Cronología

>> Cronología del Observatorio de Asia central

6 de abril. Detención de líderes de la oposición en Talas (oeste del país). Manifestaciones de protesta que concluyen con el asalto de edificios gubernamentales y la grave agresión al entonces ministro del Interior, Moldomusa Kongantiev.

7 de abril. Manifestaciones violentas en Bishkek concluyen con el asalto del palacio presidencial y la huida de Kurmanbek Bakíyev a Jalalabad. Los enfrentamientos en la capital se saldan con más de 80 muertos y cientos de heridos.

8 – 9 de abril. Se constituye un Gobierno interino con Roza Otunbáyeva al frente. Las nuevas autoridades prometen elaborar una nueva Constitución que suponga el establecimiento de una república parlamentaria y la celebración de elecciones presidenciales en un plazo de seis meses. El Gobierno interino –con diferentes grados y matices– recibe un cierto reconocimiento por parte de Moscú, Washington y Bruselas.

9- 15 de abril. Kurmanbek Bakíyev se acantona en el sur del país junto a alguno de sus hermanos. Se organizan concentraciones de apoyo al presidente depuesto en Jalalabad y Osh. Algunas concluyen con enfrentamientos con grupos de opositores, tensándose aún más la situación. Bakíyev se niega a dimitir, aunque declara que estaría dispuesto a renunciar si se garantizara su seguridad y la de su familia.

16 de abril. Finalmente Bakíyev entrega una carta manuscrita con su renuncia y se traslada a Taraz, en el vecino Kazajstán, el cual actuando como presidente de turno de la OSCE trata de ejercer una labor de intermediación en la crisis kirguiz.

19 de abril. Bakíyev se traslada a Minsk como invitado personal del presidente Alexander Lukashenko. Una vez en Bielorrusia, Bakíyev insiste en que sigue siendo el presidente legítimo de Kirguizstán, aunque declara que no tiene intención de volver al país.

19 de abril. Saqueos y ataques contra las casas de turcos mesjetas y rusos en los alrededores de Bishkek. 5 personas mueren y 40 son heridas en los enfrentamientos en la localidad de Mayevka. El nuevo Gobierno promete mano dura contra los saqueadores, pero no parece capaz de controlar la situación en el país.

20 de abril. El presidente ruso Medvédev anuncia que los fuerzas rusas estacionadas en la base de Kant (ya reforzadas con 150 paracaidistas el 8 de abril) protegerán a los “ciudadanos rusos” (rusos étnicos) y sus bienes en Kirguizstán.

21 de abril. Seguidores de Bakíyev atacan edificios gubernamentales y una estación de televisión en Jalalabad.

22 de abril. El nuevo Gobierno anuncia la celebración de un referéndum sobre la nueva Constitución para el 27 de junio y elecciones parlamentarias para el 10 de octubre.

26 de abril. Se constituye en Osh un comité de apoyo al derrocado Bakíyev.

27 de abril. China anuncia el cierre temporal de su frontera con Kirguizstán. Se mantienen las restricciones en las fronteras con Uzbekistán y Kazajstán.

28 de abril. Azimbek Beknazárov, miembro del Gobierno interino, anuncia que éste va a solicitar a Bielorrusia la extradición de Bakíyev acusado de “asesinatos y abuso de poder”

11 de mayo. Diversas fuentes alertan del auge de las actividades de grupos criminales en la zona del sur del país y del crecimiento de las tensiones interétnicas.

13 - 14 de mayo. En Teyit, pueblo natal del ex presidente, varias casas de familiares de Bakíyev son quemadas. Por su parte, seguidores del depuesto Bakíyev asaltan edificios gubernamentales en las provincias de Batken, Jalalabad y Osh. En Jalalabad centenares de simpatizantes de Bakíyev y del nuevo Gobierno se enfrentan en la calle. Muchos de ellos llevan encima objetos contundentes. Los enfrentamientos se saldan con al menos un muerto y tres decenas de heridos.

14 de mayo. Los miembros del Gobierno interino mantienen una reunión de emergencia en la Jogorku Kenesh (Parlamento) con relación a los incidentes en el sur del país.

14 de mayo. Representantes del Gobierno interino denuncian ante la prensa que los partidarios de Bakíyev (las fuerzas “contrarrevolucionarias”) se están reagrupando con la intención de tomar el Parlamento y recuperar el poder.

14 de mayo. Usen Sydykov, asesor de Bakíyev de 2006 a 2008, e Isaac Masalíev, líder del Partido Comunista, son arrestados y acusados de ser los inductores de las revueltas a favor de Bakíyev en el sur. La TV Nacional difunde supuestas conversaciones telefónicas entre ambos en las que discuten sobre cómo coordinar a los alborotadores.

16 de mayo. Alrededor de un millar de personas se manifiestan en Bishkek en apoyo del Gobierno interino.

17 de mayo. Signos preocupantes de la debilidad del Estado kirguiz. Debido a la incapacidad de la policía y la persistente actividad criminal, cientos o tal vez miles de personas se encuadran en patrullas ciudadanas de vigilancia. El fenómeno se extiende por las diferentes ciudades del país con el consentimiento tácito del Gobierno interino.

19 de mayo. El Gobierno interino decreta oficialmente un periodo de transición hasta diciembre de 2010 con Roza Otunbáyeva como presidenta; quien, por el contrario, no podrá concurrir a las elecciones presidenciales previstas ahora para 2011.

19 de mayo. Tensión y enfrentamientos entre kirguizos y uzbekos en Osh que se saldan con al menos dos muertos. Las autoridades declaran el estado de emergencia y decretan toque de queda nocturno hasta el 1 de junio.

20 de mayo. Varios miles de kirguizos se manifiestan en Jalalabad y asaltan una universidad local fundada por Kadyrzhán Batyrov, líder de la comunidad uzbeka local.

20 de mayo. Kazajstán reabre tres puestos fronterizos con Kirguizstán, lo que contribuye a aliviar la difícil situación económica kirguiz.

27 de mayo. Las disensiones dentro del Gobierno interino dificultan su acción. El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, anuncia que Bakíyev está listo para volver y convocar un referéndum.

11 de junio. Durante la madrugada, se inician enfrentamientos entre grupos de uzbekos y kirguizos en Osh. Algunas versiones apuntan a que una serie de riñas tumultuarias en algunos locales nocturnos degeneran en enfrentamientos masivos durante el día, para extenderse después a otras localidades del sur del país.

13 de junio. El Gobierno de Bishkek, desbordado por los acontecimientos, solicita a Rusia el despliegue de tropas. La petición es rechazada por el Kremlin. El despliegue del ejército kirguiz en el sur del país consigue restaurar momentáneamente la calma, pero se mantiene una tensión extrema. Ante la gravedad de la situación, el Gobierno decreta toques de queda nocturnos y autoriza a las fuerzas del orden a “disparar a matar” cuando lo consideren necesario para proteger a las víctimas de la violencia y para defenderse a sí mismos.

14 de junio. Las cifras oscilan notablemente entre diversas fuentes, pero el ministro kirguiz de Sanidad informa de 117 víctimas mortales y más de 1.400 heridos. Miles de uzbekos huyen a Uzbekistán. Por su parte, las autoridades uzbekas indican que unas 45.000 personas intentan, o han conseguido ya, cruzar la frontera con Uzbekistán. No obstante, esta misma fuente indica que la cifra real podría ser mucho mayor ya que sólo han contabilizado a los adultos y los niños podrían representar más de un 40% de esta masa humana.