones 2012:

· Biografías principales candidatos

· Resultados electorales

· Encuestas

· Análisis y opinión

· Blogs y especiales electorales

· Documentos básicos de perfil del país