Lo intercultural o el señuelo de la identidad

Fecha de publicación:
05/1997
Autor:
Mohammed Nour Eddine Affaya
Descarga

Seguirán habiendo problemas, a veces insuperables, si las premisas de sus posibles soluciones continúan sin madurar. Igualmente, existen palabras cuya vigencia perdura, creyéndonos que no las aceptamos o que las rechazamos. No obstante, los medios de comunicación las resucitan, reactivan y les asignan de nuevo un valor. Uno de los graves problemas enraizados en el campo intelectual árabe es la denominación, la definición conceptualmente consensuada de palabras y de cosas. Debido tanto a la indigencia epistemológica, a la castración cognitiva como al bloqueo intelectual o al despotismo retrógrado, las palabras árabes, en su uso moderno, padecen una dolencia de determinación nominativa. Cabe señalar que se han hecho múltiples esfuerzos desperdigados y muchas tentativas a lo largo de estos últimos años para paliar esta situación. Sin embargo, el problema, considerado globalmente, persiste. Por otra parte, cada vez que intentamos solucionar aspectos referentes a ciertos términos, que se presentan con carga emocional y son problemáticos conceptualmente, vuelven a surgir, imponen un debate y exigen una reflexión apropiada. Uno de los términos más controvertidos generados por las lenguas es el de identidad. Oscilando entre la ideología y el mito, ese término provoca un malestar real cada vez que un ser o una comunidad se confronta a una prueba histórica. ¿Cómo repensar la identidad ahora y aquí? ¿Cómo asirla en su realidad escurridiza y/o en su anclaje cultural? ¿Qué brecha puede abrir lo intercultural para aproximarnos al problema de la identidad? Estos son los interrogantes que orientan la presente contribución que no tiene ni la pretensión de fijar una definición de identidad –en caso de que fuera asumible conceptualmente– ni la de proponer un nuevo tratamiento de lo intercultural.