Las Naciones Unidas ante los retos actuales

Publication date:
07/1995
Author:
Francisco Villar
Download

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) nació, hace 50 años, en un contexto histórico muy determinado, fundamentalmente como consecuencia de los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Pero esta organización ha demostrado, a través de sus aciertos y sus fracasos, una considerable capacidad de adaptación a las circunstancias enormemente cambiantes del medio internacional a lo largo de este medio siglo de existencia, lo que es una prueba tanto de la flexibilidad de los mecanismos diseñados en San Francisco, como de la voluntad de los Estados que integran la comunidad internacional de contar con una organización global de esta naturaleza, que a pesar de sus limitaciones y carencias ha demostrado que es insustituible. Como se ha dicho tantas veces: “Si no existieran las Naciones Unidas, habría que crearlas”. El sistema de seguridad colectiva diseñado en la Conferencia de San Francisco no pudo ser puesto en práctica (salvo en Corea y en el Congo, y ello sólo hasta cierto punto, de manera un tanto heterodoxa y en circunstancias excepcionales) a causa de la desaparición del consenso entre los aliados de la Segunda Guerra Mundial. Pero ello no impidió que la organización realizase avances considerables en relación con algunos de los propósitos para los que fue creada: cooperación para el desarrollo económico y social, promoción de los Derechos Humanos, desarme, descolonización y codificación del Derecho Internacional, etc.; lo que, en ocasiones, se olvida cuando se hace un balance más bien negativo de la actuación de las Naciones Unidas en su medio siglo de existencia. Muchos son los datos que se podrían citar para ilustrar la magnitud de la labor desarrollada. Mencionaré tan sólo tres muy recientes, a mero título de ejemplo: -La campaña de vacunación universal del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegó al 80% de los niños menores de cinco años en todo el mundo, lo que ha salvado la vida de, al menos, tres millones de niños cada año. -El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) administró en 1993 más de 1.400 millones de dólares con los que se financiaron más de seis mil proyectos de desarrollo en unos 150 países y territorios. -1.300 millones de habitantes de los países en desarrollo tienen luz y acceso a agua potable apta para el consumo, en gran parte como consecuencia de las actividades del Decenio Internacional de las Naciones Unidas para el Agua Potable y el Saneamiento Ambiental (1981-1990).