La política para la integración europea en 2011: ¿palabras negativas y hechos positivos?

Fecha de publicación:
07/2012
Autor:
Yves Bertoncini
Descarga

Aunque no sea fácil resumirlo, 2011 quedará probablemente como un año fundamental por lo que respecta a la política para la integración europea, por al menos tres series de razones. En primer lugar, la definición de la respuesta dada por la UE a la crisis global a la que está haciendo frente desde el año 2008 le ha llevado a adoptar unas medidas financieras y económicas estructuradoras, aunque todavía sean insuficientes en muchos aspectos. En segundo lugar, también fue un año lleno de dudas, contradicciones y vacilaciones a nivel europeo, y un año muy difícil para la gobernanza de la UE en general. Por último, se alimentó el debate sobre la forma en que la UE y los demás Estados Miembros pueden influir en la autonomía de las democracias nacionales. El elemento común de estos tres registros es que llevaron a la UE a hacer equilibrios entre las palabras negativas y los hechos positivos, para llegar a un resultado final que será más fácil de definir con un poco más de distancia, pero cuyos principales componentes se detallan a continuación.