Cabezas de lista en las elecciones de 2015 en Israel: perfiles y programas

En las votaciones del 17 de marzo de 2015 a la vigésima Knesset del Estado de Israel midieron sus fuerzas un amplio abanico de opciones políticas con ideologías y propuestas muy dispares. Presentamos un repertorio de 12 cabezas de lista, retratados con sus semblanzas personales y los principales rasgos de sus plataformas electorales. Aparte, puede consultarse la sección dedicada a Israel del servicio de información del CIDOB Biografías de Líderes Políticos.

(Editado por Roberto Ortiz de Zárate. Cobertura informativa hasta 17/3/2015)


BINYAMIN NETANYAHU (Likud) | YITZHAK HERZOG (Unión Sionista/Avoda) | TZIPI LIVNI (Unión Sionista/Hatnuah) | NAFTALI BENNETT (La Casa Judía) | YAIR LAPID (Yesh Atid) | AYMAN ODEH (Lista Conjunta) | AVIGDOR LIEBERMAN (Yisrael Beiteinu) | MOSHE KAHLON (Kulanu) | YAAKOV LITZMAN (Yahadut HaTorah) | ARYEH DERI (Shas) | ZEHAVA GALON (Meretz) | ELI YISHAI (Yachad-Otzma)


medium© Israel Ministry of Foreign Affairs/Flickr
BINYAMIN NETANYAHU
Primer ministro de Israel y líder del Likud
Tel Aviv, 1949

Lista: Likud ('Consolidación')
Orientación: derecha
Profesión: militar y consultor de empresas
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos (parcial)
Primer ministro (1993-1996 y desde 2009); líder del Likud (1993-1999 y desde 2005); ministro de Exteriores (2002-2003, 2012-2013); ministro de Finanzas (1997, 1998-1999, 2003-2005 y desde 2014); miembro de la Knesset (1988-1999 y desde 2003).
Perfil y programa
A lo largo de su carrera, Binyamin Bibi Netanyahu, halcón en política y neoliberal en economía, ha hecho de la seguridad de Israel frente a cualesquiera enemigos militares o terroristas el eje cardinal de su discurso. Desde hace una década este antiguo comando de operaciones especiales lidera el Likud, donde mantuvo una áspera rivalidad con Ariel Sharon, al que no perdonó la desconexión unilateral de Gaza, y desde 2009, tras el hiato de tres años liderando la oposición al Gobierno del Kadima, es por segunda vez primer ministro. Revalidado en los comicios de 2013 -con resultados malos, pero no catastróficos como los de 2006, que consiguió remontar-, Netanyahu ha gobernado apoyado en alianzas inestables con laboristas, centristas, ortodoxos y las ultraderechas religiosa y laica.

Su intransigencia negociadora con los palestinos, expuesta desde los años noventa, cuando criticó las concesiones que entrañaban los Acuerdos de Oslo y expuso sus célebres tres noes, pareció suavizarse en 2009 al asumir en principio la fórmula de los dos estados, aunque a condición de que la futura entidad palestina estuviera supeditada a Israel y renunciara a la capitalidad en Jerusalén y al retorno de los refugiados. Sin embargo, la negativa de Netanyahu a frenar la expansión colonial en Cisjordania y Jerusalén Oriental, exigida por el sionismo de extrema derecha pero contraria al derecho internacional, ha tensado al máximo las relaciones especiales con Estados Unidos. Al mismo tiempo, el gobernante condiciona cualquier arreglo con los palestinos en aras de una "paz segura" a la aceptación por estos del carácter judío de Israel. Además, ha fustigado la ofensiva diplomática del presidente Mahmoud Abbas para obtener el reconocimiento internacional de la estatalidad palestina, así como la reconciliación Fatah-Hamás, dos estrategias, según él, que hacen aún más lejana la paz.

La sucesión de crisis y controversias en sus dos legislaturas de gobierno (ataque a la flotilla humanitaria de Gaza, llamaradas bélicas en la franja con resultados dudosos, bombardeos punitivos contra Siria, despliegue del sistema Cúpula de Hierro contra el Hezbollah libanés, protestas sociales masivas por el deterioro de los servicios públicos y el aumento del coste de la vida, resistencia de los religiosos a la obligatoriedad del servicio militar, debate parlamentario de una Ley Básica que defina a Israel como el Estado-nación del pueblo judío) han erosionado, indican los sondeos, la aceptación popular de Netanyahu. El líder derechista, que aprecia a su alrededor una atmósfera de boicot, asedio e incomprensión, libra la campaña de las elecciones de marzo de 2015 voceando con más energía que nunca una de sus grandes obsesiones: la "amenaza existencial" que para la "superviviencia" de Israel supone un posible Irán nuclear, peligro mortal que el dirigente desearía cortar de raíz mediante un ataque preventivo. Las tormentosas relaciones con la Administración Obama alcanzan su cenit precisamente ahora, pues Netanyahu ha desairado a la Casa Blanca al aceptar la invitación del Congreso -controlado por los republicanos- para advertir contra la mínima transacción entre Washington y el régimen de los ayatolás.
(Para una información más completa, véase la biografía de Binyamin Netanyahu en el servicio Biografías Líderes Políticos del CIDOB)


medium© Piotr Drabik/Flickr
YITZHAK HERZOG
Líder del Partido Laborista (Avoda)
Tel Aviv, 1960

Lista (1º): Unión Sionista (HaMahane HaZioni)
Orientación: centro-izquierda
Profesión: abogado
mediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder del Partido Laborista (desde 2013); ministro de Vivienda (2005); ministro de Turismo (2006-2007); ministro de la Diáspora (2007-2009); ministro de Bienestar Social (2007-2011); miembro de la Knesset (desde 2003).
Perfil y programa
En noviembre de 2013 Yitzhak Herzog, hijo del sexto presidente de Estado, Haim Herzog, y apodado Bougie y Buji, tomó las riendas de un partido relegado a la oposición y convertido en sombra de lo que había sido. Los laboristas israelíes, desnaturalizados por el corrimiento ideológico al centro y una sucesión de liderazgos breves, llevaban una década sufriendo menoscabos electorales (en 2009 llegaron a ser la cuarta fuerza de la Knesset) y defecciones de alto impacto, desarrolladas en una triple secuencia: en 2005 Shimon Peres y Haim Ramon se fugaron al Kadima de Ariel Sharon; en 2011 el entonces líder, Ehud Barak, montó su propia formación, Atzmaut, movimiento que Herzog no quiso secundar y que supuso su marcha del Gobierno de unidad nacional de Netanyahu, donde llevaba la cartera de Bienestar y Servicios Sociales; y en 2012 dieron el portazo Amran Mitzna y Amir Peretz, reclutados por el nuevo Hatnuah de Tzipi Livni.

Precisamente con la ex ministra de Justicia, Herzog forjó en diciembre de 2014 un bloque de centro-izquierda, la Unión Sionista (HaMahane HaZioni), para enfrentarse al gobernante Likud en las elecciones anticipadas de marzo de 2015. Con Herzog de cabeza de lista y Livni en el segundo lugar, el eje Avoda-Hatnuah pone en la picota las políticas "provocadoras" e "irresponsables" de Netanyahu (Es o nosotros o él, proclama su eslogan de campaña) y oferta un planteamiento posibilista del conflicto palestino-israelí basado en la solución de los dos estados y en la reanudación del diálogo directo y sin precondiciones con el presidente Mahmoud Abbas, con quien Herzog ya ha sostenido varios encuentros. Además, la Unión Sionista desea restablecer el buen tono en el diálogo privilegiado con el aliado estadounidense, pues la "hostilidad" de Netanyahu a Obama "daña la seguridad nacional", y rechaza como "innecesario", al ya mencionar la Declaración de Independencia de 1948 esa especificidad nacional, el proyecto de Ley Básica que define expresamente a Israel como el Estado del pueblo judío. En cuanto a los asentamientos de colonos, el Partido Laborista plantea una congelación parcial de los mismos. El contraste con el Likud se marca también en la asunción programática de las preocupaciones sociales y económicas que motivaron las protestas ciudadanas de 2011.

Herzog aspira a ser el primer jefe de Gobierno de su partido en 14 años y, si la Unión Sionista gana las elecciones y consigue forjar una mayoría, ocupará el cargo hasta 2017; de acuerdo con el pacto de rotación suscrito con su aliada, en la segunda mitad de la legislatura Livni sería la primera ministra.


medium© Tzipi Livni/Flickr
TZIPI LIVNI
Líder del Hatnuah ('Movimiento')
Tel Aviv, 1958

Lista (2ª): Unión Sionista (HaMahane HaZioni)
Orientación: centro-izquierda
Profesión: abogada
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos (parcial)
Líder del Hatnuah (desde 2012); líder del Kadima (2008-2012); ministra de Exteriores y viceprimera ministra (2006-2009); ministra de Agricultura (2002-2003); ministra de Absorción de la Inmigración (2003-2006); ministra de Vivienda (2004-2005); ministra de Justicia (2005-2006, 2006-2007, 2013-2014); miembro de la Knesset (1999-2012 y desde 2013).
Perfil y programa
La popular Tzipi Livni, antigua protegida de Ariel Sharon y miembro del Likud, tuvo su mayor oportunidad de repetir el registro de Golda Meir entre 2008 y 2009, cuando, siendo ministra de Exteriores y la sucesora del dimitido Ehud Olmert en el liderazgo del partido centrista Kadima, primero intentó sin éxito reconstruir el Gobierno de coalición con laboristas y ultraortoxos, y luego cosechó en las elecciones anticipadas una exigua mayoría simple que no le permitió encabezar un Gabinete de unidad nacional, cosa que sí estuvo al alcance de Binyamin Netanyahu.

Desplazada a la oposición, Livni fue objeto de una orden de arresto desde un tribunal del Reino Unido por haber formado parte de la cúpula dirigente que decidió la mortífera guerra de Gaza en 2008 y entró en conflicto con su número dos, Shaul Mofaz, quien la acusaba de autoritaria y que finalmente consiguió descabalgarla del liderazgo de un Kadima en caída libre en marzo de 2012. Antes de terminar el año, la ex ministra regresó al primer plano con un partido propio, el Movimiento (Hatnuah), escorado al centro-izquierda e imán para destacadas figuras del laborismo. Tras las elecciones de 2013, en las que su agrupación quedó en un discretísimo séptimo lugar con el 5% de los votos y seis diputados, Livni aceptó la propuesta de Netanyahu de ingresar en el Ejecutivo como ministra de Justicia y jefa del diálogo con los palestinos, el cual descarriló a los pocos meses reiniciarse. En diciembre de 2014 Netanyahu la despidió del Gabinete y su respuesta fue aliarse con los laboristas de Yitzhak Herzog, dando lugar a la Unión Sionista, con ella de segunda de lista.

Mujer con fama de honrada, Livni es una política que ha evolucionado desde el ultranacionalismo sionista de su juventud a un pragmatismo de madurez que asume sin reservas la estatalidad palestina y la renuncia a parte de la Cisjordania ocupada. Estas tesis, que no hacen concesiones en los puntos de Jerusalén y los asentamientos principales , se acentúan ahora en la campaña para las elecciones de marzo de 2015, en la que propugna retomar las conversaciones con Mahmoud Abbas para sellar de una vez la eternamente pendiente paz palestino-israelí y recuperar la sintonía con la Casa Blanca. Para ella, la solución de los dos estados es una "necesidad", pues preservaría a Israel como Estado judío y democrático, y no un "regalo" a los palestinos. Las viejas preocupaciones de Livni por la seguridad nacional prevalecen en el discurso del Hatnuah, que dedica menos espacio a las cuestiones económicas, si bien su líder expone opiniones ampliamente progresistas en el terreno social. Livni descarta hablar con Hamás a menos que "renuncie al terrorismo" y deja patente su animadversión, correspondida, hacia Netanyahu, al que destina epítetos de grueso calibre (le ha llamado "impotente" y "basura") y acusa de "destruir" las relaciones con Estados Unidos y de condenar a Israel al "aislamiento" internacional.
(Para una información más completa, véase la biografía de Tzipi Livni en el servicio Biografías Líderes Políticos del CIDOB)


medium© The Israel Project/Flickr
NAFTALI BENNETT
Ministro de Economía y líder de La Casa Judia
Haifa, 1972

Lista: La Casa Judía (HaBayit HaYehudi)
Orientación: extrema derecha religiosa, ortodoxia
Profesión: empresario informático
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder de La Casa Judía (desde 2012); ministro de Economía, Servicios Religiosos, y Jerusalén y Diáspora (desde 2013); miembro de la Knesset (desde 2013).
Perfil y programa
En Israel, el moderno sionismo religioso y el movimiento de colonos tienen a su más carismático portavoz con Naftali Bennett, un antiguo soldado de las unidades de élite del Ejército, fogueado en la guerra de Líbano, y rico empresario informático que sostiene las tesis ultranacionalistas del Eretz Yisrael. Ejemplo de salto tardío a la política con desarrollo fulgurante, Bennett, siempre tocado con la kipá, trabajó primero para Binyamin Netanyahu, pero a partir de 2011 se fue distanciando del Likud para centrarse en el fortalecimiento social del movimiento sionista. En 2012 recaló sobre alfombra roja en La Casa Judía (HaBayit HaYehudi), formación exponente del judaísmo ortodoxo nacionalista y sucesora en 2008 del Partido Nacional Religioso (Mafdal), de cuya jefatura desbancó a Zevulun Orlev. Agrupando en torno suyo a los micropartidos ultraderechistas Moledet y Tkuma, Bennett consiguió unos excelentes resultados en las elecciones de 2013, que situaron a La Casa Judía en cuarto lugar, y luego se integró en el segundo Gobierno de coalición de Netanyahu, quien le otorgó tres carteras, las de Economía, Servicios Religiosos, y Asuntos de Jerusalén y Diáspora.

De inmediato, Bennett se distinguió como uno de los miembros más influyentes y dinámicos del Gabinete, donde entabló una doble competición, la primera amistosa y la segunda decididamente hosca, con Yair Lapid, el líder del partido centrista laico Yesh Atid, y con Avigdor Lieberman, el líder del partido también laico, pero ultranacionalista, Yisrael Beiteinu.

El triple ministro viene articulando dos discursos bien perfilados. Por una parte, habla de reconstruir la sociedad israelí sobre una nuevas bases éticas, patrióticas y no sectarias, procurando integrar a los sectores religiosos y seculares, lo que exige abolir la exención militar de los estudiantes ultraortodoxos e incorporar al segmento de poblacion haredí (judíos observantes estrictos) a la economía productiva. Por otro lado, Bennett no esconde su nacionalismo expansionista, que verbaliza con radicalidad. Así, reclama la anexión inmediata del 62% de Cisjordania, la llamada Área C, para sepultar para siempre los "obsoletos" Acuerdos de Oslo; se opone frontalmente al Estado palestino, porque este estará controlado por "terroristas"; se asegura de que el ritmo de la construcción de asentamientos de colonos no aminore; y ha amanazado con abandonar el Ejecutivo si Netanyahu se pliega a negociar con los palestinos sobre las fronteras de 1967, llegando a calificar de "suicidio" la reanudación, a la postre fugaz, de las conversaciones con el Gobierno de Ramallah en 2013. Admite la concesión de la ciudadanía a decenas de miles de palestinos cisjordanos y al mismo tiempo defiende la nacionalidad estrictamente judía del Estado de Israel.

Como titular de Economía, donde advoca un capitalismo poco regulado y sin distorsiones del libre mercado, Bennett se ha mostrado preocupado por mitigar, mediante la diversificación comercial, el riesgo de futuros boicots y sanciones europeos a Israel, que según él delatan sentimientos "antisemitas".


medium© Governor of Maryland/Flickr
YAIR LAPID
Líder de Yesh Atid
Tel Aviv, 1963

Lista: Yesh Atid ('Hay un Futuro')
Orientación: centro
Profesión: periodista
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder de Yesh Atid (desde 2012); ministro de Finanzas (2013-2014); miembro de la Knesset (desde 2013).
Perfil y programa
El conocido periodista televisivo Yair Lapid fue la estrella de las elecciones de enero 2013 en Israel al desembarcar con su partido de menos de un año de vida, Yesh Atid (Hay un Futuro), en la Knesset con el 14,3% de los votos y 19 escaños, brillante segunda posición que birló al laborismo y al ultranacionalismo religioso. Desplegando un estilo fresco y directo, y argumentando que había que regenerar el sistema y "cambiar las prioridades" de Israel, el líder de Yesh Atid supo conectar con los jóvenes y los amplios sectores de población movilizados en las protestas de 2011 en favor de la justicia y equidad sociales y de un alivio del coste de la vida. La oferta centrista, secular y liberal progresista de Yair Lapid, dirigida fundamentalmente a la descontenta clase media, bebe de la tradición política de su padre, Tommy Lapid, el campeón de las libertades cívicas y ateo confeso que antes de su fallecimiento en 2008 presidió el partido Shinui. Hasta que la convocatoria de los comicios anticipados de marzo de 2015 ha venido a estimular la retórica de los partidos, Lapid hijo matizaba su actitud con los sectores religiosos, pues, si bien quería que los seminaristas ultraortodoxos hicieran el servicio militar como el resto de jóvenes israelíes y que las yeshivas talmúdicas dejaran de ser una carga financiera para el Estado, procuraba no incurrir en el anticlericalismo del viejo Shinui.

En marzo de 2013, tras el acuerdo de coalición con el Likud, Lapid debutó en las tareas de gobierno como el ministro de Finanzas de Binyamin Netanyahu. En los meses siguientes, Lapid fue un destacado miembro del Gabinete y junto con Tzipi Livni, del Hatnuah, una de sus pocas voces moderadas. La expulsión de ambos por Netanyahu en diciembre de 2014 precipitó el final de la legislatura y el adelanto electoral.

Para esta campaña electoral, Lapid, que ha visto marchitarse su popularidad por los recortes presupuestarios y otras medidas de austeridad aplicadas como ministro, defiende una plataforma que incluye la reactivación de las negociaciones con los palestinos sobre las bases de la noción de "dos estados para dos pueblos", la preservación de los principales asentamientos de colonos en Judea y Samaria (Cisjordania), la indivisión de Jerusalén y la seguridad de las fronteras. Cabeza de un partido que es sionista sin reservas, Lapid se confiesa escéptico con la voluntad de paz de la parte palestina. Por otra parte, opina que todos los ciudadanos deben compartir las mismas cargas y obligaciones, luego las exenciones y beneficios de que gozan los fieles haredim, insiste, deben terminar. En este sentido, la influencia de Lapid en el Gobierno Netanyahu quedó patente con el racimo de novedades legales centradas en la reducción de las subvenciones a las yeshivas y el reclutamiento de sus estudiantes por las FDI. En cuanto al polémico proyecto de ley sobre la exclusiva nacionalidad judía del Estado de Israel, el candidato se muestra contrario a una norma que haría de los israelíes no judíos unos "ciudadanos de segunda".


medium© Ayman Odeh/Facebook
AYMAN ODEH
Líder del Hadash
Haifa, 1974

Lista Conjunta (Hadash + Balad + Ra'am + Ta'al)
Orientación: izquierda
Profesión: abogado
medium
Historial de cargos
Líder del Hadash (desde 2015).
Perfil y programa
Los sondeos son auspiciosos para la Lista Conjunta de cuatro partidos representantes de la minoría árabe israelí y que encabeza Ayman Odeh, abogado carente de experiencia parlamentaria que solo poco antes de las elecciones anticipadas de marzo de 2015 alcanzó la presidencia del Hadash, uno de los miembros de coalición, del que venía siendo secretario general, en sustitución de Mohammad Barakeh.

Hadash, acrónimo del Frente Democrático de la Paz y la Igualdad, con orígenes marxistas, integra a árabes y judíos en un proyecto de convivencia en un Estado democrático y su orientación es nítidamente izquierdista y secular. El partido, con un electorado pequeño pero bastante fiel, de acuerdo con sus credenciales no sionistas y no nacionalistas, lleva casi 40 años reclamando la evacuación y desanexión de todos los territorios ocupados en la guerra de los Seis Días, junto con la completa descolonización de Cisjordania y el retorno de los refugiados. Fue de los primeros en adherirse a la solución de los dos estados para resolver el conflicto palestino y alcanzar una paz basada en las fronteras de 1967, y actualmente se opone con vehemencia al "racista" proyecto de Ley Básica, promovido por la derecha parlamentaria, que define a Israel como el Estado-nación del pueblo judío; al contrario, el Hadash quiere que se reconozca expresamente como minoría nacional a los israelíes árabes, el 20% de la población, quienes tradicionalmente se han quejado de discriminación y de ser tratados como unos ciudadanos de segunda.

Para las votaciones a la Knesset de 2015, el Hadash, por primera vez y a pesar de las diferencias ideológicas con algunos de sus socios, se ha embarcado en una gran alianza de las principales formaciones árabes. En la Lista Conjunta (HaReshima HaMeshutefet en hebreo, Al Qaimah Al Mushtarkah en árabe), que coloca a Odeh en primer lugar y presenta un carácter plurirreligioso al dar cabida a candidatos musulmanes, cristianos, judíos y drusos, participan también la Asamblea Nacional Democrática (Balad, nacionalista árabe), la Lista Unida Árabe (Ra'am, religiosa islamista) y el Movimiento Árabe para la Renovación (Ta'al). Odeh, quien se describe a sí mismo como ateo y ecosocialista, confía en que la Lista Conjunta supere el techo de los votos sumados por sus integrantes en pasadas elecciones y pueda facilitar un apoyo clave a la Unión Sionista de Yitzhak Herzog y Tzipi Livni para formar un Gobierno alternativo al del Likud y los conservadores, si bien la alianza árabe no se ve sentada en él.


medium© US Embassy in Tel Aviv/Flickr
AVIGDOR LIEBERMAN
Ministro de Asuntos Exteriores y líder de Yisrael Beiteinu
Chisinau, Moldova, 1958

Lista: Yisrael Beiteinu ('Nuestra Casa es Israel')
Orientación: derecha, extrema derecha laica
Profesión: empresario
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder de Yisrael Beiteinu (desde 1999); ministro de Exteriores (2009-2012 y desde 2013); viceprimer ministro (2006-2008, 2009-2012); ministro de Infraestructuras (2001-2002); ministro de Transportes (2003-2004); ministro de Asuntos Estratégicos (2006-2008); miembro de la Knesset (1999-2003 y desde 2006).
Perfil y programa
Con un largo historial de propuestas y comentarios tildados habitualmente de extremistas y racistas, y de líos con la justicia, Avigdor Lieberman es uno de los políticos más controvertidos y con más detractores de Israel, donde suscribe el sionismo revisionista, es decir, secular y contrario a la tradición laborista de los padres de la independencia, en su versión más nacionalista y derechista. En 2009 el partido que fundó una década atrás tras dar portazo al Likud, Yisrael Beiteinu (Nuestra Casa es Israel), con 15 escaños, fue la bisagra que permitió a Binyamin Netanyahu formar gobierno en lugar de la fuerza más votada, el oficialista Kadima. Superando con mucho las ambiciones de servir meramente de plataforma para la inclusión social de unos ciudadanos que, como él, eran inmigrantes de la antigua URSS en una patria judía que demasiado a menudo les miraba con desdén, Lieberman fue ministro de Exteriores y viceprimer ministro hasta finales de 2012, cuando tuvo que dejar el Gabinete al ser procesado en un caso de fraude y abuso de confianza. En 2013 la lista conjunta Likud-YB ganó las elecciones, aunque con pérdida de escaños, y ese mismo año Lieberman, una vez exonerado y rehabilitado por los tribunales, retomó la cartera de Exteriores.

Las ideas de Lieberman, que como responsable diplomático no ha ejercido, precisamente, la clásica función de paloma a modo de contrapeso de las posturas duras o radicales en el seno del Gabinete, le hacen partícipe de varios bandos conceptuales sin encarnar genuinamente a ninguno. En tanto que laico, es hostil a la ultraortodoxia y las atribuciones rabínicas. Como sionista, sostiene el derecho de Israel a colonizar Judea y Samaria, pero al mismo tiempo, y este matiz es importante, asume los principios negociadores de la cesión de territorios y la creación de un Estado palestino contiguo al israelí. El ministro aboga por los dos estados, pero porque los entiende como dos entidades nacionales radicalmente separadas y condenadas a darse la espalda. El llamado Plan Lieberman propugna una permuta de territorios cisjordanos e israelíes con sus respectivas poblaciones palestinas y árabes. De ejecutarse, dicho plan supondría la casi desaparición de la minoría de ciudadanos árabes israelíes, con mayor crecimiento demográfico, que pasarían a ser ciudadanos del Estado palestino (los que se quedaran, tendrían que hacer un juramento de lealtad para conservar sus derechos), el cual a su vez renunciaría a partes sustanciales de Cisjordania, anexadas por Israel. Para Lieberman, este polémico proyecto es perfectamente lógico, pues "la unidad del pueblo" (es decir, el judío israelí) tiene prioridad sobre la "unidad de la tierra".

Por otro lado, Lieberman se expresa como un ministro de Defensa expeditivo cuando exige la respuesta militar más dura posible al terrorismo y la aniquilación sin contemplaciones de Hamás. Precisamente, el enfado por la "contención" de Netanyahu en su reacción a los ataques con misiles desde Gaza y al secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes motivó su ruptura de la alianza electoral con el Likud el 7 de julio de 2014; al día siguiente, el primer ministro ordenaba a las FDI el comienzo de la operación Borde Protector.
(Para una información más completa, véase la biografía de Avigdor Lieberman en el servicio Biografías Líderes Políticos del CIDOB)


medium© Britsh Embassy in Israael/Flickr
MOSHE KAHLON
Líder del Kulanu
Hadera, 1960

Lista: Kulanu ('Todos Nosotros')
Orientación: centro
Profesión: militar y empresario
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder del Kulanu (desde 2014); ministro de Comunicaciones (2009-2013); ministro de Bienestar Social (2011-2013); miembro de la Knesset (2003-2013).
Perfil y programa
En noviembre de 2014 Moshe Kahlon, hasta 2013 ministro de Comunicaciones y de Bienestar y Servicios Sociales en el Gobierno Netanyahu, dijo adiós al Likud y presentó Kulanu (Todos Nosotros), partido de corte centro-progresista dirigido a dar respuesta a las preocupaciones materiales de las clases medias. Aunque las propuestas para que en Israel haya avances en la equidad socioeconómica y disminuya el coste de la vida son prioritarias en su programa, Kahlon no ignora las cuestiones candentes de la seguridad. En concreto, se abona a la tesis de los dos estados y acepta las concesiones territoriales, pero sin mucha fe, pues cree que en el lado palestino "no hay socios para la paz" desde el momento en que aquel impugna el estatus unificado de Jerusalén. También dice estar a favor de que prosiga la construcción de colonias judías. Si en los temas sociales su enfoque es visto como ampliamente liberal, Kahlon se define a sí mismo como "orientado a la derecha" en el capítulo de la seguridad y como un "conservador responsable" que de hecho encarna al "verdadero Likud".

Su aparente proximidad al Yesh Atid de Yair Lapid hizo especular con una lista conjunta de los dos partidos, pero esto no se concretó. Kahlon ha rechazado asimismo una oferta de alianza electoral con el Likud. En el Kulanu han recalado antiguos laboristas y Akram Hasson, efímero sucesor de Shaul Mofaz en el liderazgo de un Kadima en descomposición: Hasson se fue con Kahlon el 29 de enero de 2015, tan solo dos días después de ser elegido líder del partido que gobernó Israel entre 2005 y 2009.


medium© Yaakov Litzman/Facebook
YAAKOV LITZMAN
Líder de Agudat Yisrael
Alemania, 1948

Lista: Judaísmo Unificado de la Torá (Yahadut HaTorah)
Orientación: ultraortodoxia
Profesión: rabino
mediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder de Agudat Yisrael (desde 1999); viceministro de Salud (2009-2013); miembro de la Knesset (desde 1999).
Perfil y programa
En 2013 Yaakov Litzman, dirigente del partido ultraortodoxo ashkenazí Agudat Yisrael (Unión de Israel), se vio descabalgado del segundo Gobierno Netanyahu, donde venía siendo viceministro de Salud, a instancias de los centristas laicos Yair Lapid y Tzipi Livni, quienes exigieron al Likud la exclusión de los religiosos fundamentalistas del Ejecutivo si quería pactar con ellos. Desde entonces, este rabino de la tradición hasidí nacido de supervivientes polacos del Holocausto en la Alemania de la posguerra ha peleado encarnizadamente contra la batería de medidas legislativas para reducir los privilegios y exenciones de que gozan las devotas comunidades haredim, es decir, judíos tradicionalistas que observan de manera estricta los preceptos de la Torá, el Talmud y el conjunto de la Halajá, y que suponen el 8% de los ocho millones de israelíes. Hasta que el principal promotor de estos cambios, el ministro de Finanzas Lapid, fue cesado por Netanyahu en diciembre de 2014, el Gabinete sacó adelante en la Knesset la ley de ampliación del servicio militar obligatorio en las FDI, que tocó de lleno a los seminaristas ultraortodoxos, hasta entonces exentos de la incorporación a filas, y puso en pie de guerra a los jóvenes afectados, más importantes recortes en las asignaciones económicas del Estado para el sostenimiento de las yeshivas y las familias haredim, y la reducción de la jurisdicción del rabinato sobre el matrimonio civil.

Más allá de la conservación del statu quo socio-religioso de los ciudadanos ultraortodoxos en materia de subvenciones públicas y eximentes jurídicos, y, en un sentido más amplio, de las relaciones religión-Estado, la plataforma política de Litzman tiene poco o nada más que añadir. Los haredim, dedicados principalmente al estudio y la oración, se declaran no sionistas y pacifistas, la mayoría no se muestran interesados en la expansión colonial de Israel (aunque ciertos grupos son colonizadores activos en los territorios ocupados), se desentienden de los debates sobre la seguridad nacional y por principio son contrarios al uso de las armas, todo lo cual les ha hecho blanco de acusaciones de egoísmo, sectarismo y autoexclusión desde la mayoría de población no ortodoxa que sí ha de cargar con onerosas obligaciones y servicios. Su visión del papel de la mujer en la sociedad, para la que prescriben la segregación de sexos, es profundamente reaccionaria. Al parecer, Litzman, muy poco locuaz en estos temas, es favorable al diálogo con los palestinos para llegar a un acuerdo de paz, siempre que deje fuera el estatus de Jerusalén.

Con Litzman de cabeza de lista, Agudat Yisrael acude a las elecciones de 2015 haciendo piña con su aliado habitual, Degel HaTorah (Bandera de la Torá), partido de haredim ashkenazíes también, pero ajenos al hasidismo y su piedad influenciada por el misticismo de la Cábala. El bloque de los religiosos integristas ashkenazíes, denominado Judaísmo Unificado de la Torá (Yahadut HaTorah), cuenta con siete diputados en la Knesset saliente. Cuando ha participado en el Gobierno, Yahadut HaTorah se ha conformado con puestos subministeriales, eludiendo así asumir responsabilidades en las decisiones del Gabinete.


medium© Arye Dery/Facebook
ARYEH DERI
Líder del Shas
Mequinez, Marruecos, 1959

Lista: Shas ('Guardianes de la Torá')
Orientación: ultraortodoxia
Profesión: talmudista
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder del Shas (1984-1999 y desde 2012/2013); ministro del Interior (1998-1992, 1993); miembro de la Knesset (1992-1999, 2013-2015).
Perfil y programa
El marroquí de nacimiento Aryeh Deri concurre a las elecciones israelíes de marzo de 2015 encabezando el partido ultraortodoxo (haredí) sefardí Shas en unas circunstancias personales sumamente embarazosas: la divulgación de unos videos en los que su reverenciado maestro y preceptor espiritual, el fallecido rabino Ovadia Yosef, una de las mayores autoridades talmúdicas de Israel, cuestiona sus cualidades morales para volver a liderar el Shas después de que en 2000 fuera condenado a tres años de prisión por aceptar sobornos en su etapa de ministro del Interior, sentencia que cumplió en parte y que le mantuvo apartado de la dirección partidaria hasta 2012. Las comprometedores grabaciones fueron lanzadas contra Deri por el círculo de su archirrival interno, Eli Yishai, el presidente de la agrupación en aquel largo ínterin y que justamente ahora, al terminar 2014, se salió del Shas para conducir su propio proyecto político. De hecho, Deri, quien sigue siendo una figura muy popular entre su gente, renunció a su acta de diputado y ofreció dejar también la presidencia del Shas, pero el Consejo de Sabios de la Torá no se lo permitió.

Aunque recibe votos de muchos electores ajenos a este colectivo social, Shas (acrónimo de Asociación Internacional de Sefardíes Observantes de la Torá) es el portavoz del judaísmo haredí de la tradición cultural sefardí-mizrahí, que engloba a los descendientes de los expulsados de la península ibérica en los siglos XV y XVI y a los emigrados de las comunidades judías que florecieron en todo Oriente Medio y el norte de África. Ha sido habitualmente un partido bisagra y acomodaticio en múltiples gobiernos de la derecha, el centro y la izquierda, y, al igual que el Judaísmo Unificado de la Torá, que representa a los haredim ashkenazíes (oriundos de Europa central y oriental), se preocupa más que nada por sus intereses comunitarios, persiguiendo la financiación generosa del Estado para su red de escuelas y medidas de discriminación positiva para los israelíes sefardíes, sean ortodoxos o seculares, los cuales siempre se han sentido menospreciados por las élites de origen europeo. Socialmente ultraconservador, su rigorismo le lleva a relegar a las mujeres y a demonizar la homosexualidad. Ahora bien, a diferencia de los ultraortodoxos del JUT, el Shas sí suscribe el sionismo, esgrime el Gran Jerusalén con epicentro en el Monte del Templo y se involucra en las cuestiones que atañen al Estado de Israel en un sentido general, no solo religioso.

Deri ha querido construir una imagen pragmática de sí mismo y dice aceptar tanto un acuerdo de paz interino con los palestinos como la solución de los dos estados, asunción hecha de la evacuación de algunos asentamientos de colonos y la devolución de territorios en la Cisjordania ocupada. También ha tenido palabras conciliadoras para los árabes. Ahora, el Shas, tras pasarse cuatro años en la oposición, se ofrece de nuevo como socio de Gobierno al Likud, a condición de que se relaje la reciente ley que obliga a los estudiantes ultraortodoxos a servir en las FDI y se restauren algunos de los subsidios quitados a las yeshivas.


medium© Zehava Galon/Facebook
ZEHAVA GALON
Líder del Meretz
Vilnius, Lituania, 1956

Lista: Meretz ('Vitalidad')
Orientación: izquierda
Profesión: activista de Derechos Humanos
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder del Meretz (desde 2012); miembro de la Knesset (1999-2009 y desde 2011).
Perfil y programa
El partido izquierdista Meretz (Vitalidad) participa en las elecciones generales de 2015 en Israel enarbolando sus banderas ideológicas y programáticas de siempre, pero más acentuadas en la personalidad de su presidenta y cabeza de lista, Zehava Galon, veterana activista de Derechos Humanos nacida en la Lituania soviética. Galon, que en 2008 figuró entre los escasísimos políticos judíos israelíes de una u otra tendencia, inclusive el propio Meretz, que disintió del consenso general sobre la seguridad nacional y se opuso a la guerra de Gaza (en 2014 volvió a rechazar la nueva gran ofensiva terrestre contra Hamás), se presenta como una mujer de principios firmes y discurso consistente que no se modula a los vientos mayoritarios de la opinión pública por conveniencia electoral.

Procedente de la tradición sionista laborista y militante en el secularismo, la socialdemocracia y el ambientalismo, el Meretz aúna en su programa la defensa de la plenitud de derechos y libertades civiles de las minorías étnicas y religiosas, las mujeres, los inmigrantes y los homosexuales, una agenda social preocupada por el igualitarismo y la mejora del estado del bienestar, la separación de Estado y religión, y un planteamiento muy posibilista y moderado del conflicto con los palestinos. Galon, por lo que suele ser vista en su campo como una radical de extrema izquierda, subraya la imperiosa necesidad de negociar la paz sobre las bases del reconocimiento del Estado palestino y las fronteras de 1967, lo que requeriría el desmantelamiento de las colonias judías, la desocupación íntegra de Cisjordania y la soberanía compartida de Jerusalén. De hecho, cree que la Iniciativa de Paz Árabe de 2002 es el marco idóneo para ponerse a negociar. Además, se opone tajantemente a que una Ley Básica proclame la nacionalidad judía del Estado de Israel (ha tildado este proyecto parlamentario de "crimen contra la democracia"). Galon viene demandando la dimisión del primer ministro Netanyahu porque sus políticas "condenan a Israel al aislamiento".


medium© Eli Yishai/Facebook
ELI YISHAI
Líder de Yachad-Ha'am Itanu
Jerusalén, 1962

Lista: Yachad-Ha'am Itanu ('Juntos-El Pueblo está con Nosotros') + Otzma Yehudit ('Fuerza Judía')
Orientación: ultraortodoxia, derecha
mediummediumWeb de la Knesset
Historial de cargos
Líder del Yachad (desde 2014); líder del Shas (1999-2012/2013); ministro de Trabajo y Bienestar Social (1996-2000); viceprimer ministro (2001-2002, 2002-2003, 2006-2013); ministro del Interior (2001-2012, 2002-2003, 2009-2013); ministro de Industria, Comercio y Trabajo (2006-2009); miembro de la Knesset (desde 1996).
Perfil y programa
El ex ministro Eliyahu (Eli) Yishai rompió en diciembre de 2014 con su partido de toda la vida, el Shas, manifestación política del judaísmo haredí mizrahí, para presentarse a las votaciones legislativas de marzo de 2015 al frente de una nueva oferta electoral en el fragmentado sistema político israelí, Yachad-Ha'am Itanu (Juntos-La nación está con nosotros). De esta manera, Yishai zanjaba su acerba disputa con Aryeh Deri por el mando del Shas, que se arrastraba desde antes de la desaparición en 2013 del líder espiritual del grupo, el rabino Ovadia Yosef. Yishai sucedió a Deri en la presidencia del partido en 1999 cuando este fue procesado por la justicia, en 2012 compartió problemáticamente el cargo con él y en 2013, por decisión de Yosef poco antes de morir, quedó apartado del mismo.

Aunque su matriz es ultraortodoxa, Yishai, a diferencia de Deri, pisa firme en el terreno de la derecha nacionalista intransigente y corteja al movimiento de colonos al propugnar represalias militares indiscriminadas para destruir el poder de Hamás en Gaza, rechazar la congelación de los asentamientos en Cisjordania y negar plausibilidad al diálogo con los palestinos porque cree que estos ponen obstáculos insuperables para la paz. Un posicionamiento que queda subrayado por la alianza electoral del Yachad con el pequeño partido ultraderechista y supremacista judío Otzma Yehudit (Fuerza Judía). Como ministro del Interior en los gabinetes de Sharon y Netanyahu, Yishai se hizo notar por su celo en el control de los flujos migratorios y por la realización de ciertos comentarios de matiz racista.

(Cobertura informativa hasta marzo de 2015. Material de elaboración propia del CIDOB)