Sauli Niinistö

Share:

Datos relevantes

Actualización: 7 de Junio de 2012
Crédito fotográfico: © Oficina del Presidente de la República de Finlandia
Sauli Väinämö Niinistö

Finlandia

Presidente de la República

Duración del mandato: 01 de Marzo de 2012 - En funciones

Nacimiento: Salo, región de Finlandia Propia , 24 de agosto de 1948

Partido político: KOK

Profesión: Abogado y magistrado

Crédito fotográfico: © Oficina del Presidente de la República de Finlandia

Resumen

Los finlandeses eligieron a dos vueltas el 22 de enero y el 5 de febrero de 2012 a su primer presidente conservador en más de medio siglo y el primero no socialdemócrata en tres décadas. Sauli Niinistö, que el 1 de marzo sucedió con un mandato de seis años a Tarja Halonen, su adversaria en la tentativa presidencial de 2006, pertenece al Partido de la Coalición Nacional (KOK), del que fue líder entre 1994 y 2001, y que desde 2011 encabeza también, de la mano del primer ministro Jyrki Katainen, el actual Gobierno de coalición arco iris. El historial de este veterano político incluye los cargos de viceprimer ministro y ministro de Finanzas en los gobiernos (1996-2003) del socialdemócrata Paavo Lipponen -uno de los candidatos derrotados en la primera vuelta-, con quien trabajó para el acceso del país nórdico a la eurozona. Luego, hasta 2011, fue vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones y presidente del Parlamento finés.

La elección de este conservador en cuestiones económicas pero con inquietudes sociales viene a reforzar las posiciones de la derecha europeísta, debilitada por el espectacular ascenso en las pasadas legislativas de la nueva derecha nacionalpopulista de los Verdaderos Finlandeses, cuyo líder, Timo Soini, ha sido vapuleado en las presidenciales quedando en cuarto lugar. La capacidad del eurófilo Niinistö para contrarrestar el crecimiento del sentimiento euroescéptico en su país se ve sin embargo limitada por el hecho de que sus atribuciones ejecutivas en la política exterior, única área, junto con la jefatura del las Fuerzas Armadas, que elude el rol meramente ceremonial, no incluye el ámbito de la UE, que es competencia exclusiva del Gobierno. Tras las reticencias de la mayoría del Parlamento de Helsinki a aprobar los planes de la UE para el salvamento de los socios sureños acorralados por la deuda, el nuevo jefe del Estado ha apelado a preservar la reputación de Finlandia como miembro de la UE "por responsabilidad y solidaridad".

Biografía

1. Trayectoria en las políticas partidista y gubernamental
2. Un presidente conservador y europeísta para Finlandia


1. Trayectoria en las políticas partidista y gubernamental

Licenciado en Derecho por la Universidad de Turku en 1974, carrera que completó tras licenciarse del servicio militar con el grado de capitán en la reserva, su primer empleo fue uno de jefe de policía rural en Kisko, municipio próximo a su población natal, Salo, en el extremo sur del país y al oeste de Helsinki. En 1976 obtuvo un puesto de secretario y asistente de juez en la Corte de Apelaciones de Turku, plaza que desde 1978 compatibilizó con la profesión jurídica por cuenta propia en Salo, como titular de un bufete de abogados. También con una incipiente carrera política que arrancó en 1977 al ser elegido concejal del ayuntamiento local.

Su compromiso militante fue con el Partido de la Coalición Nacional (Kokoomus, o KOK), fuerza conservadora que entonces atravesaba un largo período en la oposición parlamentaria al Ejecutivo del país. Niinistö ingresó en el Consejo del KOK en 1979, coincidiendo con el relevo de Harri Holkeri por Ilkka Suominen como líder del partido, aunque su presencia en este órgano sólo duró dos años.

Su verdadero salto a la política nacional se demoró hasta marzo de 1987, cuando salió elegido miembro del Eduskunta o Parlamento en los comicios que llevaron al KOK a la jefatura del Gobierno, en la persona de Holkeri y en coalición con los socialdemócratas, por primera vez desde 1946. En 1989 añadió el mandato de presidente del Consejo Municipal de Salo, donde se mantuvo hasta 1992. Previamente, en marzo de 1991, revalidó su escaño nacional en las elecciones generales que alumbraron un nuevo Gobierno cuatripartito de centro-derecha pero ya no encabezado por los conservadores, sino por los centristas del Kesk, liderado por Esko Aho.

En 1994 Niinistö disputó y conquistó la jefatura del KOK dejada vacante por Pertti Salolainen, viceprimer ministro con Aho. En marzo del año siguiente los conservadores cosecharon unos resultados electorales bastante decepcionantes, pues siguieron en la tercera posición, por detrás del Kesk y el SDP, y con retroceso de votos. Sin embargo, la aritmética parlamentaria y el tradicional posibilismo negociador de los partidos fineses permitieron al KOK continuar en el Gobierno con nuevos socios de la izquierda. En estos años, la verdadera antinomia –y tampoco insuperable- se establecía entre los centristas y los socialdemócratas, lo que convertía a los de Niinistö en un socorrido partido bisagra para unos y otros.

El 13 de abril de 1995 el líder del SDP, Paavo Lipponen, constituyó un Gobierno de amplia coalición con cinco partidos. En su seno, el KOK obtuvo cinco carteras y Niinistö quedó perfilado como el número dos del mismo en tanto que viceprimer ministro y ministro de Justicia. El 2 de febrero de 1996 intercambió esta cartera por la de Finanzas que portaba Kari Häkämies, un colega del partido. Por otra parte, en 1998 resultó elegido presidente de la Unión Demócrata Europea (UDE). El político finés fue el artífice de la fusión de esta agrupación paneuropea integrado por diversas formaciones democristianas y liberal-conservadoras con el Partido Popular Europeo (PPE), mudanza que tuvo lugar en octubre de 2002.

Niinistö repitió como ministro de Finanzas en el segundo Gobierno arco iris presidido por Lipponen. Su prólogo fueron las elecciones generales del 21 de marzo de 1999, las cuales depararon al KOK una ganancia de votos, aunque insuficiente para recuperar el segundo puesto perdido en 1991. La legislatura fue clausurada por los comicios del 16 de marzo de 2003, en los que los conservadores volvieron a flaquear, aunque para entonces Niinistö ya no los lideraba, pues en agosto de 2001 había transferido el mando partidista al ministro del Interior, Ville Itälä. Llegado ese momento, Itälä le recogió el testigo también como viceprimer ministro.

En sus siete años como ministro de Finanzas, Niinistö se distinguió como un adalid de la austeridad fiscal y la contención del déficit, meta autoimpuesta, en vísperas de un grave bache económico, para sanear un erario público excesivamente dependiente del endeudamiento y con el fin de cumplir los criterios de convergencia fijados por la UE para el acceso por los estados miembros que lo desearan a la tercera etapa de la Unión Económica y Monetaria el 1 de enero de 1999. Finlandia cumplió los requisitos del euro (déficit público, deuda pública, tasa de inflación y tipos de interés) a carta cabal y en 2002 dijo adiós a su moneda nacional, el marco, pero luego Niinistö fue insistentemente acusado de haber hecho, a fuerza de recortes, un daño irreparable al avanzado Estado del bienestar del país nórdico.

Tras las elecciones de 2003 el Kesk se entendió con el SDP y el 17 de abril, con la asunción del Gobierno –a la postre efímero- de la centrista Anneli Jäätteenmäki, el KOK quedó apeado del Ejecutivo. Niinistö, nombrado ahora presidente honorífico del PPE, ya había decidido abrir un paréntesis personal en la política activa, así que no se presentó de nuevo a diputado. Su nuevo trabajo pasó a ser el de vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Para estrenar este despacho en Luxemburgo, Niinistö se valió de la influencia adquirida en todos los años que, como ministro de Finanzas de su país, se había sentado en la Junta de Gobernadores del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) y en el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El apartamiento de Niinistö de la actividad política no duró mucho. En marzo de 2005 el responsable bancario europeo anunció su intención de candidatear en nombre de su partido a la Presidencia de la República, institución que desde 2000 ocupaba la socialdemócrata Tarja Halonen, clara favorita para obtener un nuevo y último mandato de seis años. La votación directa tuvo lugar el 15 de enero de 2006 y Niinistö, segundo con el 24,1%, forzó a Halonen a disputar con él una segunda vuelta el 29 de enero. A pesar de recibir el respaldo de cuatro de los seis aspirantes eliminados, el más importante de los cuales era nada menos que el entonces primer ministro y líder del Kesk, Matti Vanhanen, el postulante conservador, con el 48,2% de los votos, sucumbió finalmente ante Halonen, reelegida con el 51,8%.

La derrota en las presidenciales de 2006 no fue una apuesta estéril, pues animó a Niinistö a retomar la vida parlamentaria y además sentó las bases para la futura colaboración entre el Kesk y el KOK, desde 2004 liderado por Jyrki Katainen.

Así, Niinistö, una vez separado del BEI, estuvo de vuelta en el Eduskunta tras las elecciones del 18 de marzo de 2007, que otorgaron al KOK los segundos mejores resultados, el 22,3% de los votos y 50 escaños, desde su fundación en 1918, sólo superados por el registro de 1987. Los conservadores pisaron los talones a los centristas y desplazaron del segundo puesto a los socialdemócratas, que perdieron en favor de aquellos la capacidad de articular un nuevo gabinete de mayoría liderado por la lista más votada. Así, el 19 de abril tomó posesión el segundo Gobierno Vanhanen, integrado por el Kesk, el KOK, el Partido Popular Sueco (RKP/SFP) y la Liga Verde (VIHR). Katainen debutó como viceprimer ministro y ministro de Finanzas, la antigua posición ocupada por su predecesor en el liderazgo del partido. Niinistö, elegido diputado con más de 60.000 votos, número que pulverizó el anterior récord de apoyos cosechado en una circunscripción en toda la historia del parlamentarismo finés, aceptó ser el nuevo presidente de la Cámara legislativa, cargo en el que fue investido el 24 de abril.


2. Un presidente conservador y europeísta para Finlandia

Niinistö completó su mandato parlamentario de cuatro años el 27 de abril de 2011. Diez días atrás el KOK había hecho historia al convertirse en el primer partido del país, aunque con unos resultados, el 20,4% de los sufragios y 44 escaños, que no figuraban entre los mejores sacados en las últimas décadas. El 22 de junio Katainen formó un Gobierno de coalición del tipo arco iris con el SDP, el RKP/SFP, la VIHR, la Alianza de Izquierda (VAS) y los Cristianos Demócratas (KD). El Ejecutivo entrante marginaba a los ganadores morales de las elecciones, los Verdaderos Finlandeses, el partido nacionalpopulista contrario a la participación de Finlandia en los rescates financieros de los países socios del euro acorralados por la deuda. La formación que lideraba el carismático Timo Soini había protagonizado un ascenso espectacular desde la octava a la tercera posición, quedando a tan sólo 1.500 votos de los socialdemócratas y a 39.000 de los conservadores, que de hecho perdieron 17.700 papeletas con respecto a 2007.

Niinistö no asumió ninguna función en la nueva legislatura porque se reservaba para la elección presidencial que tocaba celebrar el año siguiente. Perfilado desde el principio como el gran favorito, en la votación nacional del 22 de enero de 2012 el conservador se enfrentó a siete contrincantes: Pekka Haavisto por la VIHR; Paavo Väyrynen por el Kesk; Timo Soini por los Verdaderos Finlandeses; el ex primer ministro Lipponen por el SDP; Paavo Arhinmäki por la VAS; Eva Biaudet por el RKP/SFP; y Sari Essayah por los KD. Niinistö se puso en cabeza en la primera vuelta con el 36,9% de los votos y pasó a disputar la segunda con Haavisto. El 5 de febrero se llevó la Presidencia con un acopio de votos muy abultado, el 62,6%.

El 1 de marzo de 2012 Niinistö prestó juramento del puesto con un mandato de seis años, convirtiéndose en el primer presidente de su partido desde 1956, en tiempos de Juho Kusti Paasikivi, y en el primero no socialdemócrata desde 1982. Esta había sido la cuarta elección presidencial directa, exclusivamente por sufragio electoral, desde 1994 (con anterioridad a esa fecha, había funcionado un sistema electoral mixto en el que tenía la última palabra un colegio electoral de tamaño asambleario). Circunstancia apenas imaginable un año atrás, el KOK pintaba con su color, el azul, las jefaturas del Gobierno y el Estado.

De acuerdo con la reciente reforma constitucional, la institución que asumía Niinistö, aun siguiendo supeditada al Gobierno y el Parlamento en un sentido general, se reservaba la voz cantante en la política exterior salvo las cuestiones concernientes a la UE, competencia exclusiva del Gobierno. En este sentido, el flamante mandatario, en alusión a las recientes reluctancias de Helsinki a dar su visto bueno al segundo plan de rescate financiero de Grecia, se comprometió a preservar la reputación de Finlandia como Estado miembro de la UE "por responsabilidad y solidaridad", y de paso reivindicó una parcela de influencia en la política doméstica porque el presidente podía actuar "como un agente de la economía y la integridad".

Los medios de comunicación se han hecho de eco de la vida privada del presidente de Finlandia, retratado como un hombre frío y reservado, que ha registrado varios episodios agitados, dos de ellos de carácter trágico y traumático. Su esposa durante 21 años y madre de sus dos hijos varones, Marja-Leena Niinistö, falleció en un accidente de circulación en 1995. Años después, siendo miembro destacado del Gobierno Lipponen, al viudo se le vinculó sentimentalmente con Tanja Karpela, una diputada opositora del Kesk muy conocida por su pasada trayectoria como modelo de lencería y antigua Miss Finlandia (en 1991 representó a su país en el certamen de Miss Universo). En 2003, luego de salir él del Ejecutivo y de entrar ella en el mismo como ministra de Cultura, Niinistö y Karpela anunciaron su compromiso formal, pero en el verano de 2004 el idilio tuvo un abrupto final.

Ese mismo año, en diciembre, el entonces vicepresidente del BEI volvió a ser noticia por figurar entre los miles de turistas que se salvaron del tsunami provocado por el maremoto del océano Índico. El desastre natural le sorprendió vacacionando junto con su hijo Matias en la playa de Khao Lak, en Tailandia, uno de los puntos costeros más devastados por la catástrofe fuera de Indonesia. De acuerdo con su relato de los hechos, ellos evitaron ser arrastrados por la ola gigante trepando a lo alto de un poste telefónico, al que se mantuvieron aferrados durante horas, hasta que pasó el peligro. No tuvieron tanta suerte unas 4.000 personas, entre paisanos y extranjeros, perecidas en la inundación sólo en Khao Lak . En 2009 el político contrajo segundas nupcias con Jenni Haukio, una periodista al servicio del KOK a la que sacaba 29 años. Fue el mismo año en que le hicieron presidente de la Federación Finlandesa de Fútbol, especialidad deportiva que ha practicado con entusiasmo toda su vida, al igual que el patinaje sobre hielo. Por otro lado, preside la fundación Tukikummi, puesta en marcha en 2007 con la misión de combatir la exclusión social entre los jóvenes.

(Cobertura informativa hasta 1/5/2012)

More information