Quién es quién en el conflicto de Libia

Presentamos un cuadro de 16 dirigentes civiles y cabezas de facción involucrados en el conflicto político-militar de 2014-2015 en Libia, así como en el proceso político precedente. Al documento se anexa una tabla cronológica de los jefes de Estado y de Gobierno que se han sucedido en el país norteafricano desde 2011, cuando el derrocamiento del régimen de la Jamahiriya y la proclamación de la República Libia (desde 2013, Estado de Libia), hasta la actualidad. Aparte, puede consultarse la página sobre Libia del servicio de información del CIDOB Biografías de Líderes Políticos, que cubre el liderazgo político anterior al 2014.

(Editado por Roberto Ortiz de Zárate. Cobertura informativa hasta febrero 2015)

1. Dirigentes del Gobierno de Tobruk, internacionalmente reconocido, y aliados

blanco

Issa

AKILA SALEH ISSA
Presidente de la Cámara de Representantes (d. 5/8/2014)
Nacimiento: Al Qubbah, Cirenaica, 1944
Partido: independiente
El jurista independiente Akila Saleh Issa, elegido el 5 de agosto de 2014 presidente de la Cámara de Representantes (Majlis al-Nuwaab) salida de los comicios del 25 de junio, encarna la jefatura del Estado de Libia en su representación institucional basada en Tobruk, en la región oriental de Cirenaica, donde a falta de un edificio apropiado el Majlis celebra sus sesiones en un ferry griego fondeado en el puerto. La autoridad legislativa de Saleh Issa es reconocida por la comunidad internacional y en Libia por un conglomerado de sectores nacionalistas y laicos que en su vertiente armada componen los mandos del débil Ejército Nacional, la Operación Dignidad del general Jalifa Haftar y las Brigadas de Zintan, pero es ignorada por la potente coalición de fuerzas civiles y militares que desde agosto de 2014 y bajo el nombre operativo de Amanecer de Libia tiene el control de Trípoli.

En la capital del país reclama la legitimidad el Congreso General Nacional, asamblea preexistente, elegida democráticamente en 2012 y presidida por Nouri Abu Sahmain, que se negó a disolverse para dejar paso al que se supone será el órgano parlamentario consagrado en la futura Constitución de Libia, hoy por hoy sin fecha de promulgación. En septiembre de 2014 Saleh Issa habló en nombre de su país en la Asamblea General de la ONU, donde acusó a grupos rebeldes como los encuadrados en Amanecer de Libia, donde abundan los islamistas, de sabotear la transición democrática, pero dos meses después, en mitad de los combates entre tropas y milicias de los dos bandos enfrentados por la posesión de Bengasi, encajó la declaración de nulidad de los comicios de junio por el Tribunal Supremo de Trípoli, que en consecuencia tachó de ilegal el Parlamento rival de Tobruk.

Desde entonces, Saleh Issa ha menudeado los llamamientos internacionales a sostener, proporcionando armas, los esfuerzos del Gobierno de Tobruk para extender su autoridad al resto del país, fundamentalmente en Tripolitania, y luchar contra el terrorismo jihadista. El dirigente rechaza una intervención militar de Occidente y se aferra a la alianza de seguridad con Egipto, que en febrero de 2015 ha comenzado a bombardear el bastión del Estado Islámico en Derna.

blanco

Thani

ABDULLAH AL-THANI
Primer ministro (d. 11/3/2014)
Nacimiento: 1954
Partido: independiente
La peripecia gubernamental de Abdullah al-Thani, primer ministro de Libia instalado en Tobruk con los reconocimientos de Occidente, la Liga Árabe y la ONU, ejemplifica la confusión y el caos político y legal que reinan en el país, virtualmente sumergido de nuevo en la guerra civil, a los cuatro años de la caída del régimen de la Jamahiriya.

Antiguo profesor en la Academia Militar Universitaria de Bengasi, durante la dictadura del coronel Gaddafi Thani tuvo serios encontronazos con la policía secreta y llegó a pisar la cárcel. En agosto de 2013 el Parlamento de la transición, el Congreso General Nacional (CGN), le nombró ministro de Defensa con la misión de acabar con las violencias de las milicias no desmovilizadas desde la Revolución de 2011, las cuales socavaban la edificación del nuevo Estado. El 11 de marzo de 2014 relevó al destituido Ali Zidan en el puesto de primer ministro y sus primeros esfuerzos para imponer la autoridad del Gobierno y restaurar la ley y el orden cosecharon un éxito aislado: la reapertura, negociada con los rebeldes cirenaicos que las controlaban, de las vitales terminales petroleras de Sidra y Ras Lanuf.

A los cinco días de recibir el encargo de formar el Gabinete, el 13 de abril, Thani dimitió intempestivamente, alegando que él y su familia habían sido objeto de un atentado. El 4 de mayo el CGN designó a un sustituto, Ahmad Matiq, pero el 9 de junio el Tribunal Supremo declaró inconstitucional este nombramiento, luego Thani, que cuestionaba la elección de Matiq por los congresistas, seguía siendo el primer ministro legítimo. El cisma institucional se planteó en agosto al rehusar el CGN ser reemplazado por la Cámara de Representantes votada en las elecciones del 25 de junio. La constitución en Trípoli de una Administración rival dominada por los islamistas y los combates en Bengasi obligaron a Thani y sus ministros a mudarse a la oriental Tobruk, una plaza considerada segura, protegida por el Ejército. Llegado septiembre, la Cámara de Representantes, presidida por Akila Saleh Issa, confirmó a Thani como primer ministro y le mandó formar un nuevo Gabinete, adversario del alineado por el islamista Omar al-Hassi en la capital.

En noviembre de 2014 Thani fue objeto de un triple atentado terrorista, del que salió ileso, cuando se reunía con el jefe de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL), Bernardino León, en la localidad de Shahat. En enero de 2015 los delegados del primer ministro tomaron parte en las conversaciones de paz auspiciadas por la ONU en Ginebra, al tiempo que el Ejército declaraba un alto el fuego.

blanco

Hafter

JALIFA HAFTAR
Comandante de la 'Operación Dignidad de Libia'
Nacimiento: Ajdabiya, Cirenaica, 1943
Partido: militar
Militar patriota decidido a impedir que el extremismo islamista y el terrorismo se adueñen de Libia, o aventurero que atiza la violencia y se comporta como un señor de la guerra. La figura controvertida del general Jalifa Haftar, el actor más conocido y poderoso de la contienda entre facciones armadas que ha fracturado el Estado magrebí a solo tres años de la Revolución de 2011, ya tenía fama nacional desde mucho tiempo atrás.

Haftar, instruido en academias de Egipto y la URSS, fue uno de los oficiales veinteañeros que derrocaron la Monarquía en 1969 y formaron la junta militar revolucionaria bajo el liderazgo de Gaddafi. Con el grado de coronel, comandó las tropas libias en la guerra de Chad antes de caer prisionero en 1987. Posteriormente se instaló en Estados Unidos en calidad de refugiado y repudiado por el dictador, quien le condenó a muerte por"crímenes" contra la Jamahiriya. En el país de acogida obtuvo la nacionalidad, recibió adiestramiento de la CIA y encabezó el aparato militar de la organización opositora Frente Nacional para la Salvación de Libia. En 2011 regresó para ponerse al servicio de los revolucionarios anti gaddafistas y mandar a las fuerzas rebeldes en las batallas de Ajdabiya (su ciudad natal) y Brega, ocupando el tercer lugar en la cadena de mando a las órdenes del general Abdul Fatah Younis. Al tomar el poder el Consejo Nacional de Transición, el uniformado entró en un eclipse temporal.

En febrero de 2014 Haftar reapareció para ordenar la disolución del Parlamento transitorio, el Congreso General Nacional (CGN), por extralimitarse en sus funciones. El Gobierno del primer ministro Ali Zidan desautorizó este anuncio y el CGN expulsó a su autor de las filas del Ejército. El general renegado, desplegando una retórica nacionalista que recabó la adhesión del grueso de las Fuerzas Armadas y de cierto número de diputados y políticos secularistas, siguió con sus planes para anular al CGN por la fuerza, erradicar las milicias subversivas captadas por el jihadismo y aplastar el creciente predominio político de los Hermanos Musulmanes y los sectores religiosos, aun al precio de arrastrar al país a una conflagración bélica. El 16 de mayo Haftar desencadenó la Operación Dignidad de Libia (Karama), una campaña militar a gran escala para"liberar" Bengasi de las milicias islamistas, al tiempo que las brigadas aliadas de Zintan, aparentemente en un intento de golpe de Estado, bombardeaban al CGN en Trípoli.

Desde finales de 2014 Haftar asegura servir y proteger a las autoridades estatales cobijadas en Tobruk con reconocimiento internacional, la Cámara de Representantes y el Gobierno de Abdullah al-Thani. Ambas instituciones, adversarias de las que operan en Trípoli, no sin reticencias, ya han respaldado de manera oficial la Operación Dignidad y barajan nombrar a su paladín comandante en jefe del Ejército Nacional. Al comenzar 2015, sin embargo, la cruzada antiislamista del general Haftar, a quien se compara con el presidente egipcio Sisi, no ha conseguido derrotar a las fuerzas del Consejo de la Shura de los Revolucionarios de Bengasi ni, a través de los brigadistas de Zintan, arrebatar Trípoli a la coalición miliciana Amanecer de Libia. Tampoco ha evitado que el Estado Islámico ponga un sólido pie en Libia (Para una información más completa, véase la biografía de Jalifa Haftar en el servicio Biografías Líderes Políticos del CIDOB).

blanco

Jibril

MAHMOUD JIBRIL
Primer ministro interino (23/3/2011 a 23/10/2011)
Nacimiento: Bengasi, Cirenaica, 1952
Partido: Alianza de Fuerzas Nacionales
Junto con Mustafa Abdul Jalil, el economista y politólogo Mahmoud Jibril, como aquel un alto cargo del régimen de la Jamahiriya revuelto contra la brutalidad represiva de Gaddafi, sobresalió en el liderazgo político de Libia durante y después de la insurrección popular de 2011. Dentro del Consejo Nacional de Transición (CNT), Jibril puso el rostro más instruido, familiarizado con Occidente y liberal de la triunfante Revolución, si bien él, por motivos proselitistas, eludió esa última etiqueta en favor de una plataforma"islámica moderada" amistosa con la Sharía, vindicación que no casaba bien con su imagen plenamente secularizada, la misma que por ejemplo le permitió codearse con la élite de los países ricos en el Foro de Davos.

Sus dotes técnicas y diplomáticas resultaron muy provechosas para el pronto reconocimiento internacional del CNT y la puesta en marcha de un protogobierno interino que Jibril orquestó como primer ministro y ministro de Exteriores. En octubre de 2011, una vez sofocados los últimos focos de resistencia gaddafistas, el dirigente cumplió su promesa de dimitir como presidente del Consejo Ejecutivo del CNT y se concentró en la organización de una opción política de amplia base civil e inequívocamente democrática, la Alianza de Fuerzas Nacionales (AFN), con la que fue capaz de batir a los Hermanos Musulmanes en las elecciones de julio de 2012 al Congreso General Nacional (CGN).

Luego, la AFN, minada por las divergencias internas, no supo rentabilizar su condición de primera fuerza parlamentaria apoyada en el 48% de los votos. La pérdida de influencia de Jibril en el nuevo curso político, que él analizaba con preocupación por la incapacidad de las autoridades para meter en cintura a las turbulentas milicias posrevolucionarias, avanzar en la reconciliación nacional y forjar un consenso patriótico, se hizo palmaria a raíz de su fracaso en septiembre de 2012 frente a Mustafa Abu Shagur -quien luego fue descartado por el CGN- en la tentativa de regresar a la jefatura del Gobierno. Otro importante revés vino en 2013 con la promulgación de la Ley de Aislamiento Político, que, al igual que a Jalil, el anterior número uno del CNT, y a Muhammad al-Megarif, el primer presidente del CGN -elegido en 2012 con el voto en contra de la AFN-, le vetaba para cualquier cargo institucional por su condición de antiguo funcionario de la Jamahiriya.

Desde 2014, Jibril respalda la Operación Dignidad del general Haftar y acata al Gobierno establecido en Tobruk en lugar de a las autoridades de Trípoli. En diciembre, remando en la dirección de un acuerdo entre facciones que pusiera fin a la dicotomía institucional y a los enfrentamientos armados, el ex primer ministro, ya más como notable tribal, de los Warfalla, que como cabeza de un partido político, sostuvo en Argel un encuentro confidencial con Ali al-Sallabi, líder espiritual de la coalición Amanecer de Libia, favorecida por los partidos islamistas y enemiga del bando de Tobruk.

2. Dirigentes del Gobierno de Trípoli, en rebeldía, y aliados

blanco

Sahmain

NOURI ABU SAHMAIN
Presidente del Congreso General Nacional (d. 25/6/2013; en rebeldía d. 4/8/2014)
Nacimiento: Zuwarah, Tripolitania
Partido: independiente
El 25 de junio de 2013 Nouri Abu Sahmain, diputado independiente por Zuwarah, ciudad de la costa tripolitana próxima a Argelia de la que es oriundo, fue elegido presidente del Congreso General Nacional (CGN) surgido de las votaciones democráticas de 2012, convirtiéndose en el nuevo jefe del Estado de Libia para el período interino, en sucesión de Muhammad al-Megarif, y el primero de etnia amazigh (bereber) en un país predominantemente árabe. Carente de cualquier nexo con el régimen de Gaddafi, quien persiguiera con saña la cultura amazigh, Abu Sahmain enfatizó su independencia política, negó tener lazos con los Hermanos Musulmanes -a pesar de contar con el respaldo expreso de su partido, segundo en escaños, Justicia y Desarrollo- y proclamó su deseo de servir a los intereses de la nación, promoviendo el diálogo político, guiando los trabajos preconstituyentes y colaborando en los esfuerzos del Gobierno de Ali Zidan para acabar con la anarquía de las milicias armadas.

En 2014, sus maniobras para extender el mandato del CGN y su paternidad de una nueva organización miliciana, la Sala de Operaciones de los Revolucionarios Libios (SORL), concebida en principio para dar seguridad a Trípoli pero rápidamente desmandada, llegando a perpetrar el fugaz secuestro del primer ministro Zidan, sirvieron de pretexto al general del Ejército Jalifa Haftar y a las Brigadas de Zintan para hacer una declaración de guerra al CGN y a las fuerzas islamistas de Bengasi. Respondiendo al llamado de su presidente, en defensa del atacado Parlamento de Trípoli acudieron las milicias revolucionarias de Misrata (llamadas colectivamente Escudo Central Libio y cercanas a los Hermanos Musulmanes), que no tardaron en coordinarse con la SORL y otros grupos islamistas de la región occidental del país para lanzar, el 13 de julio, una contraofensiva militar denominada Operación Amanecer de Libia (Fajr).

El mandato del CGN expiró el 4 de agosto al inaugurarse en Tobruk de la Cámara de Representantes elegida en las urnas a finales de junio y con amplia mayoría de diputados independientes de orientaciones liberal y laica, pero Abu Sahmain y los congresistas se negaron a transmitir el poder legislativo y siguieron sesionando en Trípoli. Además, retiraron el reconocimiento al Gobierno de Abdullah al-Thani y nombraron un Gobierno paralelo de"salvación nacional" dirigido por Omar al-Hassi. La rebeldía institucional del"nuevo" CGN, reconocido de puertas a fuera únicamente por Turquía y Qatar, agravó la crisis nacional, pues al conflicto armado con multitud de contendientes se le sumó la bicefalia estatal. En noviembre, el Tribunal Supremo dictaminó que el CGN, y no la Cámara de Tobruk, era el Parlamento legal del país.

En enero de 2015 Abu Sahmain acordó en Estambul con el representante especial de la ONU, Bernardino León, la incorporación de su bando político a unas conversaciones de reconciliación y unidad nacional, pero a condición de que tuvieran lugar en Libia, no en Ginebra, y de que la ONU reconociera la legitimidad exclusiva del CGN.

blanco

Hassi

OMAR AL-HASSI
Primer ministro (d. 6/9/2014; en rebeldía)
Partido: islamista
El nombramiento el 25 de agosto de 2014 por el rebelde Congreso General Nacional de Omar al-Hassi como primer ministro de un"Gobierno de Salvación Nacional" en Trípoli y contrapuesto al Gabinete de Abdullah al-Thani en Tobruk fue la guinda que acabó por polarizar la caótica crisis de Libia, en adelante con dos parlamentos y dos gobiernos que se niegan mutuamente la legitimidad y se enfrentan manu militari. Al empezar 2015, el gobernante pone la voz más intransigente en el lado de Trípoli de cara a un diálogo conciliatorio con el bando contrario.

El nombre de Hassi, un oscuro profesor de Ciencia Política procedente de las filas del Grupo de Combate Islámico Libio, organización armada alzada hace 20 años contra la dictadura de Gaddafi, vinculada a Al Qaeda y actualmente involucrada en la segunda guerra civil libia, emergió a los medios internacionales en abril y mayo de 2014, en vísperas del estallido de combates de envergadura en Trípoli y Bengasi, como el frustrado candidato de los Hermanos Musulmanes al puesto de primer ministro en sustitución del dimitido Thani, al que finalmente sucedió, aunque de manera fugaz, el empresario Ahmad Matiq.

Fortalecido por la declaración del 6 de noviembre por el Tribunal Supremo de que las únicas instituciones políticas legales del país eran el Parlamento y el Gobierno de Trípoli a pesar de carecer del reconocimiento internacional, Hassi arremetió contra el"belicismo" del general antiislamista, leal a Tobruk, Jalifa Haftar, principal responsable de la"catastrófica" situación en Bengasi, y se presentó como alternativa para encauzar el diálogo entre las partes en conflicto, si bien declaró"persona non grata" al representante especial de la ONU, Bernardino León, por su postura de"ignorarles".

Tras las fuertes reticencias de la ONU a aceptar como interlocutores a las autoridades de Trípoli y a Hassi en particular estaba la inquietud que producía la interpenetración de las diversas facciones, en parte islamistas, coaligadas bajo las banderas de Amanecer de Libia, el brazo armado del bando político que controlaba la capital, y el Consejo de la Shura de los Revolucionarios de Bengasi; miembro de este último era Ansar Al Sharia, grupo abiertamente terrorista y con el que Hassi mantenía tratos confesos. A finales de noviembre, el primer ministro anunció una nueva fase de"guerra" y"confrontación" con las"tiránicas" autoridades de Tobruk.

El atentado del 27 de enero de 2015 contra el hotel capitalino que sirve de sede al Gobierno de Salvación, con el resultado de una docena de muertos, pese a su reivindicación por el Estado Islámico, ha sido atribuido por Hassi nada menos que al general Haftar. En lugar de salir al paso de la amenaza letal que para la desvertebrada Libia supone la, más que infiltración, implantación de la fanática organización jihadista, el primer ministro de Trípoli prefiere dirigir su dedo acusador a una conchabanza enemiga de la que formarían parte Haftar, Tobruk, antiguos gaddafistas y los servicios de inteligencia de El Cairo. En febrero, Hassi afirmó que las decapitaciones de 21 coptos egipcios en Sirte no habían sido cometidas por el EI, sino por"seguidores de Gaddafi"; en cuanto a los bombardeos aéreos de represalia efectuados por Egipto contra el baluarte del EI en Derna, estos debían verse como una"agresión hostil y terrorista".

blanco

Hadia

MUHAMMAD HADIA
Portavoz de la 'Operación Amanecer de Libia'
Partido: islamista
Muhammad Hadia es el portavoz y relaciones públicas de Amanecer de Libia (Fajr), la coalición de milicias que el 13 de julio de 2014 emprendió una ofensiva militar para proteger a Trípoli, sede del Congreso General Nacional -el Parlamento del período de transición que poco después se negó a disolverse en favor de la nueva Cámara de Representantes, a su vez instalada en Tobruk, y nombró un Gobierno paralelo autoproclamado legítimo-, de los ataques de las Brigadas de la ciudad de Zintan.

La alianza de fuerzas armadas que Hadia representa reúne fundamentalmente a las Brigadas de Misrata, las cuales se hacen llamar Escudo Central Libio, y a la Sala de Operaciones de los Revolucionarios Libios (SORL). Su máximo jefe militar es el antiguo piloto de cazas Salah Badi, su mentor religioso el clérigo Ali al-Sallabi y sus principales valedores políticos los Hermanos Musulmanes, el partido más influyente en el CGN, y el presidente de la Cámara, Nouri Abu Sahmain. Tiene como adversarios, además de los brigadistas de Zintan, a las tropas del general Jalifa Haftar y al Ejército Nacional, cuyos mandos permanecen leales a las autoridades de Tobruk.

Entre esta ciudad y Trípoli se sitúa el frente de Bengasi, la capital de Cirenaica, donde libran combates la Operación Dignidad de Haftar y sus enemigos locales, el Consejo de la Shura de los Revolucionarios, a su vez coordinado con Amanecer de Libia. La Shura de Bengasi, creada en junio de 2014, es otra amalgama de batallones y brigadas rebeldes, en este caso de la Libia del este, más abiertamente islamistas y entre los que figura Ansar Al Sharia, organización jihadista considerada terrorista por Estados Unidos y la ONU. Para el Parlamento de Tobruk, tanto los miembros de Amanecer de Libia, donde empuñan las armas no pocos integristas, como los de la Shura de Bengasi son"terroristas" sin más distinciones. Amanecer de Libia rechaza las ìmputaciones de sectarismo islamista y se presenta como el verdadero guardián de la Revolución de 2011.

En agosto de 2014 Hadia denunció que las aviaciones de Emiratos Árabes Unidos y Egipto eran las autoras del furtivo bombardeo aéreo contra posiciones de Amanecer de Libia en el área del aeropuerto internacional de Trípoli, disputado a los de Zintan y caído en manos de los combatientes de Misrata días después. Por otro lado, el portavoz urgió al CGN a adoptar las reformas necesarias para"defender la soberanía del Estado libio" y neutralizar la"contrarrevolución" que suponía la Dignidad de Libia del general Haftar. A pesar de compartir bando, tanto Hadia como el comandante Badi han deslizado críticas a los Hermanos Musulmanes y al Gobierno de Salvación Nacional del islamista Omar al-Hassi. Asimismo, insisten en que su agenda no es religiosa -imponer la ley islámica-, sino democrática y nacional, y que deploran el extremismo y el terrorismo de Ansar Al Sharia. El 16 de enero de 2015 Amanecer de Libia anunció un alto el fuego unilateral para favorecer las conversaciones de Ginebra, pese a no participar en ellas. En febrero, milicianos de Misrata partieron hacia Sirte para enfrentarse a los militantes del Estado Islámico adueñados en la ciudad.

blanco

Sowan

MUHAMMAD SOWAN
Presidente del Partido Justicia y Desarrollo
Nacimiento: Misrata, Tripolitania
Partido: Justicia y Desarrollo (islamista)
Como líder desde su creación en marzo de 2012 de Justicia y Desarrollo (Al Adala Wal Bina), expresión partidista de la rama libia de los Hermanos Musulmanes, Muhammad Sowan viene siendo un actor político de primer orden, no exento de ambigüedad, en el calamitoso devenir de Libia. Este nativo de Misrata, en la costa tripolitana, estuvo encarcelado en tiempos de la Jamahiriya hasta 2006 y posteriormente se ganó la vida como gerente de un hotel. Aunque los Hermanos, alentados por el éxito de sus compañeros de Egipto, presumían de ser la fuerza política mejor organizada y con mayor raigambre social en el período de transición abierto tras el triunfo de la Revolución que liquidó el régimen de Gaddafi en 2011, reunieron poco más del 10% de los votos y resultaron segundos en las elecciones de julio de 2012 al Congreso General Nacional (CGN): con tan solo 17 diputados sobre 200, fueron ampliamente superados por la Alianza de Fuerzas Nacionales del ex primer ministro liberal Mahmoud Jibril.

Sin embargo, tras constituirse el CGN, Sowan y la Hermandad, en lo que demostraron no poca habilidad política, se las arreglaron para captar a buen número de legisladores independientes, hasta decantar votaciones importantes en su favor y disponer de una mayoría parlamentaria operativa. Ya en agosto de 2012 salió elegido para presidir el CGN el candidato de su preferencia, Muhammad al-Megarif, y poco después frustraron la elección del laico Mahmoud Jibril como primer ministro. En junio de 2013 su candidato de hecho, Nouri Abu Sahmain, a la sazón un bereber, fue investido nuevo presidente del Parlamento y por ende jefe del Estado. En marzo de 2014, mediante una moción de censura, se deshicieron del primer ministro Ali Zidan. Y en agosto siguiente estuvieron detrás de la trascendental decisión del CGN de no disolverse al desconocer la legitimidad de la nueva asamblea que debía sucederle y que ciertamente llegó a constituirse, aunque en Tobruk, la Cámara de Representantes, elegida en las urnas en junio sin el concurso de partidos y con patente fracaso de las candidaturas islamistas. Además, se les atribuye, por intereses particulares, la controvertida Ley de Aislamiento Político, que inhabilita a todo ex funcionario de la Jamahiriya y que por tanto excluye de los cargos políticos a los líderes del período 2011-2013.

Desde 2013, Justicia y Desarrollo es la fuerza política predominante en Trípoli y la parte occidental de Libia, donde sostiene al Gobierno de Salvación Nacional de Omar al-Hassi y sirve de aglutinante de la coalición de fuerzas militares, parcialmente islamista, Amanecer de Libia. Hasta qué punto Sowan y su organización están complicados con el maremágnum de milicias y brigadas extremistas (y, como en el caso del salafista Ansar Al Sharia, responsable de atentados terroristas) que imponen su ley en Tripolitania y Bengasi es objeto de debate diplomático y académico en Occidente.

blanco

Ghariani

SADIQ AL-GHARIANI
Gran Muftí de Libia
Nacimiento: Trípoli, 1942
Sadiq al-Ghariani, Gran Muftí de Libia, aporta un liderazgo espiritual al conjunto de fuerzas políticas y armadas que desde Trípoli disputa la representatividad del Estado libio a las instituciones exiliadas en Tobruk. Este experto en Sharía y jurisprudencia islámica formado en las universidades de Al Azhar y Exeter, así como vinculado a los Hermanos Musulmanes, adquirió notoriedad cuando la Revolución de 2011, en la que fue un temprano denunciante de la brutal represión del alzamiento popular por el"infiel" Gaddafi, cuyo derrocamiento por la"jihad" reclamó a golpe de fatwas televisadas desde Bengasi. En febrero de 2012, tras el triunfo de la Revolución, Ghariani fue promovido por el Consejo Nacional de Transición a la condición de máxima autoridad religiosa de la nueva Libia.

Como tal, Ghariani ha dejado patente su profundo conservadurismo y su rechazo a las corrientes liberales con una serie de edictos religiosos centrados en la segregación de los géneros y la supeditación de la mujer en la sociedad. En marzo de 2013 emitió una sonada fatwa contraria al informe de las Naciones Unidas sobre la eliminación y prevención de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. A su juicio, el documento, que reclamaba a los gobiernos que no eludieran sus obligaciones por consideraciones religiosas, era"injusto y destructivo", pues advocaba la"inmoralidad y la indecencia, además de la rebelión contra la religión y una objeción clara de las leyes contenidas en el Corán y la Sunna".

Al producirse en 2014 la fractura política e institucional de Libia y la sumersión del país en una virtual guerra civil de facciones enfrentadas, el Gran Muftí tomó un enérgico partido por las autoridades rebeldes de Trípoli, bendijo la campaña militar Amanecer de Libia e instó a los fieles a luchar por todos los medios contra las fuerzas del general antiislamista Jalifa Haftar y el Gobierno adversario de Tobruk. Las simpatías fundamentalistas de Ghariani quedaron de manifiesto con una serie de declaraciones elogiosas de la organización salafista y terrorista Ansar Al Sharia. Estas y otras prédicas radicales fueron hechas por Ghariani desde el Reino Unido, donde se hallaba con un visado de turista, lo que empujó al Gobierno británico a abrirle una investigación por"incitación a la violencia y la insurgencia islamistas".

3. Otros actores en conflicto

blanco

foto_blp_memoria_small

MUHAMMAD ABDULLAH (ABU AL-BARAA AL-AZDI)
'Emir' de Derna
Partido: Estado Islámico
Un desconocido predicador yemení -otras fuertes apuntan la nacionalidad saudí- que emplea los alias de Muhammad Abdullah y Abu al-Baraa al-Azdi fue nombrado en noviembre de 2014 por el autoproclamado califa del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi,"emir" de la ciudad de Derna. Esta urbe de la costa de Cirenaica, entre Tobruk y Bengasi, con una larga tradición piadosa y conocida como foco de radicalismo religioso, luego propicia para los experimentos teocráticos, ya llevaba varias semanas siendo la cabeza de puente del EI en la convulsa Libia. Las partidas de jihadistas fogueados en las guerras de Siria e Irak, nacionales libios en su mayoría, no tuvieron excesivas dificultades para establecer aquí un baluarte de poder al amparo de la anarquía miliciana, la inseguridad militar y la ausencia de autoridades estatales.

El emir Abdullah, aunque todavía sin la pleitesía expresa de todas las facciones islamistas locales, administra con plenos poderes políticos, religiosos y judiciales la primera"provincia" del Califato, Barqah (es decir, Cirenaica, o Libia Oriental), en el norte de África. Al despuntar 2015, mientras él impone en Derna una rígida teocracia basada en el cumplimiento estricto de la Sharía, sus hombres han comenzado, con la cruenta espectacularidad que ha hecho tristemente célebre al producto más poderoso, fanático y salvaje del extremismo islamista, una campaña terrorista y guerrillera para extender las banderas negras del EI por Libia, tanto en el este como en el oeste.

Estos ataques, que sitúan en el mismo punto de mira al bando político-militar de Tobruk (nacionalista, secular y reconocido internacionalmente) y al de Trípoli (dominado por los islamistas y sostenido por los Hermanos Musulmanes), y que agravan la violenta desestructuración de Libia, comenzaron el 27 de enero con el atentado múltiple contra el hotel Corinthia de Trípoli, perpetrado en venganza por la muerte en cautividad en Estados Unidos del dirigente libio de Al Qaeda Abu Anas al-Libi y que dejó una decena de víctimas. La campaña terrorista se ha recrudecido en febrero: el día 5 los militantes atacaron el campo petrolífero de Al Mabruk, en el desierto del interior, causando más muertos; el 14 entraron en Nawfaliyah; el 15 divulgaron un video con la decapitación de 21 trabajadores egipcios coptos secuestrados en la cercana Sirte, atrocidad que provocó el bombardeo de Derna por cazas egipcios en la jornada siguiente; el 20 asaltaron Al Qubbah, 40 km al oeste de Derna, matando a más de 40 personas; y ese mismo día el EI culminó la ocupación de Sirte, con lo que extendió su presencia a la Libia occidental.

Mientras resisten los embates de las fuerzas terrestres y aéreas del Ejército Nacional de Libia (pro Tobruk) y de Egipto, y hacen frente a la movilización también de los revolucionarios de Misrata, integrantes de la coalición Amanecer de Libia (pro Trípoli), el emir de Derna y la rama libia del EI siguen sin conseguir el acatamiento de Ansar Al Sharia, la organización jihadista mas poderosa del este antes de llegar ellos, ni de ningún otro miembro del Consejo de la Shura de los Revolucionarios de Bengasi.

4. Otros responsables políticos (2011-2014)

blanco

Jalil

MUSTAFA ABDUL JALIL
Presidente del Consejo Nacional de Transición (5/3/2011 a 9/8/2012)
Nacimiento: Al Bayda, Cirenaica, 1952
Partido: independiente
En febrero de 2011 el magistrado Mustafa Abdul Jalil, siendo ministro de Justicia, protagonizó la primera defección sonada del régimen de la Jamahiriya cuando estallaron las revueltas populares contra la dictadura de Gaddafi. A continuación, se erigió en líder del Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano revolucionario instalado primero en rebeldía en Bengasi y a partir de septiembre, gracias a la decisiva intervención militar de la OTAN, en la conquistada Trípoli. El derrumbe del régimen y el final de la guerra civil situaron en la jefatura provisional de la flamante República Libia a Jalil, un nacionalista conservador partidario de un"Islam moderado", donde pudieran coexistir con armonía Sharía y democracia, que gozaba de indudable popularidad y que además tenía el patrocinio de Occidente.

Aunque condujo un proceso político harto complicado que en menos de un año posibilitó la celebración de elecciones libres, primer y esperanzador paso hacia el moderno Estado de derecho que Libia nunca había sido, Jalil, además de hilvanar un discurso contradictorio en varios aspectos, careció de la resolución necesaria para atajar los persistentes focos de inseguridad, atizados por una pléyade de milicias armadas y bandas rivales que se negaban a desmovilizarse o a integrarse en el Ejército nacional. La indisciplina miliciana y la lentitud de la reactivación económica en un país destrozado por los combates y donde todo estaba por hacer fueron la génesis de la deriva violenta y disgregadora que hoy malogra Libia. Jalil abandonó el poder en agosto de 2012 con la disolución del CNT y la asunción legislativa del Congreso General Nacional. Desde entonces, el antiguo jefe del Estado, al que le alcanza la polémica Ley de Aislamiento Político aprobada en 2013, no ha jugado ningún papel público reseñable (Para una información más completa, véase la biografía de Mustafa Abdul Jalil en el servicio Biografías Líderes Políticos del CIDOB).

blanco

Megarif

MUHAMMAD YUSUF AL-MEGARIF
Presidente del Congreso General Nacional (10/8/2012 a 28/5/2013)
Nacimiento: Bengasi, Cirenaica, 1940
Partido: Frente Nacional
Con la disolución en agosto de 2012 del Consejo Nacional de Transición, el órgano que asumió el poder al triunfar la Revolución contra el régimen del coronel Gaddafi, la dirección de la nueva Libia pasó al Congreso General Nacional encabezado por Muhammad al-Megarif, al que puede considerarse el primer jefe del Estado, aunque sin la condición de un presidente de república, con legitimidad estrictamente democrática en la historia del país. A Megarif le precedía la reputación de haber sido durante tres peligrosas décadas de lucha y exilio el secretario general del Frente Nacional para la Salvación de Libia, el más tenaz grupo de resistencia a la dictadura, enemigo mortal de Gaddafi, y ahora transformado en el Partido del Frente Nacional, el tercero más votado en los comicios de julio. Su líder dotó al PFN de un programa progresista, pragmático, preocupado por las cuestiones económicas y laico, aunque bien relacionado con los islamistas moderados, cuyos votos permitieron a Megarif ganar la investidura parlamentaria.

Trabajando con los gobiernos de Abdul Rahim al-Kib y Ali Zidan, Megarif intentó mantener encarrilada la transición política y avanzar en el proceso constituyente para dotar a Libia de unas sólidas instituciones democráticas, pero tropezó en el crucial frente de la seguridad, cada vez más perturbado por las milicias forajidas y el incipiente terrorismo salafista, autor del mortal asalto al Consulado de Estados Unidos en Bengasi que costó la vida el embajador Christopher Stevens. Cuatro meses después, en enero de 2013, el propio mandatario salió ileso de un intento de magnicidio cuando inspeccionaba las operaciones de lucha contra el contrabando en Sabha. En mayo de 2013 Megarif hubo de dimitir al afectarle la nueva Ley de Aislamiento Político, que prohibía a todo antiguo funcionario de la Jamahiriya participar en la vida política: en su caso, él había sido auditor público y embajador antes de desertar en 1980 (Para una información más completa, véase la biografía de Muhammad al-Megarif en el servicio Biografías Líderes Políticos del CIDOB).

blanco

Tarhouni

ALI TARHOUNI
PM interino en funciones (23/10/2011 a 24/11/2011); pres. de la Asamblea Constituyente (d. 2014)
Nacimiento: Marj, Cirenaica, 1951
Partido: Partido Nacional de Centro
Ali Tarhouni, economista y durante muchos años profesor de negocios en Estados Unidos, país al que emigró para salvarse de la persecución de Gaddafi, fue el responsable del área de Finanzas y Petróleo del Consejo Nacional de Transición (CNT), en cuyo seno formó una especie de tándem liberal laico con Mahmoud Jibril. Además de sus responsabilidades económicas, centradas en los esfuerzos para reactivar la producción de hidrocarburos paralizada por la guerra civil, Tarhouni hizo funciones de portavoz del CNT y estuvo al frente del Consejo de Seguridad Supremo, responsable de la seguridad en Trípoli. En octubre de 2011, en tanto que vicepresidente del Consejo Ejecutivo del CNT, reemplazó al dimitido Jibril como primer ministro interino, cometido provisional que concluyó en noviembre al tomar posesión un titular del puesto, Abdul Rahim al-Kib. En 2012 puso en marcha el Partido Nacional de Centro, formación próxima a la Alianza de Fuerzas Nacionales de Jibril y que, con el 4% de los votos, solo cosechó un par de escaños en las elecciones al Congreso General Nacional.

En abril de 2014 Tarhouni regresó al primer plano como presidente de la Asamblea Constituyente elegida en febrero anterior y que transcurrido un año desde entonces, con el Estado libio desbaratado por las luchas políticas y militares, sigue sin elaborar una Carta Magna.

blanco

Kib

ABDUL RAHIM AL-KIB
Primer ministro interino (24/11/2011 a 14/11/2012)
Nacimiento: Sabratha, Tripolitania, 1950
Partido: independiente
Una vez clausurada la etapa del Consejo Ejecutivo, el Gobierno de facto del Consejo Nacional de Transición (CNT), el puesto oficial de primer ministro de Libia, aunque todavía con mandato interino, fue inaugurado por el veterano opositor anti gaddafista Abdul Rahim al-Kib. En el año que este profesor de ingeniería eléctrica con distinguida carrera académica y empresarial en Estados Unidos gobernó el país, de noviembre de 2011 a noviembre de 2012, a caballo entre las jefaturas del Estado de Mustafa Abdul Jalil y Muhammad al-Megarif, el proceso de transición política en la inestable Libia salida de la destrucción de la Jamahiriya en 2011 experimentó un avance sustancial, pero la lucha contra la desafío de los grupos armados irregulares que campaban por sus respetos y peleaban entre sí no discurrió por igual derrotero. En septiembre de 2012 Kib encajó el atentado salafista contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi y dos meses después, con el retraso que supuso la frustrada formación del Gobierno del tecnócrata Mustafa Abu Shagur, entregó el testigo a Ali Zidan.

blanco

Zidan

ALI ZIDAN
Primer ministro (14/11/2012 a 11/3/2014)
Nacimiento: Waddan, Fezzan, 1950
Partido: Partido Nacional para el Desarrollo y el Bienestar
La interinidad en la jefatura del Gobierno de Libia llegó a su fin en noviembre de 2012 con la asunción de Ali Zidan, primer ministro investido por el Congreso General Nacional (CGN) como recambio de la postulación fallida de Mustafa Abu Shagur. Diplomático desertado de la Jamahiriya en 1980, cofundador del Frente Nacional para la Salvación de Libia (FNSL) y por mucho tiempo abogado de Derechos Humanos exiliado en Ginebra, Zidan llegó al cargo de primer ministro tras intentar convertirse en el presidente del CGN, donde tenía un solitario diputado -él mismo- su Partido Nacional para el Desarrollo y el Bienestar, con el soporte del grupo centrista liberal de Mahmoud Jibril. Sin embargo, el alto puesto parlamentario se lo llevó Muhammad al-Megarif, quien fuera compañero de resistencia contra la tiranía de Gaddafi en las filas del FNSL.

Bajo la gestión gubernamental de Zidan, quien en el momento de su elección fijó como grandes prioridades la construcción de un Ejército y una Policía nacionales y el desarme de las milicias que imponían su ley a tiro limpio, el panorama de la seguridad en Libia sufrió un imparable deterioro que el atribulado primer ministro, apoyado en el partido de Jibril pero hostigado por los Hermanos Musulmanes, sufrió en sus carnes en octubre de 2013, cuando milicianos de la Sala de Operaciones de los Revolucionarios Libios (SORL) le mantuvieron secuestrado durante unas horas tras sacarlo a punta de pistola del hotel de Trípoli donde pernoctaba. Al poco de este inquietante incidente, valorado por Zidan como un intento de golpe de Estado, las mortales refriegas entre bandas rivales obligaron al Ejecutivo a declarar el estado de emergencia en la capital. Luego, los Hermanos Musulmanes, en una maniobra claramente desestabilizadora, retiraron a sus ministros del Gabinete de coalición.

La debilidad política de Zidan llegó a un clímax en marzo de 2014, una vez celebradas las elecciones a la Asamblea Constituyente, de resultas de la frustrada interceptación por las autoridades libias de un barco norcoreano con petróleo hurtado al Estado en el puerto de Sidra, donde mandaba una facción rebelde. El suceso desembocó en una crisis de Gobierno que los influyentes sectores islamistas se apresuraron a zanjar con una moción de censura parlamentaria contra el gobernante. Una vez destituido, Zidan, temiendo por su vida, tomó un avión que lo dejó a buen recaudo en un punto no revelado de Europa. Dos meses después, Zidan reapareció para vocear su apoyo a la operación militar Dignidad, lanzada por el general antiislamista Jalifa Haftar contra el CGN de Trípoli y los revolucionarios de la Shura de Bengasi.

blanco

Matiq

AHMAD MATIQ
Primer ministro (4/5/2014 a 9/6/2014; declarado inconstitucional)
Nacimiento: Misrata, Tripolitania, 1972
Partido: independiente
El convulso proceso político de Libia, antes de degenerar en la duplicidad de instituciones enfrentadas que hoy cuestiona la misma viabilidad estatal del país magrebí, ya fue rico en broncas políticas, pasos en falso y mandatos frustrados. Uno de ellos fue el de Ahmad Matiq, empresario de Misrata descrito como islamista moderado, aunque políticamente independiente, que el 4 de mayo de 2014 fue elegido en tercera votación primer ministro de país por el Congreso General Nacional, dejando en la estacada a otro postulante de línea conservadora, Omar al-Hassi. La primera votación, celebrada el 29 de abril, había sido inconclusa; a renglón seguido, los congresistas se disponían a intentarlo por segunda vez cuando el hemiciclo fue asaltado por pistoleros que abrieron fuego con sus armas automáticas y sembraron el pánico entre los representantes populares. El violento incidente, que no causó heridos, obligó a posponer la sesión al 4 de mayo.

Matiq obtuvo el visto bueno del Parlamento a su lista de ministros y el Gabinete llegó a jurar y a tomar posesión el 26 de mayo, cuando estaba fresco el ataque militar del día 18 contra el edificio por parte de los milicianos de Zintan, aliados del general Haftar. Sin embargo, varios congresistas y el propio primer ministro saliente, el dimitido Abdullah al-Thani, rechazaron la titularidad del empresario con el argumento de que su elección parlamentaria había estado trufada de irregularidades. El Tribunal Supremo tomó cartas en el asunto y el 9 de junio falló que, en efecto, la votación del 4 de mayo no había sido válida. El afectado dimitió al punto y Thani recobró las riendas del Ejecutivo a las que había renunciado el 13 de abril, tan solo cinco días después de haber sido confirmado en el cargo que ocupaba en funciones desde el 11 de marzo.

5. Cronología de los gobernantes de Libia (2011-2015)

JEFES DE ESTADO

* Presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT)
-Mustafa Abdul Jalil: 5 mar 2011 - 9 ago 2012

* Presidentes del Congreso General Nacional (CGN)
-Muhammad Ali Salim: 9 ago 2012 - 10 ago 2012 (en funciones)
-Muhammad al-Megarif: 10 ago 2012 - 28 may 2013
-Giuma Attaiga: 28 may 2013 - 25 jun 2013 (en funciones)
-Nouri Abu Sahmain: 25 jun 2013 - 4 ago 2014 (continúa en rebelión y con base en Trípoli)

* Presidentes de la Cámara de Representantes
-Abu Bakr Baira: 4 ago 2014 - 5 ago 2014 (en funciones)
-Akila Saleh Issa: desde 5 ago 2014 (con reconocimiento internacional y basado en Tobruk)

JEFES DE GOBIERNO

* Presidentes del Consejo Ejecutivo del CNT (primeros ministros interinos)
-Mahmoud Jibril: 23 mar 2011 - 23 oct 2011 (en funciones)
-Ali Tarhouni: 23 oct 2011 - 24 nov 2011 (en funciones)

* Primeros ministros
-Abdul Rahim al-Kib: 24 nov 2011 - 14 nov 2012 (interino)
-Ali Zidan: 14 nov 2012 - 11 mar 2014
-Abdullah al-Thani: desde 11 mar 2014 (con reconocimiento internacional y basado en Tobruk)
-Ahmad Matiq: 4 may 2014 - 9 jun 2014 (elección declarada inconstitucional)
-Omar al-Hassi: desde 6 sep 2014 (en rebelión y con base en Trípoli)

6. Otros documentos sobre el conflicto de Libia en la Biblioteca digital de CIDOB