Dos reflexiones en torno a la movilidad transnacional en el Mediterráneo Occidental

Fecha de publicación:
10/2000
Autor:
Bernabé López García
Descarga

A propósito del tema de la mundialización y de la apuesta por lo intercultural la primera cuestión que planteo es si tiene el mismo sentido hablar de interculturalidad en Rabat, en Barcelona o en París. Lo intercultural está de moda. Lo cual plantea no pocos riesgos: se puede acabar convirtiendo en un tic, un término vacío usado y abusado en discursos, artículos, científicos o no. ¿Nos resultaría extraño encontrar el término un día en la publicidad de compresas, de hamburguesas u otros productos de la aldea global? La segunda cuestión tiene que ver con la primera: ¿es un anhelo o una reivindicación lo intercultural? Digo que tiene que ver con la primera pregunta porque si es un anhelo, tal vez en los tres lugares citados se aspira a conseguir al mismo nivel un grado de interacción entre culturas diversas presentes en cada uno de los tres contextos: lenguas, civilizaciones, religiones, sistemas de valores, todos ellos interrelacionados de manera abierta con capacidad de influir los unos en los otros.