El proceso político de la PESC

Fecha de publicación:
12/1997
Autor:
Eugeni Bregolat
Descarga

Los precedentes de la identidad europea de seguridad y defensa hay que buscarlos en los años inmediatos al fin de la Segunda Guerra mundial. El 4 de marzo de 1947 Francia y el Reino Unido firmaron el Tradado de Dunkerque, una alianza contra Alemania definida como enemigo. Su fin era evitar que Alemania pudiera volver a convertirse en una amenaza a la seguridad de los firmantes, tal como hiciera después de la Primera Guerra Mundial. La satelización por parte de la URSS de los países que ocupó en Europa Central y Oriental produjo un rápido cambio en la percepción del enemigo: Alemania dejó de serlo para pasar a serlo la URSS. Esta nueva percepción se concretó en el Tratado de Bruselas del 17 de marzo de 1948, por el que Francia, el Reino Unido y los países del Benelux crearon la Organización de Defensa de la Unión Occidental. El fin era la legítima defensa colectiva. Ni Estados Unidos ni Alemania formaban parte de esta alianza. El 4 de abril de 1949 se firmó el Tratado de Washington, que creó la Alianza Atlántica (OTAN). Estados Unidos y Canadá formaban parte de ella, junto a los anteriores, más Dinamarca, Portugal, Noruega e Islandia.