Democratización en Sudáfrica

Fecha de publicación:
07/1995
Autor:
Peter Lyon
Descarga

Los historiadores del futuro recordarán, con casi toda seguridad, el año 1994 en Sudáfrica principalmente por sus primeras elecciones verdaderamente generales. Muchos comentaristas contemporáneos han visto este hecho como una gran manifestación colectiva y como la celebración del fin del apartheid, la segregación racial y la pigmentocracia. "Se ha producido un pequeño milagro" afirmó Nelson Mandela el 2 de mayo de 1994, cuando los resultados electorales confirmaron los pronósticos de los expertos: que él sería el primer presidente de la nueva Sudáfrica. Sea como fuere llama la atención que Mandela dijera "pequeño" milagro, dando a entender, tal vez, que muchos otros milagros serán necesarios. En todo caso, las elecciones sólo resultan completamente inteligibles a la luz de lo ocurrido antes e inmediatamente después. El presente
artículo se centra ante todo en los acontecimientos que tuvieron lugar en 1994 y, por tanto, en el período inmediatamente anterior a las elecciones, en las elecciones mismas y en los períodos postelectorales, en especial el último, que abarca hasta el momento de la redacción del presente texto, aunque la necesidad de cierta perspectiva exija a veces ampliar los límites
históricos y analíticos.