Sin receta para frenar a la extrema derecha

La Vanguardia - 20/1/2019

Las elecciones europeas de mayo se presentan como un reto y, ante el previsible aumento del apoyo electoral de estas formaciones, se pondrá a prueba la cohesión de los partidos europeístas. “No existe una coordinación a escala europea porque hasta el momento la realidad nacional siempre se impone” explica el investigador de CIDOB, Héctor Sánchez Margalef. A su juicio, “puede existir una contradicción entre defender los valores europeos y hacer excepciones o pactos con estos partidos, pero es una contradicción que se ha asumido con naturalidad en los últimos años y que está vinculada a cómo se ha controlado en cada país”.

>> Acceder a la información