El reconocimiento facial chino llega a las puertas de la Unión Europea

El País - 18 de juny 2021

Serbia entra en los planes de la llamada Ruta de la Seda digital, uno de los ejes de la política exterior china. Pekín firma acuerdos con países en los que concede préstamos a muy bajo interés y a largo plazo y se compromete a invertir en infraestructuras. A esas citas suele acudir de la mano de las grandes empresas chinas, y el componente digital suele estar presente. “Huawei y otras grandes corporaciones chinas tienen más experiencia internacional que muchas de las big tech estadounidenses”, indica Andrea G. Rodríguez, investigadora en tecnologías emergentes en CIDOB (Barcelona Centre for International Affairs). En el despliegue del 5G, por ejemplo, Huawei no tiene rival. “China exporta sus tecnologías, gana presencia internacional y las empresas recopilan los datos de la población donde se usa para mejorar sus propios sistemas, en este caso algoritmos de reconocimiento facial, de manera que sus productos se van perfeccionando y volviendo más exportables”.

>> Acceder a la información