Liz Truss

© US Embassy in the UK

© US Embassy in the UK

Actualización: 9 noviembre 2021

Reino Unido

Secretaria de Asuntos Exteriores (2021-)

  • Elizabeth Mary Truss
  • Mandato: 15 septiembre 2021 - En ejercicio
  • Nacimiento: Oxford, condado de Oxfordshire, South East, Inglaterra, 26 julio 1975
  • Partido político: Conservador
  • Profesión: Gerente comercial
Descarga

Presentación

El 15 de septiembre de 2021 el primer ministro británico, Boris Johnson, colocó a Elizabeth Truss al frente del Foreign Office, hasta entonces dirigido por Dominic Raab. Segunda mujer secretaria de Estado para Asuntos Exteriores y de la Commonwealth tras el registro (2006-2007) de la laborista Margaret Beckett, Truss ha desempeñado desde 2012 varias funciones gubernamentales a las órdenes sucesivamente de David Cameron, Theresa May y Johnson. Sus penúltimos nombramientos fueron, en 2019, para la Secretaría de Estado de Comercio Internacional y el Ministerio de Mujeres e Igualdad, cartera esta última que ahora retiene.

Haciendo gala de dinamismo, ella orquestó la campaña relámpago para dotar al Reino Unido de una robusta red de acuerdos de libre comercio que compense la salida de la Unión Aduanera, el Mercado Interior Único y el Espacio Económico Europeo el 31 de diciembre de 2020, fecha en que concluyó el período de transición del Brexit de 11 meses iniciado el 31 de enero de 2020, cuando el país dejó de ser Estado miembro de la UE. Así, bajo su ministerio, en algo más de dos años, se adoptaron nada menos que 27 acuerdos bilaterales, siendo los más importantes por los volúmenes de mercancías implicados los de Japón, Noruega/Islandia, Canadá, Turquía, Singapur, Australia y Corea del Sur, y se solicitó la participación en el Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Trans-Pacífica (CPTPP o TPP11). Sin olvidar el de mayor calado, el Acuerdo de Cooperación y Comercio (TCA) con la propia UE, firmado el 30 de diciembre de 2020 y en vigor el 1 de mayo de 2021, que establece un área de libre comercio de bienes y, con limitaciones, de servicios. Las negociaciones están abiertas además con Estados Unidos e India. En realidad, salvo el japonés y el australiano, todos estos acuerdos comerciales con terceros países son instrumentos de continuidad, que replican los acuerdos preexistentes dentro de la UE.

Conservadora de intensas convicciones neoliberales y desde el referéndum de 2016 adherida al bando de los entusiastas de la retirada de la UE, Truss es para Johnson una colaboradora leal para ayudarle a conducir el Reino Unido en un período borrascoso saturado de turbulencias, desafíos e incertidumbres, tanto externos como internos, a cual más fuerte.

El país tiene numerosos frentes abiertos, empezando por la normalización de las relaciones post-Brexit con la UE, proceso que, en buena medida debido al revisionismo de Johnson, amenaza con descarrilar. El Ejecutivo británico y la Comisión Europea llevan meses enfrentados por el Protocolo de Irlanda del Norte (el cual mantiene a este territorio del Reino Unido dentro de la Unión Aduanera para evitar la creación de "fronteras duras" entre las dos Irlandas), que el primero exige "reescribir" para calmar las tensiones en el campo unionista norirlandés (contrario a que el Tribunal de Justicia de la UE tenga jurisdicción arbitral sobre el Ulster), y ello al hilo del reguero de acusaciones mutuas sobre la exportación de vacunas. Con Francia, ha estallado una acerba disputa pesquera que ha conducido a las amenazas de sanciones por París y con acciones legales por parte de Londres. Todo ello, en un contexto nacional altamente revuelto de crisis en las cadenas de suministros, desabastecimiento, falta de materias primas y de trabajadores especializados, encarecimiento de los precios de bienes básicos y la energía, y una agresiva tercera ola de la COVID-19, favorecida por la lentitud de la campaña de vacunaciones. El perfil de la nueva responsable diplomática, caracterizado por el celo ideológico y la defensa tenaz de los intereses nacionales, podría hacer que algunos de los conflictos en curso adquieran unos contornos más agudos.

Otros retos en la agenda de Truss son las relaciones con China (deterioradas desde el recorte autoritario de la autonomía de Hong Kong y, al calor del debate sobre los riegos de ciberseguridad, la exclusión de Huawei del desarrollo de la red nacional de 5G) y Rusia (muy tensionadas por los envenenamientos de Aleksandr Litvinenko y el matrimonio Skripal, las denuncias de espionaje, la crisis de Ucrania y el reciente incidente naval en el mar Negro), así como el dilema de cómo tratar con el nuevo régimen talibán afgano y la reactivación de la coalición internacional para la derrota del Estado Islámico. La nueva secretaria de Exteriores estrenó el cargo el mismo día en que Johnson, el presidente Joe Biden y el primer ministro Scott Morrison anunciaron el AUKUS, nuevo pacto de seguridad para la región del Indo-Pacífico que Beijing percibe como un movimiento hostil de la Angloesfera la pero que Truss defiende enfáticamente, describiéndolo como una "asociación con países de ideas afines para construir coaliciones basadas en valores e intereses compartidos". Por otro lado, Truss secunda a Johnson como anfitriona de la XXVI Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNCCC), que se desarrolla en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021.

En el orden jerárquico del Gabinete, Truss es el cuarto oficial por detrás de Johnson, Raab, quien ahora funge de viceprimer ministro y Lord Canciller, y Rishi Sunak, el canciller del Exchequer. Desde su promoción en 2020 para dirigir el Tesoro, Sunak, de 41 años, se ha proyectado como el delfín aparente de Johnson (57). Sin embargo, ahora, Truss (46), de la que no se ignoran sus elevadas ambiciones políticas y que suele hacer un uso autopromocional de las redes sociales, parece avanzar posiciones para arrebatar esa condición.

(Texto actualizado hasta noviembre 2021)

Biografía

Nacida en 1975, el año en que Margaret Thatcher asumió el liderazgo del Partido Conservador, Elizabeth Mary Truss se crió en un hogar con ideas laboristas de izquierda y en su juventud militó en los Liberales Demócratas. Su salto a los conservadores se produjo en 1996, coincidiendo con la compleción de sus estudios de Filosofía, Política y Economía en el Merton College de Oxford, y el inicio de una carrera de gerente de ventas y economista contable en el sector privado, actividades profesionales desarrolladas a lo largo de una década en las compañías Shell y Cable & Wireless.

En las elecciones generales de 2001 y 2005, durante el Gobierno laborista de Tony Blair, Truss candidateó sin éxito a un asiento en la Cámara de los Comunes. A cambio, en 2006, salió elegida concejal en el distrito londinense de Greenwich. Fue en los comicios de 2010, ganados por el Partido Conservador bajo el liderazgo de David Cameron, cuando finalmente llegó a Westminster como diputada por la circunscripción inglesa de South West Norfolk, escaño que ha renovado tres veces desde entonces.

Aunque se sentaba en las filas traseras (backbench) del grupo parlamentario tory, Truss adquirió alguna notoriedad por su enérgica defensa del Gobierno Cameron, de coalición con los liberaldemócratas de Nick Clegg, y por su nacionalismo optimista sobre el futuro del Reino Unido. A su entender, el país disponía de todos los instrumentos y capacidades necesarios para evitar el declive económico, considerado inevitable por muchos, en un mundo globalizado, donde el centro de gravedad se desplaza inexorablemente de Occidente a Asia. Su fe en el libre mercado, la meritocracia y la excelencia educativa, con un especial énfasis en la formación científica y matemática, para poder obtener unas robustas tasas de crecimiento económico y recuperar competitividad fue expuesta en los ensayos After the Coalition: A Conservative Agenda for Britain (2011) y Britannia Unchained: Global Lessons for Growth and Prosperity (2012), firmados colectivamente con sus colegas de bancada Dominic Raab, Kwasi Kwarteng, Priti Patel y Chris Skidmore, socios todos también del club informal Free Enterprise Group. Los comentaristas valoraron estos escritos políticos, que ensalzaban el capitalismo e invocaban la desregulación en plena resaca de la Gran Recesión de 2009, como una audaz expresión del pensamiento "neo-thatcherista". En aquella época, empero, Truss no estaba considerada una adalid del ala euroescépica del partido.

Cameron reclutó a Truss para el Gobierno británico en septiembre de 2012 nombrándola subsecretaria de Estado parlamentaria para el Cuidado Infantil y la Educación Escolar, área del Departamento de Educación. En julio de 2014 el primer ministro la promovió a miembro del Gabinete como secretaria de Estado para el Medio Ambiente, la Alimentación y los Asuntos Rurales. Esta posición no se vio alterada tras las elecciones de mayo de 2015, en las que los conservadores recobraron la mayoría absoluta y pudieron gobernar en solitario. En cambio, el referéndum de junio de 2016 sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE con la inesperada victoria de los partidarios del Leave fue el punto de inflexión en la todavía no extensa carrera política de Truss, que de la noche a la mañana pasó de argumentar las ventajas prácticas de un Remain renegociado a defender vehementemente el Brexit con todas sus consecuencias.

En julio de 2016 la sucesora del dimitido Cameron, Theresa May, mantuvo a Truss en el Gabinete y con una cartera de más postín, la Secretaría de Estado de Justicia, que May quitó a Michael Gove en castigo por habérsele enfrentado en la elección del liderazgo de los tories. Truss se convirtió así en la primera mujer al frente del Ministerio de Justicia y de paso en la primera Lord Canciller, en la milenaria historia de este alto funcionariado de Gran Bretaña. En el año que ejerció dicha función, Truss fue acusada de no cumplir adecuadamente con su obligación de asegurar el funcionamiento eficiente y la independencia de los tribunales, al no salir a defender con la energía esperada a varios jueces que estaban recibiendo fieros ataques desde medios políticos y periodísticos partidarios del Brexit. Tras las elecciones generales de junio de 2017 May movió a Truss, reelegida por South West Norfolk, al puesto de secretaria jefe del Tesoro. El nuevo cometido parecía más ajustado al perfil de la antigua gerente de multinacionales, a fin de cuentas una economista y no una experta en temas legales, pero fue visto como una especie de degradación, ya que como secretaria jefe del Tesoro Truss asistía a las reuniones del Gabinete, pero no era miembro oficial del mismo.

Nuevamente una mudanza traumática en el mando del conservadurismo se tradujo para Truss, casada, madre de dos hijos y muy activa en las redes sociales de Internet, en un cambio de responsabilidades en el Ejecutivo. Humillada por los tres rechazos consecutivos de los Comunes, con el voto de los rebeldes radicales de su propio partido, a las sucesivas versiones del Acuerdo de Retirada previamente acordado con la UE (lo que obligó a postergar otras tantas veces la materialización del Brexit), May renunció como líder de los conservadores el 7 de junio de 2019, cumpliendo el anuncio hecho finales de mayo. Su sucesor el 23-24 de julio, el ex secretario de Exteriores Boris Johnson, máximo defensor del Brexit en el oficialismo, reclutó para su equipo a una Brexiter que defendía el abandono de la UE con el fervor de una conversa de la causa. De hecho, Truss, ya el 1 de junio, fue el primer miembro del Gabinete que desveló su voto para Boris Johnson, convirtiéndose así en la proponente formal de su candidatura para liderar el partido por parte del grupo parlamentario. Este gesto anulaba su anterior anuncio de que deseaba presentarse ella misma a la elección interna.

Agradecido, Johnson nombró a Truss secretaria de Estado para el Comercio Internacional, reemplazando a Liam Fox. Algunos observadores, considerando que Truss había diseñado el plan del nuevo primer ministro de bajar el impuesto sobre la renta a los contribuyentes con ingresos superiores a las 50.000 libras, apostaron porque Johnson premiaría a su aliada con la Cancillería del Exchequer. Sin embargo, el sucesor de Philip Hammond en esta alta posición fue Sajid Javid, el hasta entonces secretario del Interior. El 10 de septiembre del mismo año Johnson hizo a Truss también ministra de Mujeres e Igualdad, departamento donde tomaba el relevo a la dimitida Amber Rudd. Más tarde, en diciembre, Truss fue confirmada en el segundo Gabinete que Johnson presentó tras la contundente victoria del Partido Conservador en las elecciones parlamentarias adelantadas.

(Cobertura informativa hasta 1/1/2020)

Más información

Sitio web de Liz Truss

Liz Truss en Twitter

Liz Truss en Facebook

Liz Truss en YouTube

Liz Truss en Instagram

Ficha de Liz Truss en la web del Gobierno británico

Ficha de Liz Truss en la web de la Cámara de los Comunes

Foreign & Commonwealth Office

Web del Partido Conservador