Argelia-España: unas relaciones de geometría variable

Fecha de publicación:
07/2007
Autor:
Louisa Dris-Aït-Hamadouche y Chérif Dris
Descarga

"Son varios los historiadores que acentúan el peso que tiene la conciencia histórica en la definición de la imagen de los países vecinos. Para los españoles, los países del Sur polarizan lo esencial de las representaciones negativas y de los sentimientos de rechazo que beben en las fuentes de un pasado común de confrontaciones que se inicia en la caída de Granada (1492) y culmina en las guerras hispano-marroquíes" (Chikhi, 2002b). "En el momento de su llegada al poder, el socialista Felipe González manifestó claramente su voluntad de inaugurar una nueva política magrebí. La novedad consistía en romper con la política de equilibrio de sus predecesores y reequilibrar las relaciones con Argelia" (Chikhi, 2002a). Unos cuantos años después, el 8 de octubre de 2002, se firmó en Madrid un Tratado de amistad, buena vecindad y cooperación. Desde entonces, ambos países han intercambiado visitas de alto nivel, particularmente las visitas de Estado del presidente de la República a España en 2002 y 2005, y las del presidente del Gobierno español en Argelia, en 2003, 2004 y 2006. Y para este año se espera la visita a Argel de la pareja real.