¿Por qué tantos políticos hablan tan mal del inmigrante?

Compartir:

Expansión.com

[28.11.2010]

“Los resultados de las elecciones catalanas serán claves para ver si se utiliza la cuestión de los inmigrantes en próximas campañas” comenta Elena Sánchez Montijano, investigadora de CIDOB, después de que la inmigración haya entrado de lleno en la campaña de las elecciones autonómicas en Cataluña.

El discurso político en torno a la inmigración hace tiempo que en Europa se mueve entre la mano dura y el rechazo directo al extranjero. En España se emulan ya los mensajes antiinmigración en busca del voto. Pero no existen ejemplos claros en la historia democrática española que demuestren que este discurso ofrece réditos electorales a los grandes partidos. Aún.

“Aquí no cabemos todos”. “Las normas no las puede dictar el último que se ha empadronado”. “Papeles para todos y problemas para todos”. “En un país no cabe todo el mundo”. Son frases que se han oído en las últimas semanas en la campaña y la precampaña de las elecciones autonómicas catalanas del próximo domingo. Y es que la inmigración ha entrado de lleno, de la mano singularmente de PP y CiU, como uno de los temas que han polarizado los comicios.

Algunos de estos mensajes no eran nuevos. El Partido Popular ya trató en las elecciones generales de 2008 que la inmigración fuera uno de los grandes temas de campaña con su propuesta de exigir un contrato de integración a los extranjeros (medida retomada ahora por su candidata catalana, Alicia Sánchez Camacho). Anunciada por sorpresa y tan sólo un mes antes de la cita electoral del 9-M, la iniciativa del PP de exigir al inmigrante asumir las ‘costumbres españolas’ no cuajó y quizá sólo sirvió para que el PSOE reforzara su estrategia de derechizar la imagen de su rival.

(...)

>> Leer la noticia en la web de Expansión.com

Compartir: