La visión española de la seguridad europea para el próximo milenio

Fecha de publicación:
12/1997
Autor:
Eduardo Serra
Descarga

Se ha hablado más de una vez de que estamos en un cambio de siglo y en un cambio de milenio. El vicerrector aludía a la Edad Media; la Edad Media acuñó el término el terror milenario, que dio origen a extraordinarios movimientos de todo tipo y que hacía que los fines de siglo equivaliesen históricamente a una ecuación de cambio y crisis y los fines de milenio a incertidumbre, por no llamarlo terror y desconocimiento. Si a este binomio de incertidumbre y desconocimiento añadimos el concepto de seguridad, la lógica resultante debe de ser una cierta inquietud cuando no miedo, cuando no terror al próximo milenio. Creo que –y en esto quizá el tercer milenio que se abre delante de nosotros sea distinto de los anteriores, no tenga precedente– esta ecuación es falsa. Según las conclusiones de la encuesta –que ha realizado el Ministerio sobre la cultura de defensa en España– que presenté el 21 de mayo en el Congreso de los Diputados: el 72% de la población española no se siente amenazada. Hoy la sociedad europea en lo que respecta a seguridad y defensa no ve el próximo siglo, no ve el próximo milenio con miedo, con inseguridad. A mi juicio eso es así porque igual que los manuales nos enseñan que la Edad Contemporánea empezó en 1789, probablemente la siguiente Edad, el siguiente siglo, el siglo XXI, en materia de seguridad y defensa, ya ha empezado, ya nos es conocido.