Pasado, presente y futuro: el GATT, las áreas de libre comercio y ¿la Organización Mundial del Comercio?

Data de publicació:
07/1995
Autor:
Gonzalo Bernardos
Descàrrega

Para la mayoría de los economistas, la firma del acuerdo final de la Ronda Uruguay en abril de 1994 en Marrakech (Marruecos) comporta una sustancial mejora en las perspectivas referentes a las relaciones comerciales entre los distintos países. Esta mejora tiene como base la liberalización comercial que suponen los acuerdos alcanzados y, en especial, la creación de una nueva institución: la Organización Mundial de Comercio (OMC). La OMC tiene como objetivo recoger el testigo del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) en la defensa de un sistema de comercio más libre, transparente y multilateral (Sutherland, 1994). Su creación significa la adecuación al siglo XXI de los acuerdos de Bretton Woods concernientes al ámbito comercial que, durante los últimos 50 años, con mayor o menor éxito han regido las relaciones comerciales de carácter multilateral entre las diferentes naciones. Además, en un mundo donde el declive del GATT, desde principios de la década de los ochenta, ha conllevado la proliferación de áreas regionales de comercio, la OMC constituye un elemento imprescindible para hacer frente tanto a actitudes unilaterales que pretenden la realización de un comercio administrado como al incremento del proteccionismo en las transacciones interregionales. Por tanto, en lo que se refiere a la esfera comercial, estamos posiblemente a las puertas de una nueva era. Esta situación, en un número monográfico dedicado al comercio multilateral, prácticamente obliga a realizar una reconsideración del funcionamiento de dicho sistema comercial en el último medio siglo, así como una reflexión sobre cuál debería ser en el futuro la función de la OMC en un mundo dividido, probablemente como el actual, en áreas regionales de libre comercio. Estos son los objetivos de este artículo. El artículo consta de cinco secciones. En la primera se reflejan las bases sobre las que se fundamenta la liberalización del comercio después de la Segunda Guerra Mundial. La segunda aborda las causas que provocaron durante la década de los ochenta el declive del GATT y el auge del proteccionismo. En la tercera se exponen las razones que motivan la aparición de nuevas áreas regionales de libre comercio y la división del mundo en bloques. La cuarta sección indica la necesidad existente, en un mundo dividido en áreas regionales, de una institución como la OMC que permita la reducción de las guerras comerciales entre bloques y el fomento del comercio multilateral. En la quinta sección se resumen las conclusiones obtenidas.