Déficit exterior: sostenibilidad y financiación

Fecha de publicación:
09/2008
Autor:
Emilio Ontiveros, Sara Baliña
Descarga

Uno de los rasgos que sigue singularizando a la economía española es su abultado déficit de la balanza de pagos por cuenta corriente, próximo al 10% del PIB, el más elevado de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en términos relativos y sólo superado en su magnitud absoluta por el de EEUU. Un desequilibrio tal es, en cierta medida, consecuencia de un largo período de expansión, en el que la principal fuerza impulsora ha sido la demanda interna, pero también el resultado de un patrón de crecimiento que no ha posibilitado la emergencia de ventajas competitivas sostenidas. El ritmo de crecimiento de las importaciones, muy superior al de las exportaciones, ha derivado en un saldo de la balanza comercial cuya compensación por los ingresos netos de servicios hace tiempo que es insuficiente. El resultado final es una intensa necesidad de apelación al ahorro externo que se refleja en la igualmente destacada magnitud de los pasivos financieros del conjunto del sector privado, familias incluidas, en España. La continuidad de ese recurso al endeudamiento exterior, en un entorno financiero internacional mucho más adverso que el presente en los últimos años, es la principal restricción al crecimiento que hoy pesa sobre la economía española.