Parks Tau

© UN Photo/Zach Krahmer

© UN Photo/Zach Krahmer

Actualización: 1 marzo 2018

Sudáfrica

Alcalde de Johannesburgo (2011-2016); presidente de CGLU (2016-)

  • Mpho Franklyn Parks Tau
  • Mandato: 26 mayo 2011 - 22 agosto 2016
  • Nacimiento: Soweto, Johannesburgo, provincia de Gauteng, 6 junio 1970
  • Partido político: Congreso Nacional Africano (ANC)
  • Profesión: Concejal
Descarga

Presentación

Johannesburgo, la mayor urbe de Sudáfrica, una metrópoli de 4,5 millones de habitantes que abarca tanto vibrantes nodos comerciales y financieros como vastos townships populares golpeados por la precariedad, tuvo como alcalde entre 2011 y 2016 a Parks Tau, dirigente regional del Congreso Nacional Africano (ANC) y anterior resistente contra el apartheid. Su gobierno de la Municipalidad Metropolitana estuvo pautado por la ejecución de la ambiciosa Estrategia de Crecimiento y Desarrollo 2040 (2040 GDS), con una agenda a largo plazo que persigue la "transformación espacial y socioeconómica" de la ciudad, conocida localmente también como Joburg y Jozi. Concejal muy activo en los foros internacionales que estudian los desafíos para el desarrollo inclusivo, el crecimiento sostenible y la habitabilidad de los grandes núcleos de población, en la actualidad preside la organización Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU).

(Texto actualizado hasta diciembre 2017)

Biografía

Parks Tau vino al mundo en Orlando West, una barriada pobre de Soweto, en 1970, época en la que Sudáfrica se deslizaba por una dramática espiral de disturbios y violencias que seis años después iba a culminar en la masacre de cientos de manifestantes negros en este superpoblado township de los suburbios de Johannesburgo. El muchacho y sus cuatro hermanos crecieron en el peligroso ambiente que generaban el hacinamiento, la precariedad material, la lucha de liberación nacional de su pueblo y la represión de las fuerzas policiales del Gobierno segregacionista blanco de Pretoria.

Él era uno de tantos cabecillas estudiantiles arrojados que, literalmente, se jugaban la vida cada vez que salían de las aulas para organizar protestas contra el régimen racista y el sistema del apartheid, activistas en la primera línea del frente abierto por el Congreso Nacional Africano (ANC) y su anterior escisión de la izquierda radical negra, el abiertamente revolucionario Congreso Panafricano (PAC). Tau sufrió varios arrestos siendo aún adolescente y en 1989 fue seleccionado para presidir el Soweto Youth Congress, organización resistente que operaba como la rama local del South African Youth Congress (SAYCO), a su vez vinculada a la Liga Juvenil del ANC (ANCYL).

Concejal del Congreso Nacional Africano en Johannesburgo
El joven Tau arrancó su carrera política en el ANC de Johannesburgo, llamada popularmente también Joburg, Jozi y JHB, a partir de la excarcelación de Nelson Mandela y el desmantelamiento legal del apartheid por el Gobierno reformista del presidente Frederik de Klerk en los primeros años noventa. En 1994, el año de las primeras elecciones multirraciales democráticas y la subsiguiente subida al poder del principal partido de la mayoría negra con Mandela de presidente, el ANC le confió a Tau su secretaría regional en una urbe abocada a un veloz crecimiento demográfico y que tras la incorporación jurisdiccional de Soweto y la creación de la nueva Municipalidad Metropolitana organizada en regiones iba a convertirse en la más poblada del país, superando a Durban y Ciudad del Cabo. También en 1994, Johannesbugo pasó a ser la capital de la nueva provincia de Gauteng, surgida de la extinta provincia de Transvaal.

En 1996 Tau fue nombrado miembro, al principio con el rango de vicepresidente y más tarde el de presidente, del Comité de Desarrollo Urbano del Consejo Local Metropolitano Sur, uno de los cuatro que entonces conformaban el Consejo Metropolitano del Gran Johannesburgo (GJMC), la entidad predecesora, vigente entre 1995 y 2000, de la actual Municipalidad Metropolitana de la Ciudad de Johannesburgo. En 2000, mientras el liderazgo del ANC y la Presidencia de la República recaían en Thabo Mbeki, Johannesburgo experimentó su segunda reforma municipal de la era post-apartheid y celebró las primeras elecciones directas al gobierno de la ciudad unificada, que fueron ampliamente ganadas por los candidatos del ANC; de estos comicios salió investido alcalde Amos Masondo, quien tomó el testigo a su conmilitón Isaac Mogase y reclutó a Tau para su Comité Municipal. Allí, Tau empezó conduciendo las áreas de Planificación del Desarrollo, Transporte y Medio Ambiente. En 2003 se hizo cargo de la concejalía de Finanzas y Desarrollo Económico, mientras que su partido le ascendió a vicepresidente regional en 2007.

El lustro en la Alcaldía: la ambiciosa estrategia de desarrollo urbano Joburg 2040
En 2011, con la confianza que le conferían sus 11 años de experiencia como concejal y el patrocinio político de Amos Masondo, el cual agotaba su segundo mandato improrrogable, Tau presentó su postulación a la Alcaldía Ejecutiva llevando un programa relativamente continuista de la labor de su mentor. Esta venía estando centrada en la extensión de la red de transporte público y en la dotación a los vecindarios populares de infraestructuras de servicios básicos. Se trataba de necesidad cruciales para una megalópolis en rápida expansión y cuya área de aglomeración se extendía mucho más allá del perímetro municipal propiamente dicho, formando prácticamente una vasta conurbación con Pretoria al norte y Vereeniging al sur, hasta abarcar una parte considerable de la provincia de Gauteng.

Sin embargo, Masondo dejaba en herencia también una complicada situación financiera, pues al erario municipal se le amontonaban facturas y deudas de cientos de millones de rands, pagos pendientes que tenían su origen tanto en la recesión económica sufrida por Sudáfrica en 2009, motivo de una fuerte caída de los ingresos fiscales, como en los sobrecostes de los Mundiales de Fútbol de 2010. Esta situación había concitado contra Masondo acusaciones, planteadas incluso desde su propio partido, de ser un gestor negligente.

En las elecciones municipales del 18 de mayo de 2011 Tau batió con rotundidad a su contrincante de la Alianza Democrática (DA), Mmusi Maimane (el cual iba a ascender años después a la jefatura nacional de este partido de centro liberal, el principal del arco opositor al ANC), y el 26 de mayo siguiente tomó posesión de la Alcaldía con un mandato quinquenal.

Tau, un edil llamativo por su presencia atildada, su expresividad suave y el toque intelectual que daba a sus alocuciones, se propuso solucionar la crisis de liquidez que acuciaba al consistorio de la ciudad no solo más populosa del país, sino también el motor económico y financiero de Sudáfrica. Joburg era la sede de decenas de grandes corporaciones y acogía el parqué bursátil nacional, el JSE Limited, con diferencia la bolsa de valores con mayor volumen de capitalización de África. También estaba aquí uno de los puertos secos de mercancías más grandes del mundo, la terminal de contenedores del área industrial de City Deep, conectada por carretera y ferrocarril con Durban y otros puertos marítimos de Sudáfrica. El núcleo urbano de Johannesburgo exhibía un moderno skyline de grandes edificios comerciales que contrastaba enormemente con las interminables áreas residenciales de suburbios periféricos como Soweto y Orange Farm, monótonamente tachonadas de humildes viviendas unifamiliares de una sola planta y muchos de cuyos moradores tenían que apañárselas con el desempleo o el subempleo.

A lo largo de su mandato, el alcalde, su equipo de gobierno y la administración provincial de Gauteng anunciaron reiteradamente la inminente resolución de la llamada billing crisis, la crisis de las facturas impagadas y los recibos no cobrados, donde confluían los problemas de caja y los fallos de carácter puramente técnico, principalmente el mal funcionamiento de los sistemas informáticos de pago a los proveedores de servicios contratados y de cobro de tasas e impuestos a los residentes empadronados, a la vez que daban cuenta de una serie de progresos en los esfuerzos por mejorar los servicios municipales, plagados de deficiencias en las regiones más alejadas del centro, de suministro de agua y electricidad. En enero de 2016 el Ayuntamiento comunicó que la crisis de los recibos podía darse por concluida y que las arcas municipales pasaban por un buen momento con la recaudación en el año fiscal de 2014/2015 de 42.000 millones de rands, cantidad que más que duplicaba la ingresada en el ejercicio anterior.

Tau articuló su visión de Johannesburgo como ciudad "habitable, sostenible y de oportunidades" a través de la Estrategia de Crecimiento y Desarrollo 2040. Valorado como un plan integral extremadamente ambicioso para reducir los todavía abismales desequilibrios urbanos en función de la raza y la renta, dotar al municipio de infraestructuras medioambientalmente sostenibles y facilitar, en particular a los jóvenes, oportunidades de empoderamiento económico y promoción social, la Joburg 2040 GDS contemplaba una ejecución por etapas y sectores, paso a paso y área a área. Este planteamiento a largo plazo se sustanciaba en varios subproyectos.

Así, entre otros, empezaron a operar: My Land, my Heritage, por el que las corporaciones municipales registrarían parcelas hasta entonces de titularidad pública a nombre de residentes con carencias habitacionales; Corridors of Freedom, programa concebido para facilitar el desplazamiento diario de los habitantes de los townships al trabajo, la escuela o las áreas comerciales sin depender de vehículos particulares generadores de emisiones carbónicas, ofreciéndoles a cambio líneas de autobuses propulsados con biocombustibles y vías ciclistas; Jozi@Work, original iniciativa que asociaba a las comunidades de vecinos, las cooperativas y las pequeñas empresas con el Ayuntamiento en la prestación de servicios municipales en sus propios barrios, creándose así muchos puestos de trabajo y medios de subsistencia; Vulindlel’eJozi , para impulsar la formación profesional y el acceso al mercado laboral de jóvenes de familias humildes; y, posiblemente el más notorio de todos por sus resultados a la vista, Smart City, un plan de digitalización, eficiencia y diversificación energéticas para expandir las comunicaciones de banda ancha, reducir los costes del consumo eléctrico y hacer un mayor uso de las energías renovables. Las prioridades Blue Economy y Green Economy ponían el marco conceptual a todas estas actuaciones.

Por otro lado, al alcalde del ANC se le ocurrió toda una innovación en Sudáfrica: el nombramiento, en 2014, del primer ombudsman municipal. El defensor del ciudadano de Johannesburgo tenía la capacidad no solo de recoger demandas y quejas en relación con abusos y faltas de la administración pública local, sino también de incoar investigaciones independientes de los hechos denunciados, pesquisas que podían dar pie a diligencias policiales y judiciales si se descubrían indicios constitutivos de delito. Ayudado por una hotline telefónica antifraude, este funcionario podía verificar asimismo la correcta legalidad de los contratos suscritos por el consistorio. Igualmente en 2014, Tau anunció el arresto de 22 personas presuntamente involucradas en un centenar de casos de fraude y corrupción, traducidos en perjuicios económicos para el Ayuntamiento por valor de 200 millones de rands.

Con la mirada puesta en las elecciones municipales de 2016, Tau presentó un balance de sus cinco años de gestión en la Alcaldía, Building our city, Building our future, donde pasaba revista a todos los logros realizados, reconocía la existencia aún de unos elevados niveles del desempleo, inequidad y pobreza en la ciudad, y recordaba que su Joburg 2040 GDS era una estrategia a largo plazo, que requería varias administraciones para su completa implementación.

Retratado habitualmente desde la DA, el primer partido de la oposición, como un tecnócrata enfrascado en grandiosos proyectos difícilmente practicables y que no atajaban los problemas urgentes de sus paisanos, el alcalde, en entrevistas, defendió la necesidad de abordar los déficits estructurales de Johannesburgo con planificación, inteligencia y visión global, y recordó que él, por encima de todo, seguía considerándose un "activista" comprometido con mejorar la vida de su gente y "contribuir a la sociedad". Por otro lado, no pasó desapercibido el alejamiento de Tau de la vorágine de escándalos y trifulcas que estremeció al ANC a lo largo de la presidencia de Jacob Zuma, elegido para el cargo en 2009.

De cara a los comicios del 3 de agosto de 2016, el ANC confirmó la candidatura reeleccionista de Tau, quien desde octubre de 2011 era también el presidente regional de la agrupación. Algunos militantes del oficialismo sugirieron la alternativa de Geoffrey Makhubo, el concejal de Finanzas, pero esta opción fue desestimada. Tau halló como rival principal a Herman Mashaba, el candidato de la DA, un empresario multimillonario muy identificado con los principios del libre mercado.

Al cabo de una áspera campaña electoral, el ANC de Johannesburgo perdió la mayoría absoluta de que venía gozando desde 2000: de los 270 puestos del Consejo Municipal, Tau y los suyos solo ganaron 121 con el 44,1% de los votos. Este resultado fue descrito por la prensa sudafricana como una derrota histórica del congresismo en una de sus plazas más emblemáticas. El 22 de agosto, en la sesión inaugural del nuevo Consejo Municipal, Mashaba desbancó a Tau de la Alcaldía Ejecutiva por 144 votos contra 125. El aliancista fue investido con el respaldo de los concejales de la tercera fuerza más votada, los Economic Freedom Fighters (EFF), el partido marxista de Julius Malema. De todas maneras, Tau siguió en el Ayuntamiento como miembro del Consejo, liderando la bancada de la nueva oposición.

Proyección internacional
En sus años como alcalde, Tau, personalidad animadora de redes nacionales como la South African Cities Network (SACN) y la South African Local Governments Association (SALGA, que pasó a presidir en octubre de 2016), buscó con ahínco tender lazos internacionales y hacer de la urbe que gobernaba un actor prominente en los foros multilaterales de discusión e intercambio de experiencias sobre retos urbanísticos y políticas locales para el cumplimiento de objetivos globales de desarrollo, sostenibilidad y lucha contra el cambio climático. Jugó un rol destacado en la red mundial de megaciudades C40 Cities Climate Leadership Group, cuya Cumbre de Alcaldes del año 2014 capitaneó en Johannesburgo. Ese mismo año fue nombrado copresidente de la Asociación Mundial de las Grandes Metrópolis (Metrópolis). Además, estaba entre los participantes del Programa Hábitat de las Naciones Unidas y su Global Network on Safer Cities, paneles muy activos en la celebración de reuniones y conferencias de alto nivel.

El 15 de octubre de 2016 la organización Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), en su V Congreso Mundial de Líderes Locales y Regionales celebrado en Bogotá, eligió al concejal sudafricano como su presidente, sucediendo a Kadir Topbas, el alcalde de Estambul. En enero de 2017 Tau, que tenía por delante un mandato de tres años, visitó por primera vez el Secretariado Mundial de CGLU en Barcelona y de paso las oficinas contiguas de la Secretaría General de Metrópolis y de la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (IAEC). También, sostuvo un encuentro con la alcaldesa de Barcelona y copresidenta de CGLU, Ada Colau. Además de darse a conocer a las plantillas organizativas, Tau encaminó su estadía en la capital catalana a evaluar el plan de acción de CGLU para 2017 y la estrategia de implementación de sus Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y Nueva Agenda Urbana-Hábitat III.

Parks Tau está casado con Pilisiwe Twala-Tau y es padre de cuatro hijos.

(Cobertura informativa hasta 1/12/2017)

Más información

Portal de la Ciudad de Johannesburgo

Parks Tau en Twitter

Parks Tau en YouTube

Parks Tau en Linkedin

Balance de gestión municipal 'Building our city, Building our future: End of Term Report 2011–2016'

Congreso Nacional Africano (ANC)

Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU)